pixel facebook
Miércoles 24 de Abril de 2024

25 ° C Clima

Logo Editorial


EMERGENCIA CULTURAL

La falacia de la marea alta

* Por Héctor Washington



“[…] Los recitales de artistas con alto cachet y dudosa calidad…”. El Presidente regurgita falacia tras falacia en su discurso de apertura de sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa. Más que apelar a la autoridad, responden a un “argumentum ad baculum”, montado sobre una suerte de banqueta que le otorgue cierta altura y un pretendido vuelo retórico. A él y a sus premisas, del todo inconducentes, que no logran convencer más que a un puñado de lacayos entreguistas abajo y a un minúsculo grupo de imberbes contratados especialmente para la arenga y el montaje permanente del “algoritmo de Yrigoyen” que lo excita tanto y le quita horas enteras del día laboral que pagamos “con la nuestra”, como les gusta decir.

Afuera, un Congreso literalmente sitiado por un operativo de dimensiones obscenas. La transmisión oficial no muestra -claro- los cacerolazos y las manifestaciones de repudio que ocurren a metros de un escenario interior extraído de un reality, un pasaje de la vida de Truman Burbank. Pero no, no es cine. Muy a nuestro pesar, es la Argentina del desguace.

Su ataque contra los artistas no es nuevo. Desde la intervención de organismos como el INT, el INAMU, el INCAA, la ENERC y el FNA, su encono parece ir in crescendo. Sin medias tintas.

En medio de este contexto de zozobra, como tantos colectivos alrededor de todo el país, la Asamblea de Artistas de Formosa insiste en sus reclamos y delinea su plan de resistencia.

En este sentido, Silvia Gabazza y Omar Giménez dialogaron con Cronopio y reiteraron su llamado “a todes les artistas a organizarse, a debatir profundamente nuestros problemas, luchar por nuestras reivindicaciones y defender la libertad plena en el arte”.

Desde la necesidad de sostener la actividad cultural como estandarte simbólico y práctico, plantean acciones que apunten a ganar espacio en las calles, con actividades abiertas al público en los barrios, ampliando el número de artistas que adhieran a la Asamblea para defender los diferentes sectores culturales de Formosa.

Teniendo en cuenta que en este contexto social y económico, el sector cultural se pierde entre las filas de reclamos, con un Gobierno que recorta fondos para comedores, educación, salud… la convocatoria se plantea más como un espacio de resistencia, generando debates y estableciendo el contacto con la comunidad.

“El arte no puede ser ajeno a sus tiempos y realidades. Está allí para manifestarse y resistir ante aquello que lo oprime. La cultura forma parte de una política pública que hay que defender colectivamente. Muchos derechos han sido ganados. Y hoy, aunque parezca un universo paralelo, están en peligro. No pueden escaparse de nuestras manos tan fácilmente. Hay que hacer arte y seguir resistiendo”, arengan.

“Una marea alta levanta todos los barcos” fue la frase con la que Kennedy justificó en 1963 la construcción de una presa. La resemantización del aforismo sirvió para reforzar años después la teoría del derrame, con la que el libre mercado pretende convencernos de la repartición de la riqueza desde los sectores pudientes como producto de una regulación fiscal relajada.

“No la ven”, insiste desde su mundo ilusorio el Presidente, cuando a estas alturas, parece una verdad de perogrullo que resta poco por ver cuando esta marea colosal se traga todo en derredor. Menos a “la casta”, que conduce con desquicio indecible el timón de una Argentina cada vez más saqueada.

--------------------------------------------------------

La Asamblea de Artistas nace en un contexto en que la ley Ómnibus parecía arrasar con muchos organismos de la cultura. Sin embargo, la lucha continúa por causas análogas. ¿Cuáles son esas demandas permanentes?

SILVIA GABAZZA - “La lucha sigue encendida. Así lo manifestamos al inicio de esta Asamblea y está en pie porque la cultura y todos sus sectores continúan en peligro. Los y las artistas somos afectados por las decisiones que se toman a nivel nacional. No sabemos qué sucederá mañana, por qué derechos vendrá la motosierra de este Gobierno de ultraderecha. La situación que estamos atravesando amerita que sigamos movilizados, que reflexionemos acerca de este terrible ajuste que cae con todo su peso en los sectores culturales”.

OMAR GIMÉNEZ - “El sector artístico y cultural viene protagonizando grandes discusiones y debates a lo largo y ancho del país. Si bien la ley Ómnibus cayó, los ataques hacia el sector no paran. El ajuste que está llevando a cabo el Gobierno nos golpea a todes y en especial a les artistas, que somos un sector inmerso en la precariedad. Es por eso que nos seguimos organizando, para saldar esa deuda que el Estado tiene con nosotres”.

Hay, a estas instancias, un discurso instalado por los medios, las redes y el Gobierno mismo acerca del “artista que vive del Estado”. ¿Cómo desentrañar a estas alturas ese tipo de falacias que calan muy hondo en la sociedad?

SG - “No vivimos del Estado. Como bien expresás, son discursos instalados. Y hay que llevar la reflexión a partir de lo que sabemos hacer: el arte. La cultura forma parte de la identidad de un pueblo, de una comunidad. Son discursos que pegan fuerte porque, de pronto, para un sector de la sociedad pasamos a ser ‘mantenidxs’, ‘vagxs’. Reafirmamos y sostenemos que somos trabajadores del arte. Para nosotrxs, no es un entretenimiento o tiempo libre. Implica la creación del arte para el público. Seguiremos invitando al análisis desde nuestro sector con el teatro, la música, el cine, las letras”.

OG - “El artista no vive del Estado. Esa es una mentira que quisieron instalar, que-riendo desprestigiar a artistas que brindan su show en algún festival organizado por el Estado. El artista vive de sus producciones. El que tiene posibilidad de vivir de eso. Lo que hay que entender acá es que la inmensa mayoría que nos dedicamos al arte tenemos otro trabajo. Son muy pocos los artistas que viven de su arte”.

En una gestión donde se ven demolidos derechos elementales del ciudadano, como educación, salud, salarios… ¿de qué manera insertar la resistencia cultural en ese frente de lucha social?

OG - “Les artistas no somos iluminados, ni somos exceptuados de todos los problemas que nos aquejan como sociedad. Pertenecemos a una clase social, a la clase trabajadora, la que genera riqueza y valor con su esfuerzo. Es por eso que no podemos ser indiferentes a las convulsiones de nuestra época y tenemos que buscar la unidad con los sectores que luchan por el pan, por el trabajo, el salario, el ambiente, etc”.

SG - “Cuando salimos a manifestarnos contra la ley Ómnibus, se hizo eco la consigna de la ‘Unidad de lxs trabajadores’. Me parece una herramienta de lucha valiosísima. De repente, nos encontramos en grupos virtuales con compañerxs de otras provincias con lxs que teníamos puntos de encuentro. Las voces se hacen más fuertes. La caída de la ley Ómnibus demostró que no fue en vano todo lo que iniciamos. Y continúa hoy”.

A la luz de los acontecimientos en materia cultural, la realidad local requiere el compromiso de todo el arco artístico y de la comunidad en general. ¿A qué apelar a la hora de encarar esta tarea casi evangelizadora del arte en tanto aspecto vital del ser humano?

SG - “Es difícil convocar a todxs lxs artistas, pero lo seguimos haciendo. Compartimos el mismo barco, diría yo. Sería interesante escuchar qué piensan respecto de esto y dialogar posturas. Respecto de la comunidad, llevar el arte a los barrios, las plazas, ocupar espacios, que nos vean, invitar. En fin, abrirles la puerta del arte como parte de la memoria, de la identidad, de la historia y como una manera diferente de mirar realidades”.

OG - “El balance que hacemos como Asamblea es que un porcentaje mínimo de la sociedad consume arte vivo, no van al teatro, a un recital, etc. Por eso tenemos la iniciativa de acercar el arte a los barrios, a los lugares donde las expresiones artísticas no llegan. No sólo formar al futuro público sino también acercar la posibilidad de expresión desde el arte”.

¿Cuáles son las actividades que la Asamblea de Artistas planea llevar a cabo en la comunidad, teniendo en cuenta el 8M y el 24M próximos, banderas de resistencia que el arte nunca ha abandonado?

OG - “Estamos convocando para conformar una columna de artistas en la marcha del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que culminará con una actividad cultural en la plaza. Creemos que es un día sumamente importante, donde les artistas tenemos que estar y levantar la voz por nuestra demanda propia del sector y también en solidaridad con otros pueblos, como el de Palestina, que están siendo masacrados”.

SG - “Nos convocamos de manera virtual para definir acciones futuras. Votamos que todos los meses, esta Asamblea siga estando presente de manera bimodal. Convocarnos a acciones de fechas importantes de lucha como el 8M y el 24M. Continuar con nuestros festivales artísticos en distintos puntos de la ciudad, seguir difundiendo, realizar talleres, intervenciones... No dormirnos, porque esta lucha será larga”.


.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2024 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer