pixel facebook
Sábado 18 de Enero de 2020

29 ° C Clima

Logo Editorial


Modo sedentario


A pesar de que a simple vista aumenta el número de formoseños que realiza actividades físicas en espacios públicos como el Paseo Costanero y las plazas San Martín y Temática, entre otros, el grueso de nuestra sociedad todavía no escapa a un mal instalado hace años y que afecta a millones de seres humanos en la Argentina y el mundo: el sedentarismo.

Diversos estudios médicos sobre centros urbanos confirman la vigencia de los hábitos sedentarios en la población, que siguen registrándose a pesar del intenso despliegue de algunas personas en los gimnasios, en piletas de natación o en el propio paisaje urbano que muestra a jóvenes y adultos andando en bicicleta, trotando, andando en patines o simplemente caminando, en una tendencia que, sin embargo, no alcanza a revertir aquel fenómeno negativo.

Por supuesto que es alentador ver cómo crece el número de individuos dispuestos a mejorar su estado físico. Pero cualquier imagen pública en este sentido debe ser valorada en su justa medida, ya que a los formoseños, como al resto de los argentinos que habitan centros urbanos, no les gusta moverse. Está comprobado estadísticamente que a seis de cada diez argentinos no realiza ninguna actividad física.

Tanto la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como la Organización Mundial de la Salud (OMS) han corroborado asimismo que más del 50 por ciento de la población mundial vive en ciudades y, en consecuencia, reduce su actividad física, consume alimentos procesados con muchas calorías y menos frutas y verduras frescas.

El sedentarismo es un drama de estos tiempos. El hecho de que la mayor parte de la población del planeta sea sedentaria no constituye un dato menor, como tampoco que el problema se registre fundamentalmente en las ciudades, donde se radica la mayor parte de la población. Esto da como resultado un incremento de las llamadas patologías cardiovasculares, pues la falta de actividad física es considerada un factor de riesgo para enfermedades como la hipertensión, la diabetes, la obesidad y el resto de las afecciones cardiovasculares.

Hace ya tres décadas que comenzó a calificarse al sedentarismo como un factor de riesgo tan letal como la hipertensión. De allí la importancia decisiva que para la salud implican la actividad física y el cumplimiento de dietas sanas.

Los especialistas advierten que, salvo las excepciones comentadas, muchos niños, niñas, adolescentes y jóvenes están dejando de practicar deportes. En vez de andar en bicicleta o correr, ahora circulan en vehículos a batería y permanecen varias horas frente a la televisión, ante las pantallas de una computadora o jugando con la play, elementos que logran mantenerlos sentados durante gran parte de las horas de ocio.

Este diario se congratula de ver cada día a más formoseños realizar alguna actividad física. Pero, al mismo tiempo, no puede dejar de hacer hincapié en la necesidad de que, especialmente desde los ámbitos oficiales de salud, se multipliquen los programas de prevención del sedentarismo, así como las campañas de concienciación impulsando a los aún remisos a desarrollar una vida más sana.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer