pixel facebook
Sábado 20 de Julio de 2019

18 ° C Clima

Logo Editorial


OPINIÓN

Ni vencedores ni vencidos

POR MARIO BRIGNOLE


A pocos días de las elecciones provinciales y municipales, cuando la quietud regresa a nuestras tardes pueblerinas, bajados ya los últimos carteles proselitistas y cuando se apaga el eco del análisis de los resultados, es tiempo de evaluar internamente lo ocurrido y prepararnos para los serios problemas de la gestión de la cosa pública que nos esperan.

El pueblo habló y nada puede discutirse al respecto.

Los sociólogos podrán buscar las razones ocultas de los electores. Los que perdieron hablarán de nuevo de las bolsitas de mercadería, de los aparatos y del pueblo que tiene miedo.

Como siempre, la culpa es de los otros, nunca propia.

Con el corazón henchido de obtener el respaldo del 60% de mis vecinos, con al alma llena de agradecimiento a cada uno de los habitantes de la Perla del Sur, aun a los que no me votaron, con la satisfacción de una jornada electoral sin incidentes y con un 80% de asistencia a las urnas, es para festejar.

Pero la realidad no da tregua. Los alimentos siguen aumentando, una canasta básica que exige ingresos de .000 por familia que ni el 40% de mis vecinos logra como ingreso regular; casi 7 millones de argentinos con problemas de empleo y 2 millones sin él, con fábricas que cierran cada día.

Con hambre, con problemas para adquirir medicamentos que registran un alza del 39% en 5 meses del año, no hay mucho tiempo para el festejo.

Las razones del apoyo de mis vecinos las encuentro en la gestión: un Municipio proactivo que no se limita a prestar servicios públicos, sino que gestiona y ejecuta obra pública para mejorar la calidad de vida de los vecinos y generar trabajo y dinamizar la economía local; un proyecto de ciudad que se alimenta de las sugerencias de los mismos vecinos, la acción social para socorrer en las emergencias, la gestión ante la provincia para resolver problemas de seguridad, de salud y del sector educativo.

Cabe ahora actualizar nuestro proyecto de ciudad para los próximos 4 años en función del contexto económico y político de la provincia y del país, potenciando el espíritu emprendedor de los hijos y nietos de los pioneros, y bajo las mismas premisas que nos trajeron hasta aquí: trabajar en comunión con los vecinos, sumando a todos los vecinos de buena voluntad; mantener el ritmo de la obra pública como motor de progreso y hacer de la solidaridad la bandera que nos aglutina y recuerda que nadie se salva solo.

Para trabajar juntos como comunidad, tenemos una rica historia de sacrificio y cultura del trabajo a favor, pero hay una premisa básica: juntos podemos vivir mejor. Divididos no hay ninguna esperanza de progreso; para eso es bueno recordar y hacer carne: ni vencedores ni vencidos.

Las elecciones ya son historia. Para lo que viene por delante necesitamos unirnos y hacernos fuertes.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer