Formosa, Miercoles, 19 de septiembre de 2018 - 06:Sep:39 - loading
Hola ArgentinaGrupo Betania

“Para transmitir folklore, hay que sentirlo”

03/06/2018

Cada 29 de Mayo, en honor al santiagueño Don Andrés Chazarreta, patriarca del folklore argentino, se celebra en el país, el día Nacional del Folklorista. ¿Quién es hoy un folklorista? ¿Cuál es su principal características? Estas y otras cuestiones, en respuestas del formoseño, bailarín, folklorista, Edgardo Salinas.

“El trabajo de un folklorista es trasmitir cultura”, dijo el profesor de Folklore y coreógrafo de la Asociación Folklórica Estampas Norteñas. A través de sus pasos por la danza y el folklore, con apenas 26 años, analizará la calidad del género en la provincia y los roles que comprometen a los folkloristas. 

“Yo empecé a bailar a los ocho, en la agrupación Reminiscencia. Ahí conocí el folklore y gracias a ello, logré seguir. Hoy es lo que me apasiona y vivo día a día. A diferencia de lo que vemos hoy, cuando era pequeño no había tantas agrupaciones ni peñas en la provincia. Además, había muy pocos cargos en las escuelas. Eso, con el tiempo ha cambiado. Todo se ha incrementado. La danza sobre todo, creció muchísimo”, expresó. 

Dijo que en Formosa, en este momento, son muchos los profesionales que trabajan para que esto suceda: que el folklore crezca, que las raíces se hagan fuertes, que lleguen lejos, que niños, adultos, nuevos y viejos, se interesen, conozcan, se empapen del folklore que los une comunidad. Esta, en definitiva, es la tarea del folklorista: “trasmitir cultura, mostrar lo que nos identifica para que todo mundo lo sienta. Un trabajo duro”, según valoró.

El folklore es más que cantar o bailar. Es la identidad en vivo. Edgardo lo siente y por eso, se esfuerza en transmitirlo. Mediante la educación, mediante los intercambios y proyectos colectivos, compartiendo experiencias, conocimientos, saberes. Viajando. 

“El folklore es cultura”, se animó el folklorista, luego de retomar dos experiencias que vivió con la asociación piranense “Estampas Norteñas”. Comentó que habían participado en dos oportunidades, de unos encuentros en Europa y en los Emiratos Árabes Unidos: “Viajes soñados”, los calificó. 

Así, ejemplificó que lo más enriquecedor de conocer otros lugares, otras culturas, es encontrarse uno mismo. “Nosotros tenemos una gama impresionante de estilos, por regiones en un mismo país. Eso no pasa en otros lugares y es muy hermoso poder mostrarlo”, dijo.

La imagen invita a pensar: de repente, un grupo de formoseños bailando en un país donde la danza es sólo de hombres, marcando el contacto, que el abrazo del chamamé signifique tanto algo como la picardía de la zamba entre la pareja. Ojos internacionales mirando, observándose ellos. La danza, una vez más, conectando la labor del folklorista apasionado que busca transmitir su esencia, despertando el interés de quienes aún no conocen el folklore argentino. 

Para transmitir folklore, hay que sentirlo. Insiste Edgardo: “Que pregunten, que se interesen, que lean, que aprendan. A los folkloristas no nos molesta contar, estamos para comunicar-nos, sobre algo tan importante para nuestra vida como es el folklore”.


Comentarios

MAS NOTICIAS
El sueño de pasar de la metáfora a la materialidad puso primera
Cronopio
Bondi: microcharlas, pasión, experiencias
La educación, ese acto inevitable
Cronopio
Obligación de los gobiernos, preocupación y ocupación de la sociedad: un enfoque rápido pero profundo
Una mirada hacia el río y un septiembre “A Toda Costa”
Cronopio
Deportes, cultura, esparcimiento, competencia, tradición y gastronomía. Todo eso y más, este 14, 15 y 16, en el Predio Ferial de la Costanera