pixel facebook
Jueves 23 de Mayo de 2024

15 ° C Clima

Logo Editorial


LOS NÚMEROS PARA OPTIMIZAR

Una columna del profesor Rey Zarza



Mucha gente ve las matemáticas como algo muy alejado de la vida cotidiana, un universo de abstracciones y entelequias que, más allá de unas cuantas aplicaciones prácticas, poco tiene que ver con el mundo real. Sin embargo, las matemáticas empezaron a desarrollarse a partir de
necesidades tan básicas como contar objetos o medir distancias y superficies.

Nuestros ancestros empezaron a tener conciencia de las cantidades y luego empezaron a contar antes incluso de ser humanos. Lo sabemos porque muchos animales distinguen entre conjuntos de diferentes números de elementos, y algunos exhiben una sorprendente capacidad numérica: los cuervos, por ejemplo, pueden contar hasta nueve, en el sentido de que ven incluso la diferencia – difícil de captar de una ojeada- entre un conjunto de ocho elementos y otro de nueve.

Desde que los humanos comenzamos a caminar erguidos, el hecho de tener dos manos libres con cinco dedos en cada una debió de facilitarnos mucho la tarea. Pero una cosa es contar unos pocos objetos cuyo número se puede abordar de un vistazo, y otra muy distinta una gran cantidad de elementos y tener que registrar de alguna manera ese cómputo para no olvidar.

Sin embargo, la importancia de los números va más allá de la mera capacidad de contar o medir. A lo largo de la historia, la humanidad ha construido un acuerdo colectivo sobre un ente abstracto.

Esta abstracción nos permite conceptualizar el mundo que nos rodea de una manera más precisa y nos brinda herramientas poderosas para optimizar nuestras acciones y decisiones.

En efecto, la optimización es una de las principales utilidades de los números en nuestras vidas cotidianas. Desde la administración de recursos en una economía hasta la planificación de rutas de transporte o la programación de algoritmos informáticos, las matemáticas y los números son
fundamentales para maximizar la eficiencia y minimizar los costos en una amplia gama de actividades.

Por ejemplo, en el ámbito empresarial, la optimización juega un papel crucial en la gestión de inventarios y la planificación de la producción. Mediante modelos matemáticos y algoritmos especializados, las empresas pueden determinar la cantidad óptima de productos a fabricar o
almacenar para satisfacer la demanda del mercado sin incurrir en excesos o faltantes que generen costos adicionales.

De manera similar, en la vida diaria, los números nos ayudan a tomar decisiones informadas sobre cómo distribuir nuestro tiempo, energía y recursos. Ya sea al planificar un presupuesto familiar, organizar nuestras tareas diarias o elegir la ruta más eficiente para llegar a nuestro destino, la capacidad de cuantificar y comparar diferentes opciones nos permite tomar decisiones más acertadas y alcanzar nuestros objetivos de manera más efectiva.

Este ente que solo existe en nuestras mentes producto de un acuerdo colectivo sorprende como puede ordenar nuestras vidas. En resumen, aunque las matemáticas puedan parecer abstractas y distantes para algunos, la realidad es que los números son una herramienta poderosa que utilizamos constantemente para optimizar nuestras vidas y nuestro entorno. Desde los primeros pasos de la humanidad en la tarea de contar objetos hasta la compleja optimización de procesos en la era moderna, los números nos acompañan como aliados indispensables en nuestra búsqueda de eficiencia y progreso.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2024 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer