pixel facebook
Jueves 23 de Mayo de 2024

15 ° C Clima

Logo Editorial


EL GUITARRISTA ABEL TESORIERE Y LA CANTANTE ANALUZ BLANCO DIERON A CONOCER LAS CANCIONES A TRAVÉS DE LAS PLATAFORMAS DIGITALES

“Kobre”, sutileza y brevedad sonora

* Por Héctor Washington



Tracción a sangre. Así es como define Abel Tesoriere -en diálogo con Cronopio- al proceso compositivo y hasta gestacional que lo llevó a crear, junto a Ariadna Prime, este pequeño puñado de canciones desde lo estético y lo expresivo, hasta que la voz de Analuz Blanco les imprimió su sello indeleble en “Kobre”, cuya edición vio la luz hace pocos días a través de las plataformas digitales.

Tres piezas cargadas de enorme sutileza y una gran facturación lírica de imágenes retóricas por demás elocuentes conforman la breve pero poderosa lista de canciones que componen este trabajo, que pareciera haber sido manufacturado hasta la más mínima pieza: “Ay, coplita” y “Pequeño”, de autoría del propio Abel Tesoriere y Ariadna Prime; y “Fiesta dorada”, clásico aire de galopa de Aristiales Servín y Roberto Rodríguez.

“Lluvia, zamba y telar, trapitos de dolor”. “Kobre” inicia con una letanía que se mueve en sinestesia permanente con el rojizo mineral de una pena, revive como una fiesta siguiendo la ribera del Paraná y el escamaje dorado de sus aguas, sus lapachos, sus pescadores… y se agiganta en la pequeñez de una leve brisa, un árbol, una mariposa peregrina y una pasionaria desgarrada de silencio.

“Una característica fundamental de las canciones que grabamos con Analuz es la sorpresa de que todas las versiones que hacemos cuando tocamos en vivo -o en donde estemos en esta unión o conexión a la hora de hacer música- es que ella tira una idea y yo la sigo o intento seguirla; o al revés, yo largo algo y ella al toque me sigue. Entonces, eso va fluctuando todo el tiempo”, grafica Abel a este Suplemento acerca de la sinergia estética que logra establecer con Analuz Blanco a la hora de interpretar las canciones.

Analuz, por su parte, agrega: “‘Kobre’ son tres canciones que venimos laburando hace muchos años, tanto en interpretación como en abordaje de melodías. Y este año nos decidimos grabar; ya era un proyecto que teníamos pensado, pero este año se dio la posibilidad de grabar esas tres canciones, dos de las cuales son composiciones propias de Abel con Ariadna Prime y otro clásico que queríamos reversionar y ponerle una impronta propia. Intentamos plasmar mucha sensibilidad y mucha delicadeza en cada notita y cada palabra que hemos trabado y que hemos dejado plasmada en estas canciones”.

“El proceso de interpretar algo siempre es lindo y divertido, porque siempre es distinto. Los caminos son siempre parecidos pero diferentes. Esa es otra característica muy linda de hacer música con Analuz y de cantar estas canciones: siempre hay sutiles cambios en las versiones, que dependen de un montón de cosas: de cómo uno se levante, en qué horario lo esté tocando, en qué está pensando, cómo uno está anímicamente…”, explica Abel.

En tanto, Analuz confiesa: “Me moviliza personalmente desde la sensibilidad -que me caracteriza, creo yo-. Mirar al mundo con sensibilidad en este momento pareciera ser un acto revolucionario pero importante. Así que me mueve poder plasmar música y palabras en arte. Estas tres piezas que componen ‘Kobre’ no sé si las podría caracterizar, pero sí me parece que tienen mucho de sutileza, tienen mucho de laburo, de mucho compromiso, mucha disciplina y muchas horas de sentarnos, probar, errar, acertar para que salga lo mejor de nosotros en cada obra”.

El trabajo visual, con fotografía del propio Abel y la colaboración de Santiago Marín en el arte de tapa, es también por demás elocuente, emulando el matiz cobrizo que guarda las mismas propiedades de un entramado que abriga la piel en medio del invierno.

“Esta sinergia -suma Analuz- se logra después de muchos años de conocernos, después de muchos años de estar juntos mucho tiempo, de entendernos a nivel personal, conocer nuestros tiempos, conocer cómo toca Abel y él conocer mis matices, mis momentos fuertes, mis momentos, más débiles… y se crea desde lo humano”.

Consultado por la presentación oficial de “Kobre”, el músico formoseño proyectó: “Vamos a seguir grabando con Analuz canciones del repertorio que venimos armando hace unos años y que tiene que ver con canciones que nos gustan mucho a los dos, que son músicas del litoral y músicas que no son del litoral también, música de compositores uruguayos, de compositores de acá de Buenos Aires, que no son necesariamente litoraleñas. Y también música de este conjunto de canciones compuestas con Ariadna. Así que estamos con ganas de seguir grabando y presentando estas canciones. Seguramente, cuando pueda yo irme para Formosa las podremos presentar y tocar; o si ella se viene para acá para Buenos Aires”, finalizó acerca de este registro sonoro de canciones que apenas sobrepasa los 12 minutos pero que logra reverberar durante el resto del día, como un leve susurro.

-----------------------

¿Cuál es la esencia de “Kobre” que vertebra estas tres piezas tan sensitivas?
- “La esencia de ‘Kobre’ tiene que ver con varias cosas, pero más que nada con el afán, el gusto y la búsqueda de composiciones originales para interpretar. Ya sean propias o ajenas. En este caso, dos canciones propias y una tercera ajena. Y, sobre todo, coincidir en ese afán con Analuz, ya que a ella le gustan las canciones y las toma como propias. Eso es -para alguien que compone- tremendamente valioso. Entonces, para mí es un gusto que ella las cante, que ella las tome como propias. Pero tiene que ver con ese afán de búsqueda de algo, de otra belleza, de una belleza que va por otro carril a la belleza tradicional que conocemos del litoral o folklórica en general, porque en estas canciones también hay un aire de zamba, después hay un ritmo raro en 5 o en 10 y después hay una especie de galopa, que es ‘Fiesta dorada’, que es un cover. Las otras dos sí son propias, en parcería con Ariadna Prime”.

¿Cómo fue el proceso de composición en conjunto con Ariadna Prime de dos de estas canciones que hasta parecen hablarte al oído en la voz de Analuz?
- “El proceso compositivo fue intenso y largo, porque nos conocimos con Ariadna en el 2017 o 2018 más o menos. Estas canciones son de entonces. Son una serie de canciones que se compusieron en esa época, en ese tiempo. Y yo soy un gran admirador del trabajo de ella en todos los sentidos. Ella principalmente escribe, escribe muy lindo. Y también compone música. El proceso fue muy lindo, muy intenso y son varias canciones que se compusieron en esa época. Son cerca de diez o doce canciones. Y hay de varios tipos. En algunas, sobre letras de ella yo ponía alguna música o poníamos ambos música; o sobre melodías que tenía yo o que componíamos los dos, ella escribía letras. Y fuimos de a poquito armando las canciones así, sin prisa y sin pausa, hasta que en algún momento nos dimos cuenta de que había como diez o doce canciones. Y acá se grabaron dos, pero hay varias más para sacar a la luz. Son esas cosas que se dan cuando te encontrás con personas que admirás. A mí me pasaba que admiraba la obra de Ariadna y me daban ganas de continuar y de seguir haciendo cosas. Porque suele pasar -me suele pasar- que me pasan letras o me piden colaboraciones, y a veces no se da; es más, la mayoría de las veces no se da, porque no es tan sencillo armar nomás una canción de acuerdo a un texto. Porque el texto es lo que a la final manda. Al principio capaz que no tanto, cuando uno empieza a querer esbozar una melodía. Pero después, en el resultado final, el texto es el que dice: ‘Hay que ir por acá’, ‘hay que ir por acá’. Así que con ella fue muy sencillo, porque los textos de ella a mí me alumbraban en el camino y me hacían ir por lugares fáciles para mí. Entonces me salían fáciles las cosas que hemos hecho juntos. La verdad es que fue muy gustoso, fructífero y gozoso”.

Hay una sinergia especial que se da entre vos y Analuz Blanco a la hora de juntarse a hacer música… ¿cómo nació la idea de invitarla a poner su voz en este trabajo?
- “Sí, con Analuz sucede eso que decís vos: sinergia, que sería que todo se potencia. No me pasa con todas las personas con las que hago música. Con ella sí me pasa. Nos conocimos ya hace unos años a través de otro amigo en común, ahí en Formosa. Y empezamos a tocar juntos y en total sinergia, como decís, donde 2 más 2 no es 4 sino que puede ser 6 u 8, un timbó… cualquier cosa puede ser. Sobre todo porque a Analuz le gustan mucho las canciones. Tenemos un gusto parecido y las canciones que compusimos con Ariadna le gustan mucho a ella. Y, como te contaba, ella las hace propias. Entonces es como que las canciones están compuestas para que ella las cante. Es un placer enorme cada vez que nos podemos juntar con Analuz. No es tan seguido, pero cuando nos podemos juntar a hacer música o a grabar, es siempre muy lindo. Y tenemos ganas de seguir grabando esta serie de canciones, así que pronto habrá seguramente novedades”.

Hay en “Kobre” un concepto que parece imprimir todo su universo estético: la sutileza y la brevedad en cada detalle que se suma también a un trabajo íntegramente artesanal…
- “Sí, podemos decir que la sutileza es parte de este trabajo, la levedad también, la imaginación también al escuchar las canciones, la espera también. En este universo acústico que nosotros emprendemos -este viaje acústico que emprendemos-, hay un montón de cuestiones de estética y de expresión que son propias de la tracción a sangre que tiene esta formación, porque es puramente acústico. Es la voz de Analuz en primer plano y la guitarra también. Son dos instrumentos dialogando, no hay nada enchufado, no hay nada eléctrico, es todo acústico. Y dentro de ese universo aparecen todas estas expresiones que son propias de hacer música de esta manera: tracción a sangre pura. Así que sí, claro que sí la sutileza es parte de este trabajo”.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2024 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer