pixel facebook
Miércoles 24 de Abril de 2024

25 ° C Clima

Logo Editorial


SESIÓN ESPECIAL

Insfrán abrió el 51° periodo de sesiones ordinarias de la Legislatura con fuertes críticas al "modelo neoliberal" de Milei



El gobernador de la provincia, Gildo Insfrán, dejó inaugurado este viernes a la mañana el 51° período de sesiones ordinarias en la Legislatura provincial, en un acto que presidió desde las 9.30 de la mañana junto al vicegobernador Eber Solís y el presidente de la Cámara de Diputados, Armando Felipe Cabrera. En este marco, el Primer mandatario repasó su gestión de gobierno del último año y abordó con anuncios las proyecciones para el próximo ejercicio ejecutivo.

Con anticipación, el vicegobernador de la provincia y presidente nato de la Legislatura, Eber Solís, ya había convocado a la sesión especial de asamblea inaugural en el recinto deliberativo “Don Emilio Tomás” de la mencionada Cámara, sito en José María Uriburu 241 de la ciudad capital.

En ese marco, el gobernador Gildo Insfrán pronunció su mensaje al pueblo formoseño, dando cumplimiento al artículo 106, inciso 7º del artículo 142 de la Constitución Provincial. Allí se establece que el Gobernador “tiene la atribución y el deber de informar sobre el estado general de la administración y el movimiento de fondos que se hubiere producido dentro y fuera del Presupuesto general durante el ejercicio anterior”.

Con este acto, quedó iniciado el período de sesiones de la Legislatura, para el cual en la primera reunión posterior a esta instancia, los diputados provinciales deberán fijar días y horarios de sesión, así como la conformación de las diferentes comisiones.

Discurso ante la asamblea

"En los últimos años surgieron expresiones de ultraderecha en distintos países del mundo, que capitalizaron el desencanto de la ciudadanía transformándola en votos con discursos engañosos. Por un lado, prometiendo un crecimiento económico –que nunca llega– con medidas de ajuste y ausencia del Estado; y por otro, atacando de manera agresiva e intolerante a quienes expresan un pensamiento distinto, poniendo en riesgo consensos
democráticos básicos.

Así como surgieron altisonantes, estos sectores luego fracasaron en los lugares donde gestionaron. Ahora el “libertarismo” o “anarcocapitalismo” irrumpe en la Argentina con el actual Presidente de la Nación.
Comprendemos la desilusión de muchos compatriotas que han elegido esta opción porque los resultados de los últimos procesos políticos nacionales no fueron buenos. Es cierto que el endeudamiento récord de Cambiemos con el FMI condicionó mucho al gobierno anterior, así como también es cierto que esta última gestión nacional no estuvo a la altura de las expectativas que teníamos todos.

Respetamos plenamente los resultados de las elecciones nacionales. Del mismo modo, exigimos el respeto a la voluntad soberana del pueblo de esta provincia, que eligió en las urnas al Modelo Formoseño con el 70% de los votos.

Durante la campaña electoral advertíamos sobre los peligros que se ceñían en caso de que ganaran quienes hoy ocupan el gobierno nacional. Ratifico las advertencias realizadas, y observo que, lamentablemente, están cumpliéndose en la realidad.

El plan económico que implementa la gestión nacional no es novedoso. Repite el modelo neoliberal de la dictadura cívico-militar de 1976: otra vez aplican congelamiento de los salarios y jubilaciones, liberalización de precios, apertura comercial indiscriminada y desfinanciamiento de políticas públicas.

En campaña decían que el ajuste lo iba a pagar la casta. Luego asumieron el gobierno y se aliaron con la casta para ajustar brutalmente sobre el pueblo. En los casi tres meses de esta nueva gestión nacional, todos los precios se han duplicado o triplicado. Pretenden que paguemos valores internacionales aún en sectores en los que somos país productor. Esto ocurre con los alimentos, que duplicaron su precio en promedio, y también con los combustibles, que ya llevan un 187% de aumento, arrastrando con ellos las tarifas del transporte público.

Los medicamentos aumentaron desproporcionadamente en este corto tiempo, generando que muchas personas no puedan seguir con sus tratamientos médicos. No hablo solo de jubilados, sino de pacientes de cualquier edad y situación socioeconómica con cáncer, enfermedades crónicas o autoinmunes, cuya asistencia fue eliminada por los recortes nacionales. Esto es un acto inhumano e inmoral.

Pero con este modelo no todos sufren: unas pocas empresas y sectores de poder se están llevando enormes ganancias, mientras aumentan la pobreza y la inseguridad alimentaria en la mayoría de la población. Seamos claros: existen problemas de muchos años de arrastre en nuestro país. Pero quienes prometieron solucionarlos, hoy solamente los están empeorando.

Un ejemplo de esto es la inflación. Hace más de 1 década que es un problema estructural de la Argentina, y su erradicación fue la principal promesa de campaña del candidato libertario. Ahora vemos que en sus primeros 3 meses de gestión, en lugar de bajarla, los indicadores de inflación alcanzaron los peores niveles en 33 años, y actualmente son los más altos del mundo.

Los problemas incluso se extienden a sectores donde antes no se verificaban. Al inicio de este año generaron una disminución brutal en el consumo, incluso de bienes esenciales como la venta de alimentos y medicamentos, que bajaron un 38% y 45% respectivamente. A su vez la producción industrial PyME se derrumbó un 30% en enero, cayendo también la actividad económica general y la recaudación. Entramos así a una recesión que afecta a
todos los sectores productivos y pone en peligro el empleo de millones de trabajadores.

La historia nos enseña que este tipo de planes de gobierno neoliberales terminan recurriendo a métodos violentos para sostenerse por su inevitable pérdida de consenso ante los daños que generan.
No hablamos solamente de la represión ilegítima de la protesta social, sino también de la violencia institucional. Resultan muy preocupantes los ataques públicos de la máxima autoridad de la Nación contra personas y sectores que no se someten a su plan de ajuste y entrega... "

A su vez, expresó "Así ocurrió, por ejemplo, con sus agravios y amenazas durante el tratamiento de la fallida ley ómnibus en el Congreso y también con la reacción violenta, desencajada e impropia de
un Presidente frente al legítimo reclamo de los gobernadores en defensa de las provincias y del federalismo. Este proceder nunca lo habíamos visto en tiempos democráticos. Tampoco habíamos visto una norma como el decreto de necesidad y urgencia N°70 dictado por el Presidente a 10 días de asumir. Con este DNU se arrogó facultades legislativas amplísimas y prohibidas por la Constitución, modificando o eliminando de un plumazo más de 360 leyes que fueron fruto de décadas de trabajo y consensos parlamentarios. Este decreto es nulo de nulidad absoluta e insanable.

Nadie que se precie de democrático o republicano puede consentir este tipo de avasallamientos. Es más: nadie que se precie de argentino puede avalar estas medidas, porque su consecuencia inmediata es la pérdida de la Soberanía Nacional. Dejamos de ser Patria y pasamos a ser colonia si se destruyen las industrias y las PyMES nacionales, si se desguaza nuestra ciencia y tecnología, si se privatizan empresas o sectores estratégicos como el sistema nuclear argentino.

Dejamos de ser Patria y pasamos a ser colonia si nos endeudan hasta perder la independencia económica, si rematan nuestros recursos naturales, satélites, energía y nuestra capacidad de producir alimentos.
Dejamos de ser Patria y pasamos a ser colonia si renunciamos a la causa de Malvinas, con espurias negociaciones con el país usurpador, traicionando la sangre derramada por nuestros héroes. La Patria no se vende. La soberanía nacional no se negocia.

Justifican toda esta entrega con la cínica excusa de que son para lograr la libertad de los argentinos. Es irónico que algunos se sientan libres al ponerse un collar nuevo, pero como decía Jauretche, “no se trata de cambiar de collar, se trata de dejar de ser perros”.

Juan Domingo Perón enseñaba que cuando nos ofrecen libertad en la injusticia social, en la esclavitud económica o en el vasallaje político, se refieren a “la libertad tan conocida
por los trabajadores argentinos: la libertad de morirse de hambre”.

Sin embargo, la verdadera liberación del hombre solo puede lograrse con su realización plena y en comunidad. Esto requiere tanto del esfuerzo individual para progresar, como de políticas que brinden igualdad de oportunidades para todos. Es decir, hay libertad real cuando también existe justicia social. Son estas ideas las que llevan al Papa Francisco a afirmar que la verdadera justicia es la que hace feliz a los pueblos y dignos a sus habitantes, razón por la cual “ninguna sentencia puede ser justa, ni ninguna ley legítima si lo que producen es más desigualdad, más pérdida de derechos, indignidad o violencia”.

Teniendo a la doctrina social de la Iglesia como un pilar de la ideología justicialista, el Modelo Formoseño plantea políticas que buscan dignificar al hombre y favorecer su desarrollo pleno y en comunidad.
Por eso les anuncio que, a pesar del contexto nacional adverso, en Formosa sostendremos todas las políticas que fomentan la igualdad de oportunidades y la justicia social en nuestro territorio.
Lo haremos aún cuando los ingresos por coparticipación están cayendo casi un 20% en términos reales, a la vez que la gestión nacional sigue recortando fondos comprometidos para obras y programas específicos en las provincias.

Esto es un ataque al federalismo, que tiene un origen histórico en la Argentina por ser las provincias preexistentes a la Nación y que está, por ello, consagrado en nuestra Constitución Nacional. Pretenden ordenar los problemas económicos con una planilla Excel, donde las personas son reducidas a meros números y variables de ajuste. Sabemos, por experiencia, que la economía se ordena cuando primero se ordena la política. En Formosa tenemos una política ordenada, y con ello, las cuentas públicas a través de una administración responsable que nos ha permitido desendeudar a la provincia y consolidar
el superávit fiscal.

Por eso resultan insólitas las afirmaciones de que la provincia tiene deudas por $ 11 mil millones con la Nación cuando se refieren a créditos habituales para gastos de capital que estamos pagando en tiempo y forma. De hecho, la Provincia de Formosa es acreedora del Estado Nacional por diferentes conceptos, como es el caso de las deudas en materia previsional por incumplimiento de las Leyes Nacionales Nros. 25.235, 27.260, 27.429 y Acuerdos Bilaterales. Por este motivo demandamos a la Nación ante la Corte Suprema de Justicia exigiendo el pago de más de $ 25 mil millones por deudas de ejercicios anteriores, monto que será aún mayor al ser actualizado.

Es fácil lograr superávit a fuerza de incumplir obligaciones para con el pueblo argentino y con las provincias, aunque ello sea muy poco sustentable en el tiempo. Nosotros, en cambio, logramos superávit durante 22 años consecutivos, cumpliendo con todas nuestras obligaciones, y sobre todo, con el pueblo adentro. Esto nos posibilita tomar medidas como la de empezar el año con un aumento inicial del
25% para los haberes de los agentes públicos activos y pasivos, cumpliendo al mismo tiempo con el financiamiento de las políticas públicas, el plan provincial de obras y el
fomento al sector privado.

El año pasado, a través del FONDIP asistimos a PyMEs de sectores de alimentos, metalmecánico, textiles y servicios industriales con más de $ 700 millones. Ya son 336 las empresas inscriptas en el Registro Industrial Provincial, que emplean a más de 7 mil obreros de manera directa. A su vez, invertimos más de $ 180 millones para mejorar la infraestructura del Parque Industrial de Formosa con el fin de ampliar la capacidad de radicación de empresas".



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2024 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer