pixel facebook
Miércoles 25 de Noviembre de 2020

31 ° C Clima

Logo Editorial


BARRIO SAN ISIDRO LABRADOR

Allanaron la casa de una profesora de música que funcionaba como centro de distribución de drogas


Más de diez kilos de marihuana, dos balanzas digitales y elementos usados para cortar y fraccionar estupefacientes, fueron secuestrados este jueves en la casa de una profesora de música en el barrio San Isidro durante un allanamiento dirigido personalmente por el juez del fuero contra el Narcocrimen, José Luis Molina.

El procedimiento permitió desbaratar la actividad ilegal que venía llevando adelante la docente consistente en la venta al menudeo de droga a gran cantidad de personas que diariamente concurrían a su domicilio ubicado en calle Parkinson al 3.200 de esta capital.

Durante la requisa, policías de Drogas Peligrosas detuvieron a la mujer, de 30 años de edad, en tanto la noche anterior apresaron en la esquina de las calles Sargento Acosta y Pacífico Scozzina, a un cliente que momentos antes había ido a la casa de la profesora a comprar droga. Se trata de un joven de 24 años residente en el barrio San Pedro, que al momento del arresto tenía en su poder 11 gramos de marihuana, informó la Policía.

Hallazgo

Policías de Drogas Peligrosas dirigidos por el juez Molina iniciaron semanas atrás una paciente investigación tras tomar conocimiento que la casa propiedad de una profesora de música funcionaba como centro de acopio y distribución de drogas.

Luego de varios días de pesquisas, pudieron reunir numerosas pruebas que sindicaban a la docente como responsable de la maniobra delictiva y a su vivienda como lugar de acopio de estupefacientes. Las sospechas cobraron mayor fuerza cuando, el miércoles a la noche, los policías detuvieron a un hombre que minutos antes había salido de la casa de mujer después de comprar varios gramos de marihuana.

Con la certeza que arrojaron todas las pruebas obtenidas, el juez Molina no dudó en ordenar el allanamiento del inmueble y este jueves en horas de la mañana un numeroso grupo de policías de Drogas Peligrosas y del Grupo de Intervenciones Especiales rodearon el lugar y pusieron en marcha la requisa domiciliaria.

Dentro de la casa encontraron marihuana en fardos, bolsas y envoltorios acondicionados y fraccionados para la venta por un total de 13.392 kilos, dos balanzas digitales, 3.500 pesos, un teléfono celular, tres computadoras portátiles y elementos usados para fraccionar y consumir droga (picador, papel engomado, bolsas de polietileno, pipas, cuchillos), cigarrillos caseros de marihuana comúnmente conocidos como “porros”, psicofármacos en pastillas y pendrives.

El estupefaciente incautado es apto para la elaboración de 42.000 porros caseros de marihuana, según precisó este jueves la Policía.

Además del juez Molina, estuvieron presentes en el procedimiento la fiscal y la secretaria del Juzgado.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer