pixel facebook
Jueves 29 de Septiembre de 2022

16 ° C Clima

Logo Editorial


Expectativas inflacionarias



Los nuevos datos que se conocieron en los últimos días en lo vinculado a la inflación a nivel nacional y en el Nordeste argentino marcan la necesidad de que se trabaje en la elaboración de una estrategia clara para poner límites a las subas de precios y al encarecimiento del costo de vida.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Censos, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente a la región del NEA (conformada por las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones), registró una suba del 7,4% en el mes de julio, “acelerando” en 2,5 puntos porcentuales respecto a la medición del mes previo. De este modo, se registra la mayor suba de precios desde que se comenzó a medir la inflación regional (diciembre de 2016).

Además, el incremento del IPC del Nordeste estuvo en línea con la que se observó a nivel nacional, quedando a mitad de tabla en el ránking de regiones. Por su parte, el acumulado del año exhibe en la región un alza del 46,5%, el mayor a nivel histórico para el período enero-julio; y finalmente, en la comparación interanual, la inflación en el NEA ya llegó al 72,2%, siendo no solo la más alta del país, sino también récord histórico para la región, según mencionaron Consultoras privadas.

A su vez, la división que registró el mayor incremento de precios en el NEA en julio fue “Recreación y Cultura” con una suba del 11,4%, seguida por “Equipamiento y mantenimiento del hogar”, con 11,2%. Estas dos divisiones explican el 14,3% de la canasta medida según las ponderaciones del INDEC.

Asimismo, el capítulo “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, la división que muestra la mayor incidencia en el IPC del NEA, representando el 35,3% del total de la canasta medida, tuvo un incremento del 6,6%. Sumado a esto, a nivel interanual, pasó del 46,2% de enero al 73% en julio, siendo éste un récord histórico en este rubro.

Por otra parte, diferentes analistas consideran que el escenario no es alentador, y se proyecta un IPC anual a nivel nacional en el orden del 90% para 2022. A estos cálculos, hay que sumar los efectos de factores que agravarían la situación, como se observa en la actualidad con la falta de gasoil en varias provincias, y de insumos importados para la elaboración de ciertos productos.

Por ello, se requiere que las autoridades nacionales, diversos funcionarios provinciales y referentes de distintos sectores debatan los aspectos principales de un programa económico que implique la reducción de gastos políticos y de otras erogaciones del Estado que no sean indispensables y una serie de iniciativas que apunten a bajar las expectativas inflacionarias y a reactivar la economía.

Los niveles de inflación que registra el país son los síntomas de varios problemas que viene presentando la economía nacional desde hace bastante tiempo, como la falta de un plan confiable y la depreciación del peso, entre otras situaciones que deben ser enfrentadas con urgencia por el equipo económico nacional, que hoy encabeza Sergio Massa, antes de que el escenario se agrave y derive en situaciones similares a las que se vivieron en las peores épocas socioeconómicas de la Argentina.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2022 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer