Lunes 17 de Junio de 2019

13 ° C Clima

Logo Editorial


La alemana estafada por un paraguayo y el peligro del "catfishing" en las apps de citas

La historia de la mujer varada en Asunción revela un modus operandi del que hay que estar prevenido.


Heide Mareike Rachidi es una alemana de 31 años que se convirtió en noticia en los últimos días cuando se descubrió que estaba varada en el aeropuerto de Asunción en Paraguay tras ser estafada en varios miles de euros por un paraguayo que la había enamorado online.

La mujer viajó desde Berlín para casarse con quien ella creía que era Blas Antonio Bogado, un abogado paraguayo a quien conoció a través de una app de citas, y a quien le transfirió una suma no determinada de dinero que ronda los 5.000 euros (aunque los primeros reportes hablaban de 500.000 euros) para, supuestamente, construir una casa en Paraguay.

Heide Mareike Rachidi, la alemana que terminó varada en Paraguay.

Sin embargo, apenas puso pie en el país vecino el hombre terminó la relación, y la mujer quedó en el aeropuerto, con el corazón roto y pidiendo dinero para volver a su país.

El engaño fue descubierto por los medios paraguayos, y el hombre en realidad no es abogado ni se llama Blas: se trata de Daniel Céspedes, preso en la Penitenciaría de Tacumbú donde cumple una condena de 25 años por homicidio doloso.

Blas Antonio Bogado no era un abogado paraguayo: se trataba de Daniel Céspedes,  preso por homicidio doloso.

Qué es el "catfishing", o el engaño en las apps de citas

El "catfishing" es un tipo de engaño online que se da especialmente en las apps de citas, en las que una persona se hace pasar por un candidato ideal y, luego de enamorar a su presa, le pide dinero valiéndose de diferentes excusas.

Y es que el mundo de las citas online da para todos los gustos: se calcula que hay más de 8.000 plataformas con este tipo de servicios, y cada día aparecen cientos de apps nuevas para satisfacer un mercado que mueve unos dos billones de dólares anuales.

Según datos de GlobalWebindex, en América Latina y la región Asia-Pacífico, las apps y sitios de citas tienen una aceptación de entre el 45% y el 46%, mientras que en Estados Unidos y Europa la cifra es de entre el 28% y el 29%. En países como Estados Unidos, además, el 30% de los usuarios de Internet de entre 18 y 29 años utiliza una app o sitio web de citas.

Asimismo, los pronósticos estiman que para el 2023 el número de usuarios de servicios de citas online a nivel mundial será de más de 328 millones, de los cuales se cree que 48,1 millones serán usuarios de Europa, y 37,5 millones serán nada más que de los Estados Unidos.

Esto es un terreno fértil para que proliferen todo tipo de estafas, especialmente teniendo en cuenta que muchos esperan conocer a su media naranja en estas plataformas, y muchas veces quien se presenta como nuestra alma gemela puede resultar ser un maestro en el arte del engaño.

Los estafadores también utilizan redes sociales como Facebook para llegar a sus presas. (LEON NEAL / AFP)

Por ejemplo, solo en 2018 y en Australia se reportaron 3.981 casos de estafas relacionadas a citas online a través de redes sociales, aplicaciones o sitios web, que representaron pérdidas por más de 24 millones de dólares, según Scamwatch.

En el Reino Unido, la Oficina Nacional de Inteligencia de Fraude reveló en 2017 que cada tres horas se reportaba un caso de fraude relacionado a citas online, mientras que cifras más recientes de Action Fraud revelaron que en todo el 2018 se presentaron más de 4.500 denuncias por fraudes de romances en línea y se estima que el 63% de las víctimas son mujeres, publicó la BBC.

Cómo protegerse de los engaños

El fenómeno cobró tal relevancia que los expertos en seguridad de Eset publicaron una serie de recomendaciones para tener en cuenta.

Si conoces a alguien que luego de uno pocos contactos comienza a expresar sentimientos muy profundos acerca de ti y que solicita continuar chateando por fuera de la app o del sitio, ten cuidado. El hecho de querer salir de la plataforma en la cual se conocieron debería ser suficiente para estar alerta.

Sospecha si notas ciertas inconsistencias entre lo que cuenta y lo que se ve en sus perfiles de las redes sociales.

Es común que luego de un tiempo (semanas o meses) y tras haber establecido cierta confianza, la persona que conoces te cuente una historia muy bien elaborada que termina con un pedido de dinero, el envío un regalo o algo similar. Recuerda jamás enviar dinero a alguien que no has conocido personalmente.

Sospecha de alguien que siempre tienen una excusa para no verse personalmente.

Realiza búsquedas en la web de las imágenes que te envía o que usa en su cuenta para corroborar que es quien dice ser. De esta manera podrás corroborar si las fotos son legítimas o si las tomó de Internet. Puedes usar para eso Google Images o TinEye.

Nunca compartas con la persona que estás conociendo, sobre todo si no la conoces personalmente, información que pueda comprometerte, como pueden ser fotos o videos.

Si decides encontrarte con alguien que has conocido online, nunca está demás avisarle a alguien para que esté al tanto.
Fuente: www.clarin.com
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer