pixel facebook
Viernes 07 de Agosto de 2020

22 ° C Clima

Logo Editorial


COVID-19

Formoseños varados piden ingresar a la provincia

Llegaron desde Buenos Aires, Comodoro Rivadavia e incluso Perú, pero quedaron a mitad de camino. Estas personas cuentan su experiencia como “varados” en distintos puntos del país


Diferentes historias con algo en común: el deseo de volver a casa. Se trata de una pareja que espera a su primer hijo, cinco trabajadores que tuvieron que regresar desde el sur del país y una mujer que está en el Aeropuerto de Ezeiza luego de arribar en vuelo de repatriados desde Perú.

Una pareja embarazada espera en una estación de servicio en Santa Fe

Andrés, un joven de 27, partió junto a su novia Adela de 25 a José C. Paz -Buenos Aires- para trabajar. Ahora están en una estación de servicio esperando que les permitan el ingreso a Formosa.

“Estamos en una estación de servicio de Florencia, Santa Fe. Nos dieron un espacio para no estar a la intemperie porque Adela está embarazada de seis meses”, dijo. Además, indicó que hay otros tres varados que son de Formosa y se encuentran en el lugar hace más de un mes.

“No teníamos más nada, vendimos lo poco que teníamos y logramos llegar hasta acá en un remis que nos cobró veinte mil pesos”, relató Andrés a La Mañana, quien ante la consulta reveló que decidieron venir aunque no contaban con los permisos para el ingreso al territorio, porque se habían quedado “en la calle”.

“Gente de Derechos Humanos intermediaron ante el intendente de Florencia para que nos permita estar al menos en un lugar cerrado. Gracias a Dios, tenemos esto, porque no podríamos estar en la calle. Puedo aguantar todo, incluso el hambre, pero mi señora no y ya no nos queda más plata”, sostuvo.

Por su parte, Adela expresó que fue con la idea de estudiar una carrera y trabajar al mismo tiempo, pero la pandemia de COVID-19 rompió todos sus sueños. “Lo único que pedimos a las autoridades es que nos dejen ingresar y prometemos que cumpliremos con todas las medidas sanitarias que sean necesarias”, declaró.

Cuatro trabajadores que vuelven de Chubut

Alejandro, Marcelo, Diamela y Agostina, estaban trabajando en Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut. Por la crisis social y económica surgida a raíz de la pandemia, se quedaron sin trabajo y tuvieron que salir de la localidad. Pudieron llegar hasta Florencia, provincia de Santa Fe, donde esperan alguna respuesta.

En comunicación con este matutino, Elizabeth Ortellado, mamá de Alejandro, comentó que tanto su hijo como los otros tres jóvenes están en la intemperie, viviendo momentos de mucha incertidumbre y angustia.

“Hablo con Alejandro cada vez que prende su celular, porque por las condiciones en las que está tiene que cuidar la batería. Hay un kiosco cerca donde le prestan energía eléctrica para cargar los teléfonos por si hay alguna novedad, pero ellos están debajo de un acoplado viejo”, contó.

Además relató que su hijo, de 23 años, oriundo del barrio Eva Perón, conoció a los demás formoseños cuando fue a trabajar al sur en el mes de febrero de este año. “Es mi hijo mayor y además de que se quedó sin trabajo, necesito que venga a ocuparse de mí porque tuve un accidente y me rompí la pierna”, lamentó Elizabeth.

Consultada sobre el pedido de solicitud de ingreso, comentó que realizó la solicitud pero aún no recibía una respuesta. “Nosotros volvimos a hacer el pedido, pero la página me indica que no se puede porque él ya está registrado”, finalizó.

Tiene 62 años, la repatriaron pero la dejaron en Ezeiza

Luciana Bueno, tiene 62 años y viajó en diciembre del año pasado a Perú. Su regreso estaba programado para el 27 de marzo de este año, pero los vuelos fueron suspendidos. Finalmente, logró llegar al país en un vuelo de repatriación que llegó a Ezeiza el viernes por la mañana.

“Vine con la seguridad que nos dieron de que nos llevaban a todos a nuestras respectivas provincias. Cuando llegamos a Ezeiza, me llama el de Transporte y me dice que no me podrán llevar a mí. Después, me dijeron que me llevaban hasta Chaco y luego directamente que no se podían hacer cargo de mí”, relató la mujer.

Luciana es la única formoseña que se encontraba en este vuelo, pidió que no la dejaran sola, pero le manifestaron que “no se hacen cargo de la gente de Formosa”. “Los otros pasajeros que volaron conmigo fueron llevados a un hotel y ni siquiera se dignaron a hacer lo mismo, dejándome abandonada en el aeropuerto”, dijo conmovida.

“Soy hipertensa y tengo problemas cardiovasculares. Pasé mucho frío y sigo esperando acá. Hace más de 24 horas que no puedo descansar, nadie me hablaba ni me hacía caso. Estoy pasando una situación muy difícil y con mucho dolor”, lamentó.

Luciana, quien viaja todos los años para visitar a sus amigas en Perú, agradeció que fuera seleccionada entre miles de argentinos para poder regresar al país, sin embargo pidió que le brinden ayuda para completar el trayecto que falta y así llegar a Formosa.

INGRESO ADMINISTRADO

En el parte informativo de ayer, el ministro de Gobierno, Jorge González, recordó cuáles son los parámetros para el ingreso, atendiendo que hay personas que lo tienen pedido desde hace tiempo. También, se le consultó si pueden incorporar un certificado negativo de coronavirus para agilizar el trámite.

En principio, González reiteró que las pautas de ingreso a la provincia están claramente establecidas en la norma que dictó el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, publicadas en la página oficial www.formosa.gob.ar.

Asimismo, en cuanto al orden de prioridades, en primer lugar están aquellas personas que tienen un problema de salud y que fueron obligadas por su situación sanitaria a hacerse atender en algún centro especializado fuera del territorio.

“Se prioriza a los jóvenes universitarios que necesitan regresar a su hogar, las personas que tienen un trabajo en Formosa y deben volver a cumplirlo, además de los que tienen domicilio en la provincia”, expuso González, quien remarcó que hay una serie de pautas establecidas en la normativa vigente.

Además, el funcionario subrayó que el hecho de que la persona cuente con un hisopado negativo a COVID-19 no la libera de la realización de la cuarentena, porque esta es una medida sanitaria provincial que harán cumplir “a rajatabla”.

Por otra parte, señaló que no se interrumpió el ingreso ordenado y administrado a la provincia, pero sí “se readecuó la ingeniería que se había armado para atender la situación surgida en Clorinda, que debió volver a Fase 1 con dos casos positivos de COVID-19”.

Por último, recordó que en el brote anterior se había suspendido temporalmente el ingreso y en esta oportunidad solo se reacomodaron frente a las circunstancias. “Estamos en permanente comunicación con estas personas, hemos pedido más información y agilizamos el ingreso de las personas con problemas de salud que nos acompañan las historias clínicas”, concluyó.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer