pixel facebook
Jueves 23 de Mayo de 2024

15 ° C Clima

Logo Editorial


“IMÁGENES PARA PENSAR EL PASADO. FORMOSA, DESDE SUS ORÍGENES HASTA MEDIADOS DEL SIGLO XX”

El matiz de la elegía

* Por Héctor Washington



"Esta es una época nostálgica, y las fotografías promueven la nostalgia activamente. La fotografía es un arte elegíaco, un arte crepuscular. Casi todo lo que se fotografía, por ese mero hecho, está impregnado de patetismo. Algo feo o grotesco puede ser conmovedor porque la atención del fotógrafo lo ha dignificado. Algo bello puede ser objeto de sentimientos tristes porque ha envejecido o decaído o ya no existe. Todas las fotografías son memento mori. Hacer una fotografía es participar de la mortalidad, vulnerabilidad, mutabilidad de otra persona o cosa. Precisamente porque seccionan un momento y lo congelan, todas las fotografías atestiguan la despiadada disolución del tiempo".

OBJETO TESTIMONIAL

La aguda mirada de Susan Sontag acerca de la función social que constituye la fotografía en tanto objeto testimonial nos ayuda a interpretar el mundo que nos rodea y a interpelarnos acerca de este lenguaje artístico que supone -en palabras de la autora- una pérdida, un duelo por lo que ya no está y la conmoción que despierta en nosotros, en tanto espectadores, un instante que ha devenido en muestra de dignidad de la mano del fotógrafo que inmortalizó un acontecimiento de la historia. Los seis ensayos que componen “Sobre la fotografía” (1977) proponen reflexiones diversas en torno al acto de fotografiar y su función social e ideológica de acuerdo con los diversos contextos, intenciones y resultados de esta actividad a lo largo del Siglo XX.

PENSAR EL PASADO

Testigos de esta disolución del tiempo de la que Sontag nos habla, los diferentes acontecimientos históricos que integran la muestra fotográfica “Imágenes para pensar el pasado, Formosa desde los orígenes hasta mediados del Siglo XX” atestiguan el devenir de una provincia pujante que ha hecho de su historia un viaje conmovedor desde donde podemos reflejarnos.

Organizado en conjunto por la Subsecretaría de Cultura, la Dirección de Patrimonio y la Dirección de Acción Cultural, se trata de un paseo abierto a la comunidad en la Galería del Teatro de la Ciudad (avenida 9 de Julio y España) que deja testimonio de la rica historia de nuestra provincia, cuya apertura tuvo lugar el miércoles 17, con la presencia de público en general y una visita guiada de los alumnos de la Escuela Primaria N° 2 “Domingo Faustino Sarmiento”.

La exposición, que consta de tres núcleos temáticos: “Sociedad y Economía”, “Educación y Salud” y “Formosa Panorámica”, pertenecientes al catálogo del período histórico “Territorio Nacional”, deja constancia de la importancia cabal que implica resguardar nuestro pasado histórico y cultural a través de fotografías cedidas por el Archivo General de la Nación (AGN).

“Sociedad y Economía” recupera imágenes relativas al trabajo, el desarrollo económico y la instauración del transporte. En tanto, “Educación y Salud” propone un recorrido por algunos de los desafíos de la educación y la salud durante las primeras décadas del siglo pasado. Por último, “Formosa Panorámica” sugiere una vista en perspectiva, donde los trazos de una ciudad de Formosa que pugnaba por consolidarse asumían un perfil más definido.

FORMOSA RETRATADA

Una salida de trenes de Formosa a Embarcación en 1933 en la Estación del Central Norte Ramal C-25, los muelles de la antigua ciudad y su ferrocarril central, un instante capturado en 1904 en torno al puerto y sus personajes arquetípicos, la histórica Estación Sanitaria en 1899, la inauguración del Hospital Central en 1915, la emblemática esquina céntrica de la farmacia “El Reloj” en 1933, la entonces Escuela Superior de Niñas N° 2 “Faustino Sarmiento”, una vista panorámica de la ciudad en tanto Territorio Nacional y su plaza San Martín en 1916, la explotación del quebracho en los montes formoseños alrededor de 1920 y los alumnos de la Escuela N° 11 de la localidad de El Chorro en 1911 constituyen un documento de inobjetable valor testimonial de nuestra historia como provincia.

TERRITORIO NACIONAL

En el acto de apertura de la muestra, la profesora Graciela Marechal, directora de Acción Cultural de la provincia, resaltó la importancia de este evento, “sobre todo en el mes de abril, donde seguimos conmemorando el cumpleaños de nuestra querida Formosa. Esta muestra fue pensada para que todos tengamos una mirada retrospectiva de nuestra Formosa en fotografías para algunos inéditas, pero sobre todo de un valor histórico muy importante para nosotros, para ver cómo se ha conformado nuestra provincia hasta la que tenemos hoy, una provincia tan pujante”.

Por su parte, la directora de Patrimonio Sociocultural, licenciada Graciela Buiatti, explicó: “Esta muestra recorre a través de fotografías la historia de Formosa, desde sus orígenes hasta mediados del Siglo XX. La vamos a hacer en distintas etapas. Esta es la primera. Habrá una segunda etapa, fundamentalmente desde lo social, que la vamos a mostrar a través de los monitores, para lo cual estamos trabajando. Y en una tercera etapa, vamos a trabajar desde mediados del Siglo XX hasta la actualidad”.

Esta primera etapa retrata la Formosa en los tiempos en que era Territorio Nacional; la segunda muestra dará cuenta de acontecimientos históricos de una Formosa devenida en Provincia y en los últimos meses del año, la muestra girará en torno a la Formosa en la actualidad.

IMAGEN COMO HUELLA

El profesor en Historia Javier Núñez, encargado de las visitas guiadas a los visitantes de la muestra, profundizó: “No es una muestra ordenada cronológicamente. La imagen fotográfica nunca tiene un alcance histórico de lectura política, por lo tanto las fotos suelen ser insumisas, es decir muestran que algo pasó y comenzamos a hacer muchas preguntas a las fotografías, preguntas que tal vez la imagen no va a responder inmediatamente. Y nos parece un desafío muy sugerente presentar la imagen no solamente como una remembranza del pasado, como anticuario, sino como una huella, como una enseñanza que es actual y que nos interpela la emoción”.

Así también, ponderó el proceso histórico como un devenir aún inconcluso que repercute en el presente: “Una imagen simple tiene un conjunto de preguntas, de sentidos, para hacernos. Y a veces uno no educa la mirada en una sociedad donde tal vez hay sobreabundancia de imágenes; entonces muchas veces no pensamos en ellas. Estas son imágenes para pensar el pasado, resonancias de un pasado que no es inactual, no son imágenes simplemente en blanco y negro antiguas, sino que muchos procesos probablemente aún están en nosotros y podemos dialogar con ellos y dejarnos interpelar”.

“Hay una serie de dimensiones del pasado y la imagen se constituye en una especie de invitación familiar a pensar fundamentalmente”, sugirió para finalmente valorar: “Me parece que la potencia que tienen estas imágenes, la visualidad que pueden despertar o suscitar en nosotros, nos lleva saludablemente a preguntarnos por el pasado. Tal vez no tengamos inmediatamente respuestas para ellas pero sí tienen un sentido emocional, también un sentido histórico, un objetivo preciso”.

IMAGEN Y MEMORIA

En tanto, el artista visual Walter Tura, coordinador de la Galería del Teatro de la Ciudad, precisó que “se trata de que esta muestra no sea sólo un muestreo meramente visual, sino que propone visualizar lo que era esta provincia cuando era Territorio Nacional y pensar que la imagen es memoria. Esto es fundamental: la memoria no sólo está basada en el pasado sino también en el presente. Hoy estamos haciendo memoria. Estas imágenes son icónicas, representan memoria. Y a la memoria hay que ayudarla, vi-sualizarla. La imagen es potencia y, así como es potencia, también hay que acordarse en dónde vive uno, en dónde está uno”.

“Fue algo muy fantástico que la Escuela N° 2, con sus alumnos, estuviera frente a la foto antigua de 1933 de la institución, con su directora. Fue genial, fue una remembranza única de volver del presente al pasado, una experiencia fantástica”, expresó finalmente en diálogo con Conopio.