pixel facebook
Jueves 19 de Septiembre de 2019

20 ° C Clima

Logo Editorial


Un argentino en Egipto

Juan Friedrichs es convocado a trabajar en la Campaña Arqueológica 2019 del Proyecto Amarna


Misión argentina del proyecto de la Universidad de Tucumán en la Tumba de Neferhotep.

Trabajar en una misión arqueológica en Egipto es una meta muy difícil de alcanzar, pero no imposible. Juan Friedrichs es un estudiante del Doctorado en Artes Visuales de la UNA, que desde hace 20 años viaja y trabaja en excavaciones arqueológicas en Egipto. Todos sus estudios e investigaciones se centran en un período histórico muy particular llamado entre los especialistas como “Período de Amarna”.

Juan Freidrichs vive en Formosa, en la localidad de Villa Escolar y trabaja en el Museo de Ciencias Naturales, donde se exhibe una importante colección paleontológica recuperada en el río Bermejo.

LM: ¿Cuál es la experiencia de trabajo que tiene en Egipto y cómo llegó a participar de su actual trabajo arqueológico?

En el año 2001, participé de un proyecto arqueológico en una tumba en Luxor, que pertenecía a un alto funcionario del Imperio Nuevo llamado Neferhotep. Este trabajo se realizó para la Universidad Nacional de Tucumán, y con ellos viajé a Egipto en dos oportunidades más. En este proyecto, dibujé imágenes inéditas que se encontraban en las paredes del amplio sepulcro.

Posteriormente, en 2010, fui seleccionado junto a otros 11, entre más de 400 postulantes, para participar de los trabajos en otra tumba en Luxor en el marco de un proyecto de una misión arqueológica española. También con ellos trabajé durante tres campañas, pero aquí, además de dibujar objetos específicos, me encargaba de la clasificación de los restos cerámicos que aparecían como resultado de la excavación.

En 2012, participé de una escuela de campo que se dictaba en el Proyecto Amarna de la Universidad de Cambridge. Posteriormente, me invitaron a formar parte del equipo de los trabajos arqueológicos y con ellos llevo seis campañas trabajando.

LM: ¿Qué es el Proyecto Amarna?

Hasta este momento, les hablé de trabajos que se desarrollaron en tumbas ubicadas en Luxor.

El Proyecto Amarna es en realidad un programa que nuclea numerosos proyectos arqueológicos que se llevan a cabo en una ciudad completa, o mejor aún, en los vestigios que aún se conservan de la antigua capital del Egipto faraónico que hoy se conoce como Amarna y que antiguamente fue fundada por el faraón Akhenaton y su reina Nefertiti.

El Proyecto Amarna es dirigido por el prestigioso egiptólogo Barry Kemp de la Universidad de Cambridge, desde hace más de 40 años.

El trabajo consta de varias aristas entre las que podemos destacar, la excavación y la posterior investigación de resultados en el Gran Templo al dios Aton. Además de plantear la puesta en valor del templo, para que pueda ser visitado por el público en general. Es un honor para mí trabajar con este equipo liderado por Kemp y Miriam Bretram.

LM: ¿Qué significa para usted trabajar en el Proyecto Amarna?

Como les expliqué al principio, todos mis estudios los focalicé en el reinado del faraón Akhenaton (que hoy conocemos como período de Amarna); yo contaba con una biblioteca básica, entre los que sobresalían los textos de Barry Kemp, y la verdad pensar en trabajar allí siempre fue un sueño el cual me parecía imposible de alcanzar. Resumiendo, mis estudios, mi particular interés y tal vez, un poco de suerte me condujeron a formar parte del equipo de excavación arqueológica en Amarna.

El sitio de trabajo es el Gran Templo al dios Aton y este espacio hoy (en su mayor parte) se encuentra cubierto por la arena. En su momento, éste era uno de los grandes edificios de la nueva capital.

Después que la ciudad fue abandonada, se llevaron los materiales que se podían reutilizar en otras construcciones y el lugar quedó devastado. Hoy, encontramos grandes huecos dejados, en donde se hallaban los cimientos de los muros del templo. Precisamente, ese es el lugar donde se desarrolla el trabajo que hago allí. Campaña tras campaña, dejo un corpus de planos con las marcas que todavía se pueden registrar de hace 3.300 años de antigüedad.

LM: ¿Cuál es la motivación personal que lo lleva a trabajar en Egipto?

Desde muy pequeño, me sentí atraído hacia Egipto, las momias, las pirámides, Tutankhamon… aún antes de aprender a leer. Hoy, tenemos la posibilidad de encontrar temas, libros y fotografías por medio de la Web; antes era muy difícil poder saciar la curiosidad de un niño.

Como ya les mencioné, me interesa mucho el período de Amarna y pude dar con un equipo de trabajo que no sólo excava el sitio, sino que interpreta ese pasado remoto y nos acerca sus significados. Estar allí en el momento de los descubrimientos es increíble.

Pese a que sabemos quiénes son los principales personajes de la corte de Akhenaton, no sabemos qué fue de ellos, tampoco de la mayoría de ellos sabemos de dónde provenían… y qué les sucedió… Este es uno de los grandes desafíos que anhelo, poder contribuir a develar (aunque sea mínimamente) la historia de sus vidas.

Quiero aclarar que toda esta capacitación la puedo realizar gracias a la contención desde la Dirección de Patrimonio Socio Cultural y al personal del Museo de Ciencias Naturales de Villa Escolar, a mi hermano José, en especial, que me acompaña en todas mis decisiones de capacitación.

LM: ¿Qué esperan descubrir durante la excavación de la campaña arqueológica 2019?

Básicamente, mi trabajo se centra en dos sectores; en la casa, donde realizo dibujos de las piezas que son halladas, esto es la documentación gráfica de los hallazgos, y la otra parte del trabajo se realiza en la excavación. Cuando se despeja el área de arena, quedan las marcas de los cimientos del templo y esto se registra en planos en escala reducida 1:25.

Un grupo de operarios egipcios trabajan en el sector conmigo y se encargan de sacar la arena. Por lo general, son ellos los que encuentran restos de cerámica con decoraciones o partes de estatuas o relieves de las paredes, que son de particular interés al momento de tratar de reconstruir el sitio.

LM: ¿Qué particularidad tiene este viaje que lo diferencia de los demás?

Todos los viajes son diferentes, pero aunque cueste creerlo conservo parte de las expectativas que tenía en el primero.

Realicé 19 viajes a Egipto los cuales fueron autofinanciados o en alguna oportunidad recibí colaboración para hacerlo, pero en esta oportunidad, es la primera vez que el viaje en su totalidad es financiado desde el proyecto en el que estoy trabajando.

Me siento halagado, porque el Proyecto Amarna me invita y financia mi trabajo de campo entre los meses de septiembre y octubre de este año en el sitio arqueológico que más me fascina del Antiguo Egipto.

Es impresionante lo que uno puede aprender en el campo, con estas personas y con temas en los que estoy centrando mi tesis doctoral y del cual estoy orgulloso y me hace muy feliz participar.

Mi vuelo sale el lunes 16 y llego al Cairo el 18 para comenzar con el trabajo en el Proyecto Amarna.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer