pixel facebook
Miércoles 11 de Diciembre de 2019

42 ° C Clima

Logo Editorial


SALUD

¿Cómo sé si tengo EPOC? Advierten que el único estudio para detectar la enfermedad es la espirometría

Desde CEDIC, a través de su médico especialista Jorge Román Ayala, insisten en la importancia del diagnóstico temprano y de la prevención desde la infancia


“3 de cada 4 argentinos no saben que tienen la EPOC”; “una enfermedad que afecta a 350 millones de personas en el mundo”; “8 de cada 10 personas la padecen y no están diagnosticados”… son datos -reales- que salen a la luz previo a cada tercer miércoles de noviembre, fecha en que la Organización Mundial de la Salud conmemora el Día Mundial de la EPOC.

En ese sentido, desde CEDIC -Centro de Diagnóstico por Imagen Computada- hacen su aporte a la concientización de los formoseños a través de dos conceptos fundamentales: la prevención y el diagnóstico seguro.

Este centro -ubicado en Saavedra y Eva Perón-, además de ofrecer servicio de imágenes con su moderno equipamiento médico, posee una variedad de especialistas que están a disposición de los pacientes. En este caso, el Dr. Jorge Román Ayala, médico neumonólogo, atiende todos los jueves de 18.30 a 20.30 horas, explicó sobre la enfermedad y advirtió que “la única herramienta para detectar la EPOC es la espirometría”.

Comentó que la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, o EPOC, es una enfermedad progresiva que causa dificultad para respirar. La palabra “progresiva” indica que la enfermedad empeora con el tiempo. No tiene cura.

La EPOC puede causar tos con producción de grandes cantidades de una sustancia pegajosa llamada mucosidad, sibilancias, falta de aliento, presión en el pecho y otros síntomas.

Aseguró que la principal causa de la EPOC es el hábito de fumar cigarrillos. “La mayoría de las personas que sufren EPOC fuman o solían fumar”, expresó. Sin embargo, hay estudios que revelan que hasta el 25 por ciento de las personas con EPOC nunca fumaron. “La exposición a largo plazo a otros irritantes de los pulmones -como el aire contaminado, el humo del fuego a leña para cocinar, los vapores químicos o el polvo- también puede contribuir a la EPOC”, amplió.

“Para prevenir hay que entender”

El neumonólogo Dr. Ayala comentó que para entender la EPOC, es bueno comprender cómo funcionan los pulmones. “El aire que usted respira baja por la tráquea a unos tubos que van hacia los pulmones, llamados tubos bronquiales o vías respiratorias”, inició.

Describió que dentro de los pulmones, los tubos bronquiales se ramifican muchas veces en miles de tubos más pequeños y delgados llamados bronquíolos. Estos tubos terminan en racimos de diminutos sacos de aire redondeados llamados alvéolos.

“Por las paredes de los alvéolos, pasan unos vasos sanguíneos pequeños llamados capilares. Cuando el aire llega a los alvéolos, el oxígeno pasa por las paredes de los alvéolos a la sangre de los capilares. Al mismo tiempo, un producto de desecho llamado dióxido de carbono (CO2) pasa de los capilares a los alvéolos. Este proceso, llamado intercambio gaseoso, trae oxígeno al cuerpo para las funciones vitales y elimina el CO2”, argumentó.

Las vías respiratorias y los alvéolos son elásticos. “Cuando usted inhala o toma aire, cada alvéolo se llena de aire como si fuera un globo diminuto. Cuando exhala o deja salir el aire, los alvéolos se desinflan y el aire sale”, contó.

¿Qué pasa cuando hay EPOC?

En la EPOC, la cantidad de aire que entra y sale por las vías respiratorias disminuye por una o más de las siguientes razones:

  • Los bronquios y los alvéolos pierden su elasticidad.
  • Las paredes que separan muchos de los alvéolos están destruidas.
  • Las paredes de los bronquios se vuelven gruesas e inflamadas.
  • Los bronquios producen más mucosidad que en condiciones normales y pueden obstruirse.

SÍNTOMAS

El neumonólogo explicó que si bien puede presentarse síntomas variados, lo importante es que ante la duda se debe concurrir al especialista, el cual le solicitará una espirometría para conocer la capacidad pulmonar. Los síntomas más persistentes son:

  • Tos con expectoración de moco.
  • Dificultad para respirar (disnea), que empeora con la actividad y el esfuerzo.
  • Pitos y ruidos al respirar (roncus y sibilancias).
  • Frecuencia mayor de agudizaciones respiratorias por infecciones víricas y/o bacterianas.
  • Cansancio y apatía.

???

?PREVENCIÓN

?La mejor manera de prevenir la EPOC es “no comenzar a fumar o dejar de fumar”. La principal causa de la EPOC es el hábito de fumar. Si fuma, pregúntele a su médico qué programas y productos pueden ayudarle a dejar el hábito.

“Sin embargo, el cigarrillo no es el único culpable, aunque sí el principal, también afectan la salud pulmonar el humo del fuego a leña que se utiliza para cocinar, el humo de la quema de pastizales y algo muy vigente en la actualidad, el humo de los famosos vapeadores, donde lo alarmante es que es un producto que se intenta poner de moda entre los jóvenes y cuya venta no está regulada”, advirtió Ayala.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer