pixel facebook
Miércoles 11 de Diciembre de 2019

33 ° C Clima

Logo Editorial


HABLEMOS DE IGUALDAD

Telar de la abundancia: una estafa disfrazada de sororidad

Hablemos de Igualdad, por Heliana Guirado, periodista y licenciada en Comunicación Social


Cambian de nombre y se apoyan en discursos que se relacionan directamente con el contexto social y económico, lo que los legitima frente a quienes buscan obtener un beneficio. Ahora volvieron recargados y reproduciendo una falsa idea de unión feminista.

Pero ¿por qué el telar de la abundancia, la flor o los mandalas son una estafa? La Mañana habló con las economistas Candelaria Botto y Florencia Tundis, ambas egresadas de la UBA e integrantes de la organización Economía Femini(s)ta que busca “visibilizar la desigualdad de género a través de la difusión de datos, estadísticas, contenidos académicos y producción original orientadas a todo público”.

En esta entrevista explican cómo funcionan y brindan consejos a quienes aún piensan ingresar.

1.¿Cómo se explica el mecanismo del telar de la abundancia y por qué es una estafa?

Candelaria: “Tiene que ver con un esquema piramidal y empieza de esta forma: yo capto a dos personas y les digo que me den por ejemplo 100 dólares (generalmente es en dólares porque justamente lo que se trata de evitar es la inflación, la depreciación de la moneda, entonces se hace en una moneda más estable). Esas dos personas están encargadas de conseguir otras dos personas que van a poner el mismo monto y se van a ocupar, cada una, de conseguir dos personas más.

De esta forma, el esquema va creciendo y todos van cobrando. A medida que se va sumando gente, van cobrando, no es que toda la plata se va a la persona que lo creó, sino que va circulando desde las personas que recién entran a las que entraron antes.

El crecimiento que tiene es exponencial, o sea que si cada persona consigue dos personas más, el límite de que más personas se sumen es bastante cercano, entonces en ese momento, cuando ya no puede entrar más gente, los últimos que entraron no van a cobrar.

Y lo más triste de esto es que a esas personas lo que le van a decir es que no se dio, o no se esforzaron lo suficiente, como la culpa personal de no haber podido conseguir dos personas, porque justamente la estafa se da en el momento en que ya no podés conseguirlas y por ende no lográs que se te devuelva ese ingreso.

En algún momento una persona va a dejar de recibir y ahí está la estafa, en la que los que recibieron son todos estafadores y los estafados son los que nunca llegaron a ver devueltos esos capitales”.

Florencia: “Generalmente quien gana con esto es la primera o la segunda persona y como el telar se extiende, cuando te llega a vos, no tenés forma de contactar a esas primeras personas que lo empezaron, entonces no tenés a quien reclamar. Ahí está la estafa, que tiene un límite y por estadísticas a un 80% no le va a regresar esa plata”.

2.Si bien hace unos años estuvo presente, después perdió notoriedad y ahora se lo vio resurgir, bajo la idea de una forma de sororidad. ¿Por qué creen que se utiliza al feminismo para convencer a las mujeres de que entren?

Candelaria: “Porque lo que afirma es que como el patriarcado nos crió para pelear y competir entre nosotras, es necesario que generemos redes que nos garanticen la autonomía económica. Esto, en un contexto en el que tenemos mayores tasas de desempleo, de precarización laboral, menores ingresos.

En una población que está más vulnerada económicamente, esto cala más hondo, porque justamente lo que estás vendiendo es la esperanza de conseguir ese ingreso que es tan difícil de conseguir en el mercado laboral.

Lo que se dice es como si multiplicaran la plata en algún punto, y ese es justamente el problema: que la plata no se multiplica. Si no, no tendríamos los problemas que tenemos la mayoría.

Hay muchos países donde esto es ilegal y por eso se usa mucho el criterio del misterio porque las personas que hacen esto sistemáticamente y que más se enriquecen, saben exactamente lo que hacen. Probablemente la que te invitó a vos, la amiga que conozcas haya sido presa de este discurso”.

Florencia: “Se lo utiliza porque ahora está muy en boga y lo que tienen estos mecanismos es que se van renovando y cambiando el discurso. Ahora es el feminismo, antes era el emprendedurismo, pero es siempre lo mismo: un círculo de estafa.

También se une a las pseudociencias en boga como la Astrología, entonces tiene esta ala de misterio de las energías, de que es un círculo de mujeres y te venden el discurso de que estás por fuera del sistema capitalista de los hombres. Pero no, es lo mismo de siempre con otro nombre y no tiene nada de capitalismo diferente, es más, te diría que es el mismísimo capitalismo pero peor, porque no tenés constancia de nada, es plata en negro.

La primera pregunta que me haría es: ¿Por qué necesito poner plata si está esta buena energía y es un círculo de mujeres? Si necesitás un círculo de mujeres y de contención, no tenés que poner plata para entrar.

En algunos barrios, por ejemplo, ponen $ 500 todos los meses (o el monto que fijen) y ese mes, la plata va para una persona. Pero eso es muy diferente, porque un mes te toca a vos, otro mes a otro, y puede ser algo válido.

Lo que hace este sistema es que a la plata que estas mujeres tienen ahorrada bajo el colchón (o donde la tengan), la pone en circulación, o sea es capitalismo puro.

Encima, si no lográs el regalo, te culpan a vos misma y eso no tiene nada de feminismo. Es lo menos feminista y sororo que hay”.

3.¿Qué recomendaciones dan como economistas y feministas a quienes confían en estos mecanismos y pretenden ingresar?

Candelaria: “Nunca entres en nada que te prometa que te va a multiplicar por 8 lo que pusiste en un corto plazo de tiempo. Ninguna oportunidad de negocio que sea tan espectacular va a existir, si no, todos estaríamos haciéndolo.

Los casos de empresas o asociaciones que se volvieron millonarias, tienen que ver con ideas, con proyectos trabajados y no con procesos de esta magnitud.

Incluso en términos financieros, es una ganancia demasiado alta para ser cierta”.

Florencia: “Si alguien te invita y vos tenés que poner plata para entrar y no hay una contraprestación inmediata, siempre dudá.

Desconfiá también de todo lo que te diga que la plata se va a multiplicar mágicamente con energías, porque la plata no se multiplica mágicamente.

Y antes de ingresar, Googleá y hablá con otras personas y te vas a dar cuenta de que hay un montón de mujeres estafadas que no recibieron nada y por ahí perdieron sus ahorros. Porque lo que pasa con estos telares es que quizá quienes los inician son mujeres de clase media o más altas a quienes esos dólares no les representa tanta pérdida. Pero en algún momento, como se necesita nueva gente todo el tiempo, llegan a estratos más bajos y para estas mujeres esos quizá son los ahorros de toda su vida”.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer