pixel facebook
Domingo 17 de Noviembre de 2019

17 ° C Clima

Logo Editorial


Cambios en el comportamiento

En menos de tres meses, el río Paraguay pasó de una marca histórica de 9,72 metros a una sequía preocupante

Desde julio al último registro hidrométrico, el río tuvo un abrupto descenso de 7,50 metros.


En contacto con el cronista de La Mañana en Vivo, el coordinador Ejecutivo de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua (UPCA), Horacio Rodolfo Zambón, confirmó que la tendencia en bajante del río Paraguay se mantiene y comparó este comportamiento hídrico con los niveles que mostró la cuenca hace tres meses atrás, cuando la creciente llegó a una marca récord.

“En estos momentos tenemos en puerto Formosa un registro de 2,22 metros. Una marca preocupante para el nivel del agua, que si bien ya empezó a descender con menos velocidad, se mantiene en tendencia”, informó.

Ante esta realidad que presenta hoy el río Paraguay, con una abrupta bajante, Zambón contrastó el comportamiento inestable de la cuenca con lo que mostró hace tres meses atrás, donde el nivel del agua alcanzó marcas históricas para la provincia, con inundaciones y crecidas pronunciadas en distintas zonas de afluencias.

“De llegar a un nivel de 9,72 metros a fines de julio, el descenso posterior llegó a 2,22 en muy poco tiempo. Fueron 7,50 metros de diferencia en menos de tres meses. Hay que comprender a la naturaleza y sobre todo a los ciclos. Después de estar dormido el río por 16 años, en el sentido de no tener valores normales e inquietantes en cuanto al litoral fluvial, ahora nos estamos acostumbrando a transitar cambios repentinos con crecidas y sequías”, agregó.

Igual pronóstico para el Pilcomayo y Bermejo

Si bien el río Paraguay aún no cuenta con una veda anticipada de pesca, distinta es la realidad de los recorridos hídricos del Pilcomayo y Bermejo, que desde hace una semana les llegó la prohibición de la práctica para preservar las especies.

“Se dispuso esta medida para evitar la depredación de los peces, ya que es fácil sacarlos por el poco tirante de agua que hay en estos causes”, aclaró Zambón.

Y agregó: “Tanto el Pilcomayo como el Bermejo están transitando una bajante pronunciada, que se extenderá hasta fin de año, aproximadamente para el periodo de las fiestas, que es cuando llegan los frentes de tormentas que alimentan las altas cuencas y que da motivo a un nuevo ciclo húmedo, asociado a la etapa normal de crecida. Aún tenemos unos 60 días de aguas bajas en estas dos cuencas”.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer