pixel facebook
Miércoles 17 de Agosto de 2022

16 ° C Clima

Logo Editorial


A 67 años de un hecho histórico protagonizado por 93 formoseños

La Provincialización es un ejemplo del logro de un pueblo unido, organizado y solidario



El 28 de junio de 1955 el por entonces Territorio Nacional de Formosa se convirtió en Provincia luego que el entonces presidente de la Nación, general Juan Domingo Perón, avalara y aprobara el pedido de esos corajudos 93 mujeres y varones que sorteando todos los obstáculos llegaron hasta él y lograron que les dijese, para su beneplácito, que haría lo que el pueblo quería.

Esa delegación -integrada por representantes de todo el quehacer territorial sin distingos de ideologías, opciones políticas, raza ni religión, que representaban a todo el territorio- estaba encabezada por el docente Vicente Arcadio Salemi.

Como las notorias gestas, la de la Provincialización pasó un tanto desapercibida para la comunidad formoseña y de allí que recién en 2005, en ocasión del Cincuentenario de ocurrida, cobró altura con la decisión política del gobernador Gildo Insfrán de recuperar y realzar acontecimientos íntimamente ligados a la historia y a la identidad cultural de los formoseños.

Salemi se había radicado con su familia en Buenos Aires y el reencuentro con él y sus hijas se produjo cuando el mandatario tuvo el buen tino de rendir homenaje a esos gestores de la Provincianía cuando se cumplieron 50 años de ese acontecimiento que conmovió a todas las generaciones.

Con el tierno perfil del abuelo bueno y sabio, Vicente “Tata” Salemi rememoró lo que le había reseñado a Perón al interpretar que, habiendo llegado el Territorio de Formosa a su madurez política y al reunir todos los requisitos que establecía la Constitución Nacional para ser provincia, lo visitaban para peticionar la soberanía provincial.

Ese fue el motor de la campaña y felizmente tuvo eco favorable porque había entonces en todo el país la idea de darle la soberanía a cada territorio nacional que había llenado las condiciones de independencia.

Perón prometió la provincialización porque él también creía que había llegado la madurez suficiente en los territorios nacionales para encarar su independencia.

En esa visita para celebrar los 50 años del histórico hecho, Salemi recordó una metáfora que a su criterio revela palpablemente lo que significaba aquello, ya que entendía que eran gobernados por gente a la que consideraban 'extranjera', que venía de Buenos Aires.

Pensaban los hijos de Formosa acerca de la diferencia que existía, porque no eran los mismos sentimientos, ni las mismas preocupaciones.

Esa metáfora la sintetizaba así: “La abeja y la avispa liban de la misma flor, pero producen distinta miel”.

Tata quería decir que no era lo mismo que gobernasen “los de afuera” a que gobiernen “los propios hijos de Formosa”.

Y ese concepto fue el motor de la ideología e idealización de quienes protagonizaron la movilización para marchar hacia Buenos Aires.

En su relato aseguraba que en esa época se percibía nítidamente un despertar de la conciencia localista y había un ambiente propicio para iniciar una campaña de provincialización, para conseguir la mentada soberanía.

Además, contaba que ya se había recreado una pléyade de profesionales formoseños que estaba en condiciones de tomar las riendas de la provincia, por lo que se aprovechó ese momento, esa madurez, esa ideología ya madura de los formoseños, para iniciar el petitorio al presidente Perón a quien le planteó el sentir de todo un pueblo.

Tata señalaba que con la firmeza esperanzada de una vida mejor organizada institucionalmente y consciente de su madurez política el pueblo de Formosa asumió la lucha por su ansiada soberanía, rescatando que en esa decisión soberana mucho contribuyó para estimular el gobierno central en la persona del teniente coronel Martín Carlos Martínez, formoseño de nacimiento, quien fue el encargado de traer la novedad de que se había aprobado el pedido de audiencia a Perón.

UNA MAÑANA DE ABRIL

En la otoñal mañana del 5 de abril de 1955, en el Salón Blanco de la Presidencia de la Nación, fue el propio Salemi el encargado de exponer ante el Presidente de la Nación los fundamentos de las llamadas “inquietudes libertarias del pueblo de Formosa”.

“El general Perón -relataba Vicente Arcadio Salemi-, con cierto dejo de emoción y haciendo uso del viejo lema justicialista que señala que ‘El pueblo es el único artífice de su propio destino’ nos prometió la provincialización de Formosa”.

Manifestó el presidente de la Comisión que con esa actitud quedó atrás un largo período de aislamiento, soledad y olvido de los territorios nacionales, para opinar que se trataba de “una injusta asimetría de nuestra historia nacional en contra de los sagrados principios de igualdad ciudadana de nuestra Constitución Nacional”.

Hoy, nuevamente, los formoseños participarán en la fiesta de la provincianía para rememorar un acontecimiento histórico que ha servido de ejemplo para las nuevas generaciones acerca de que nada es imposible lograr cuando se actúa colectivamente y se dejan de lado los intereses personales para anteponer el interés general de los formoseños, una fórmula que a veces se practica poco o de modo equivocado y que conduce a cometer errores que demoran el sueño de una Formosa moderna y progresista.

FECHA HISTÓRICA PROVINCIAL

Esta mirada fija que el actual Gobernador, en el rescate de la historia y la cultura propias, derivó al iniciar su gestión en la decisión política de que se celebre el 28 de junio de todos los años el Día de la Provincialización, que evoca lo ocurrido en la misma fecha del año 1955 cuando fue promulgada la ley 14.408 que declara “Provincia” al por entonces “Territorio Nacional” de Formosa.

Desde entonces, se realiza en los distintos pueblos y ciudades formoseños.

El decreto respectivo fue suscripto en ocasión de celebrarse en 2005 los 50 años de esta gesta que tuvo como protagonistas a 93 formoseños encabezados por Vicente Arcadio “Tata” Salemi y al propio presidente de la Nación, general Juan Domingo Perón.

Por el mencionado instrumento invitó a las Municipalidades y Comisiones de Fomento a adherir al contenido del citado decreto y, consecuentemente, a realizar los actos públicos correspondientes, con la participación de autoridades locales, establecimientos educativos y pueblo en general.

Consignaba Insfrán en los considerandos de la medida surgida para evocar la fecha en la que Formosa nace a la vida institucional en su carácter de Provincia, que la ocasión era propicia para revalorizar el sentimiento de los formoseños en su lucha por un ideal de provincia y la construcción de una comunidad organizada, conducida y gobernada por hijos de esta tierra.

Según su criterio, la fecha que se conmemora manifiesta identidad, recuerda de manera constante, como la bandera provincial, que los formoseños son parte de algo, da sentido de pertenencia, trasciende a todos e inserta como pueblo en el devenir de la historia.

Considera que la Provincialización de Formosa implicó la concreción del proceso histórico-político formoseño, jalonado en la perseverancia por adquirir el reconocimiento de la Nación y el pleno ejercicio del gobierno. Éste se remonta al 8 de abril de 1879, con la fundación de Villa Formosa como capital del Chaco Argentino, continúa el 16 octubre de 1884 con la creación del Territorio Nacional de Formosa, mediante la sanción de la ley 1532 y culmina el 28 de junio de 1955.

LUCHA JUSTA Y DIGNA

Explicaba el doctor Gildo Insfrán que ese reconocimiento fue posible en el marco del desarrollo de un modelo de Nación federal, enraizado en los principios del Movimiento Nacional y Popular, y encarnado en el gobierno del general Juan Domingo Perón, quien comprendió la lucha justa y digna de los formoseños de entonces por ser protagonistas de su destino y constructores de su historia.

Además refería que el cincuentenario de la Provincialización encontraba ya a un pueblo maduro que enfrentó y superó las adversidades que se presentaron en el camino, templando y fortaleciendo su espíritu en los más difíciles momentos que vivió la Nación toda, sostenido por la firmeza de su fe y su inquebrantable esperanza.

A ello sumaba su convicción de que la Provincia soñada, silenciosa y efectivamente la estaban concretando los hijos de esta tierra; transitando un proceso de construcción colectiva que afianza el despliegue pleno de nuestras potencialidades, tarea que los formoseños llevamos adelante con un profundo compromiso militante y creativo, identificados con la defensa del bien común a través de la práctica de la solidaridad, la unidad y la organización.

PROPUESTA A LOS FORMOSEÑOS

Por otra parte, el Gobernador apuntaba que ese momento histórico les proponía a los formoseños “el desafío de seguir construyendo la historia desde lo que somos, con nuestros valores, convicciones, sueños y anhelos, para que desde allí y con la protección de la Virgen del Carmen, protagonicemos la irrenunciable lucha por consolidar una Patria socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana”.

Y subrayaba que, en ese contexto, resultaba necesario poner en valor las efemérides que marcaron con hitos las conquistas del pueblo formoseño, para explorar, indagando el pasado, razones y fundamentos esenciales de un futuro promisorio y, apelando a la historia, reconocer el presente mirando con optimismo el rumbo fijado en el Modelo Formoseño para el Proyecto Provincial.

En ese sentido, indicaba que “los decretos 417/97 y 418/97 exaltan fechas históricas y símbolos de nuestra provincia, acudiendo a la afirmación de la identidad formoseña, simiente que dio sustento y sentido a nuestro destino común, y que fundamenta nuestra existencia”.

Fue por todo ello que Insfrán consideró que resultaba oportuno y necesario evocar la magna fecha, instaurando el 28 de junio como fecha histórica provincial y fiesta cívica formoseña, en homenaje a los protagonistas de aquella gesta y como mandato que nos otorga la historia de fortalecer nuestra identidad compartida, en comunidad, integrándose definitivamente mediante el reconocimiento y afirmación de lo propio.

Fue grato en 2005 escuchar la referencia del propio Vicente Arcadio Salemi, el “Tata”, acerca de una parte de la histórica gesta protagonizada por 93 formoseños en 1955 y que formaban parte de la Comisión Pro Provincialización de Formosa.

Es que no han sido pocos los historiadores que aludieron a ese que es reconocido -junto a la fundación y a la firma del Acta de Reparación Histórica que ocurriesen en 1879 y 2003, respectivamente- como uno de los hitos culturales de Formosa.

Sin embargo, el relato en vivo y en directo por parte de quien fuese el presidente de la Comisión Pro Provincialización de Formosa, adquirió un alto valor que seguramente sea aprovechado por las nuevas generaciones de formoseños.

Describió aspectos desconocidos de esa verdadera hazaña de quienes tras largas diligencias realizadas en unidad y solidaridad, acudieron presurosos a la cita pactada para el 5 de abril de 1955 con el entonces presidente de la Nación, general Juan Domingo Perón.

Contaba el “Tata” que encabezó una delegación numerosa sin medios para continuar viaje y que pudo avanzar por el gesto del gobierno del Chaco que les permitió contar con los pasajes.

“Nos pasamos cantando y vivando a Formosa, toda la noche de nuestro largo viaje, en segunda clase de un vagón del ferrocarril, hasta llegar a Buenos Aires”, exponía.

Previamente, los formoseños habían llegado hasta ese momento esperanzados de una vida mejor, organizada institucionalmente y, consciente de su madurez política, el pueblo de Formosa asumió la lucha por su ansiada soberanía.

Reconocía Salemi que esa decisión soberana estuvo estimulada por el gobierno nacional en la persona del teniente coronel Martín Carlos Martínez, formoseño él, quien se desempeñaba en la secretaría general del presidente Perón y que se encargó de darles la buena nueva acerca de la llegada del momento propicio para avanzar hacia el objetivo soñado.

Y ello ocurrió en la mañana otoñal del cinco de abril de 1955, en el Salón Blanco de la Presidencia de la Nación donde, ante la presencia del gabinete nacional, y con sus co-territorianos que se agolparon en el salón, Salemi le expuso al presidente Perón los fundamentos de las inquietudes libertarias del pueblo de Formosa.

La respuesta fue clara e inmediata: “El pueblo es el único artífice de su destino”. Perón les prometió la provincialización, que el 28 de junio de 1955 con la promulgación de la ley respectiva convirtió en hecho real el antiguo sueño de quienes por entonces habitaban estos lares.

EL REGRESO A CASA

El “Tata” volvió a su casa, a esta ciudad, en 2005 en compañía de sus tres hijas para asistir, junto con otros exintegrantes de la Comisión Pro Provincialización, a los actos oficiales organizados con motivo del Cincuentenario.

El mensaje de Vicente Arcadio Salemi pronunciado el 28 de junio de 2005 constituye un verdadero canto a la esperanza y muestra la dimensión que adquiere la gestión de un pueblo unido y organizado solidariamente.

El “Tata”- quien repitió visitas para asistir a los desfiles de la Provincianía- falleció en Buenos Aires en 2009 y junto al Monumento del Cincuentenario que inaugurase con Insfrán, fue descubierto un busto suyo, para evocar su memoria y en señal de gratitud a los 93 gestores del histórico hecho de 1955.

LA VISIÓN DE SALEMI

Salemi dejó ricas expresiones y su visión sobre la Formosa que encontró al regresar a esta ciudad: “Zonas inhóspitas como el oeste que, gracias a la bendición del agua, se han convertido en verdaderas regiones productivas. La ruta 81, futuro corredor bioceánico del norte argentino, con todo lo que significa para el país. Surcada por caminos y rutas asfaltadas que nos sacaron del aislamiento. Obras públicas que nos permiten alcanzar un mayor bienestar y ecuanimidad social. Son estas y muchas más circunstancias auspiciosas de este nuevo paradigma, cargado de expectativa, que vive la provincia”.

El uso de la tercera persona del plural evidenció el sentido de pertenencia que seguía intacto en el espíritu del viejo maestro de grado que con su sencillez y humildad contagió de ternura a quienes tuvimos la satisfacción de conocerlo y tratarlo, valores que se convierten en un verdadero legado para los formoseños de hoy y del futuro, los que nacieron aquí o eligieron este incomparable territorio como destino de vida.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2022 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer