pixel facebook
Miércoles 12 de Agosto de 2020

11 ° C Clima

Logo Editorial


RESOLUCIÓN JUDICIAL

Procesaron con prisión preventiva a los dos policías acusados de haber violado a una joven de 18 años


Los dos policías que están acusados de violar a una joven de 18 años en un complejo de alquileres en el barrio Divino Niño de la capital provincial, el pasado sábado 13 de julio, fueron procesados con prisión preventiva por el juez de Instrucción y Correccional N° 1, Rubén Spessot, bajo el cargo de abuso sexual con acceso carnal agravado.

El abogado querellante, Gustavo León, dijo a La Mañana que hasta esta instancia de la investigación se reunieron las pruebas necesarias que llevaron al juez a dictar el auto de procesamiento con prisión preventiva a los dos policías imputados en la causa, en tanto un tercer efectivo de la misma fuerza que estuvo implicado inicialmente, quedó desvinculado del hecho al constatarse que no participó del abuso sexual.

El querellante aclaró que la Defensa de los imputados tiene tres días hábiles para presentar un recurso de apelación si así lo considera, pero adelantó que apenas quede firme la resolución del juez Spessot ofrecerá nuevos testigos posteriores al abuso que van a aportar más elementos para dejar completamente esclarecido el caso.

Siguiendo el encuadre jurídico que tiene hasta el momento este repudiable hecho, la pena prevista por el Código Penal para este delito va de 8 a 20 años de prisión.

El caso

La víctima tiene 18 años y es oriunda del interior provincial. Había viajado a la capital para pasar ese fin de semana en la casa de sus tíos y, de paso, tener el primer contacto cara a cara con el joven que había conocido por las redes sociales cinco meses atrás.

El encuentro con el muchacho se produjo el sábado minutos después de las 20, pero lo que nunca imaginó la joven fue que su fin de semana se iba a convertir en un martirio: violada por dos efectivos policiales en la habitación de un complejo de alquileres en avenida Avellaneda y calle Pacífico Scozzina, según denunció.

Según explicó la mujer, ese sábado por la noche acompañó a uno de los jóvenes hasta el alquiler donde también se encontraban los otros dos acusados. Luego de tomar algunas bebidas alcohólicas, el primero se retiró del lugar con otra chica y dejó sola a la joven con sus compañeros.

Momentos después la víctima intentó salir del lugar, pero se percató que la puerta estaba cerrada. Los dos policías se habían quedado con ella, le quitaron el teléfono celular y, según los términos de la denuncia, la violaron. Finalmente la adolescente pudo escapar y pedir ayuda a unos vecinos de la zona, que le brindaron asistencia y contención. Después fue trasladada hasta el Hospital de la Madre y el Niño, donde fue examinada por peritos judiciales, que también mandaron a analizar su ropa y las sábanas secuestradas en el lugar del hecho.

Según el testimonio de los vecinos que la ayudaron, en ese momento la víctima habría recibido mensajes y llamados de uno de los presuntos autores, lo cual los incriminaría aún más en el hecho.

“La chica estaba muy asustada cuando la encontramos, nos pedía que no llamáramos a la Policía porque los que la habían atacado eran policías. Pero llamamos igual, también a la ambulancia. Nos contó que fueron dos los que abusaron de ella. En un momento lo ve pasar a uno de ellos y me lo señaló; se ve que la estaban buscando”, relató en su momento un vecino y testigo del caso, quien contó que salió tras los pasos del sospechoso y logró interceptarlo. “Lo tuve 15 minutos hasta que llegó el patrullero y lo esposaron”, agregó.

Los dos procesados por el juez Spessot cumplían funciones en el Destacamento Desplazamiento Rápido (DDR) de la Policía de Formosa: Héctor M. de 23 años y oriundo de Clorinda, y Yonathan S. de 21, residente en El Espinillo.

Después de este hecho, ambos fueron pasados a situación pasiva, es decir que no cobran sus haberes, y fueron separados de sus funciones.

Esclarecimiento

El abogado querellante confió en que una vez que se produzcan todas las pruebas el hecho quede aclarado y la causa lista para ser elevada a juicio.

Dijo que en su rol de Querellante va a seguir aportando todos los elementos necesarios, colaborando con la investigación en la etapa de instrucción, juntamente con el fiscal de la causa.

En cuanto a las pruebas existentes en el expediente, dijo que la declaración testimonial de la víctima es categórica, al igual que el informe psicológico surgido del examen realizado por los peritos. “Imagínense lo mal que estaba que cuando fue a declarar en Tribunales llegó encapuchada y con anteojos oscuros, tenía mucha vergüenza y miedo. Declaró tres horas y se quebró en sucesivas ocasiones, su estado emocional era muy grave, jamás pensó que el primer contacto con un muchacho que había conocido por facebook iba a terminar de esta manera”, sentenció el abogado.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer