pixel facebook
Jueves 22 de Octubre de 2020

23 ° C Clima

Logo Editorial


EZIO MASSA

Guerrillero del séptimo arte



Por Washington


En el “Manual de cine de género. Experiencias de la guerrilla audiovisual en América Latina”, sus compiladores, Hernán Moyano y Carina Rodríguez, hablan de “cine de guerrilla” aludiendo a la convicción aguerrida de los realizadores audiovisuales independientes del continente y la maquinaria artesanal puesta en funcionamiento detrás de ellos: guionistas, productores, especialistas en efectos especiales, actores, directores de fotografía, iluminadores, sonidistas, montajistas, editores y demás personas que intervienen en la producción independiente y la comercialización de películas de género. Esta denominación simbólica y hasta poética de los hacedores del séptimo arte emparenta estas producciones con un salto al vacío, por la incertidumbre que les genera el producto final y su resonancia en la sociedad una vez librado al mundo.

El cineasta formoseño Ezio Massa recuerda en estas páginas: “Según mi madre Mercedes, que era muy joven (22) en aquel momento, en una de las tantas veces que me llevaba al cine con sus amigos me paré en la butaca -algo que siempre hacía para poder ver mejor- y le dije que ‘iba a fabricar películas’ (o lo que eso pudiera llegar a significar)”. Consecuente con el paso de los años, en una charla amena con Cronopio, el director avezado al cine de género sostiene que “uno a veces también quiere ver películas que no están hechas, y ahí uno se calza un poquito el compromiso de hacerlas”. Esta suerte de misión patológica, que no nació por revelación o epifanía -asegura-, siempre vino con él, desde pequeño, aun desde las anécdotas que escapan a sus recuerdos.

Afincado en la ciudad de Nueva York desde hace algunos años, continuando su prolífica carrera cinematográfica, 2020 lo encuentra gozando del reconocimiento a su trabajo de hace más de tres décadas, esta vez de la mano de su octava película y primera producción en Estados Unidos, “Alter ego”, un thriller de fuerte tratamiento con el cine negro de las últimas décadas del siglo pasado, donde los detectives van en busca del esclarecimiento de un crimen, entre atmósferas claustrofóbicas enmarañadas con secretos bien guardados y giros inesperados en la trama.

Con actuaciones de un elenco internacional reconocido (Dylan Walsh, Eric Roberts, Steve Stanulis, Deborah Twiss, Bettina Bilger y Harry Chambarry), el film cuenta además con la participación de los argentinos Rodrigo Guirao Díaz y Nancy Guerrero, entre otras figuras latinas en escena.

Como reconocimiento a la calidad de este trabajo, el Festival de Cine New York International Film Awards 2020 pone de resalto esta producción de Massa con las nominaciones al “Mejor Thriller”, “Mejor Actor” (Dylan Walsh), “Mejor Guion” y “Mejor Edición Cinematográfica”, resultando ganador de las dos últimas ternas. La ceremonia de entrega de premios y certificados tendrá lugar el próximo 7 de octubre en el Producer’s Club de la ciudad de Manhattan, con transmisión vía streaming para el público, debido a las condiciones que impone la pandemia.

Al respecto, Ezio confiesa a este Suplemento: “Es raro decir esto, pero el que va a recibir un premio en Nueva York en este festival de cine, con su primera película en inglés, es un formoseño. Y que después de esto, pueda ser un logro para el cine argentino. Así que es un premio simbólico para todos. No hay premios pequeños ni grandes, es un reconocimiento y nada más que un apoyo, como algo que te ilumina y te muestra que hay un camino posible y hay que seguir transitándolo”.

Nacido en 1972 en Formosa, Ezio Massa debutó en el mundo del cine a los 18 años, adaptando a Jorge Luis Borges en el multipremiado cortometraje “Malevo”. Su opera prima llegaría cuatro años después de la mano de “Más allá del límite”. Desde entonces, su carrera cinematográfica transitó por vastos caminos entre la Argentina y Nueva York, donde continuó sus estudios. “The Last Duel” (1996), “Cacería” (2002), “24 hs en la city” (2004 -film colectivo, que lo tiene también como productor-), “Doble filo” (2006), “Villa” (2008), “2/11 día de los muertos” (2013) y “5 AM” (2016) se cuentan entre su prolífica y rica producción cinematográfica.

“Envidio enormemente a aquellos que tuvieron alguna experiencia religiosa o epifanía que los haya encaminado al séptimo arte. En mi caso no fue así. Fue más bien algo patológico, que vino siempre conmigo”, supo decir Ezio alguna vez, aceptando esta suerte de llamado al hacer, como requerido a la línea de combate en la guerrilla, siempre con el deseo de ver y la misión patológica de “fabricar” esa película que aún no está hecha, haciendo foco permanente en las nubes, pero sin despegar los pies de la Tierra.

-------------------------------------------------------

El New York International Film Awards distingue al “Mejor Guion”, al “Mejor Thriller”, a la “Mejor Edición Cinematográfica” y al “Mejor Actor” en “Alter ego”. ¿Cómo recibís este reconocimiento tan importante a tu trabajo?
- “El New York International Film Awards premia en diversas categorías. La primera noticia que tuvimos es que fuimos seleccionados y estábamos en la sección oficial, que eso ya para mí era como un premio. Después, que fuimos nominados en cuatro categorías: ‘Mejor Guion’, que es un premio muy importante acá; ‘Mejor Actor’, Dylan Walsh; y en dos subcategorías, que son: ‘Mejor Edición Cinematográfica’ y ‘Mejor Thriller’, que es una categoría también fuerte, porque es un género en sí que acá avalan bastante. Y después nos enteramos que ganamos ‘Mejor Guion Cinematográfico’, que lo premian con una estatuilla; y ‘Mejor Edición Cinematográfica’. Además nos van a dar unos certificados por las dos nominaciones y creo que un cuadro por la ‘Edición’”.

¿Qué lugar le otorgás a “Alter ego” entre todas tus producciones?
- “A ‘Alter ego’, entre todas mis producciones, la veo como un primer paso, como un nuevo inicio. Muchas veces, en esto uno se reinventa un poquito, pero de verdad es un nuevo comienzo; es la primera película de largometraje que dirijo en inglés, dentro de lo que es Estados Unidos o Hollywood; y si bien es una película independiente, también es la primera vez que trabajo con actores conocidos del star system norteamericano, como Eric Roberts, Dylan Walsh, Deborah Twiss, Steve Stanulis… Básicamente es una primera experiencia en Estados Unidos y también es la primera vez que gano un festival en Nueva York y un festival tan importante en este país, con dos premios, como se dio. Y es una primera experiencia además por cómo se hacen estos festivales ahora, con lo del COVID-19”.

¿Podrá estrenarse el film aquí en Formosa una vez superadas las restricciones por la pandemia?
- “Sí. En verdad, las restricciones de la pandemia no son lo que limita el hecho de que yo pueda estrenar en Formosa. La respuesta es sí, por supuesto. Y se va a estrenar en Formosa. El tema es que hay una serie de estadios que la película va a pasar. Recién ahora, con este festival, nuevamente, primer festival al que mandamos, va a empezar un recorrido de festivales previo al estreno. Del estreno, si bien va a ser internacional, yo voy a ver de conseguir los derechos para Ar­gentina para, a su vez, también poder estrenar obviamente en Formosa, que sería el lugar en la Argentina donde la preestrenaría”.

A lo largo de tu extensa carrera cinematográfica, adaptaste a Borges, abordaste el policial, el drama, el terror, te adentraste en las villas… y ya vas por tu octava película, con un elenco internacional destacado. ¿Qué disparadores activan en Ezio Massa reconocer un proyecto certero para llevar a la pantalla?
- “Viéndolo así en perspectiva, mi carrera, si bien empezó siendo muy joven, a los 21, cada una y todas las películas que se hicieron creo que se activan de adentro hacia fuera. Así como uno ama el cine y quiere ver películas, a veces también quiere ver películas que no están hechas, y ahí uno se calza un po­quito el compromiso de hacerlas. Primero son un sueño, después son un proyecto y uno pelea por hacerlas realidad. Tarde o temprano, esto no es más que un oficio y lo que uno hace. Yo creo que tengo más años ha­ciendo cine que no haciéndolo. Arranqué con esto a los 18 años”.

Te iniciaste en el mundo del cine en los nacientes años noventa en Formosa. ¿Qué tan complejo era dedicarse al cine en ese contexto, a diferencia de las posibilidades de difusión y producción con que se cuenta en la actualidad?
- “El cine vino conmigo desde mi segundo hogar, que fue el Cine ‘Italia’. Siempre conviví con el cine, si bien en mi familia no había antecedentes de alguien dedicándose al cine, tuve mucho apoyo. Primero, de mi familia; después, de mi comunidad, de mi provincia, de todos. Desde el gobernador de la provincia hasta un amigo, vecino o familiar. Verdaderamente, en ese sentido, fui muy privilegiado. Siempre tuve el apoyo de mi provincia. Y saber que uno cuenta con el apoyo de su gente y de su tierra fortalece a cualquiera. Y ahí uno se anima, ¿no? Llega a Buenos Aires siendo un estudiante de Cine más, y del interior… y llega a hacer un corto, como fue ‘Malevo’, y posteriormente hacer un largo y desarrollar una carrera. También moverme, como me moví, haber tenido una cátedra en una escuela en la que ni siquiera pude entrar como alumno, como fue la ENERC. Durante cinco años estuve vinculado a la ENERC, mucho antes de que -a Dios gracias- llegue a Formosa y esté tan bien representada y constituida. En aquel momento era muy extraño que haya un catedrático formoseño en la ENERC. También me tocó ser presidente de ADC, una asociación que fue fundada por Sergio Renán, Leonardo Favio y María Luisa Bemberg; y posteriormente también formar parte de comités de precalificación de películas y comités de apelación y de películas terminadas en el INCAA. Hubo un momento en el cual también me aboqué bastante a la industria, pero siempre en la producción. Y este paso a Estados Unidos fue como una progresión natural también. Yo vine principalmente acá para estar cerca de mi hijo y empecé a abrirme paso con mi oficio y mi profesión. No es nada fácil acá, pero estamos empezando a dar los primeros pasos. Hoy en día, la cantidad de medios que hay y también cómo creció el cine argentino, tan respetado hoy en todo el mundo, creo que avala que uno vaya creciendo en su profesión. Si bien no había o no estaban todavía todos estos recursos en aquel momento de inicio allá por los noventa, y mucho menos del cine que uno pretendía hacer, creo que hoy en día esto permite que afrontemos desafíos mayores”.

¿Te considerás un director de cine de género? ¿Cómo recibís esta etiqueta que a veces suelen darte?
- “Sí. Totalmente. Me considero un director de cine de género porque amo el género y el cine, para mí, es género. Entiendo algunas expresiones artísticas que muchas veces son tildadas de pose o de películas hechas para festivales o lo que fuere, pero siempre uso como bandera aquello que decía Alfred Hitchcock, que el cine era un arte, pero era el arte de llenar una sala vacía. Y eso implica entretener, eso implica atrapar al espectador. Y para los que contamos historias y dirigimos, implica que todo el tiempo estemos aprendiendo y estemos tratando de crecer, haciendo un update permanente, porque el público cada vez ve más cine, cada vez ve mejor cine y todas las generaciones nuevas tienen un nivel de lectura y de inmediatez que nos exige a nosotros, como directores o como narradores, saber atraparlos y no soltarlos por el tiempo que dure la película. El cine se construye desde los géneros”.

-------------------------------------------------------

CON FORMOSA DENTRO

“Quiero agradecer el apoyo que siempre tuve de mi provincia. Esto para mí es como un bypass. Yo sé que ahora el 7 de octubre, cuando se haga la ceremonia, la gala que se va a hacer en Nueva York, que será la primera vez que me entreguen el premio, lo voy a estar recibiendo con toda la gente presente. Sé que de alguna manera yo no voy a estar solo, estén quienes estén ahí. Yo voy a estar acompañado por mi familia, por mi tierra, por mi provincia. Y eso te da fuerza, con eso te animás a enfrentar cualquier cosa. Acá los pasos son muy difíciles de dar, no es un momento fácil para nadie, pero los vamos a ir dando y me comprometo a representar bien a mi provincia en primer lugar, a mi tierra, a mi gente y a nuestro país también. Llegado el momento, creo que uno es eso, ¿no? Uno es el lugar de donde viene, uno es el lugar al que pertenece dentro del país en el que esté. Y yo soy formoseño. Es más: sería un sueño para mí poder estar, si no estuviese el COVID, con algún representante de Formosa al lado mío. Pero de cualquier manera, estoy yo con Formosa dentro, muy en contacto con todos”.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer