pixel facebook
Miércoles 24 de Abril de 2024

23 ° C Clima

Logo Editorial


Moderar las lenguas



El jefe del bloque justicialista de la Cámara de Diputados de la Provincia, Agustín Samaniego, dijo a La Mañana que se aguarda con “expectativa” el discurso que brindará hoy el gobernador Gildo Insfrán en el Parlamento formoseño, “en un contexto absolutamente diferente, mucho más difícil, para las provincias y para la gente”.

Por cierto, esa expectativa existe y no es la que comúnmente despiertan eventos protocolares como la apertura del período de sesiones ordinarias de cada año. Expectativa por saber, por ejemplo, cómo impactará el mega ajuste nacional en la provincia, o si habrá cambios en el “modelo formoseño”, que el propio Samaniego anticipó que “seguramente se va a enlentecer” por las medidas económicas que viene tomando la Casa Rosada.

Pero la mayor expectativa de la jornada estará concentrada en el Congreso de la Nación, donde el presidente Javier Milei dará un discurso inéditamente nocturno, del que no ha trascendido ni una sola línea. Se prevé, sí, que será “sorpresivo”, lo cual es mucho decir viniendo de quien viene, una persona que, desde que apareció en la escena pública, no ha dejado de sorprender con sus agravios y descalificaciones generalizadas.

La sociedad argentina no está para soportar una nueva escalada en las diatribas políticas, y menos si éstas provienen de las más altas investiduras. Considerar “malnacido” al adversario político que osa criticar una acción de gobierno, o calificar de “nido de ratas” al Congreso por no aprobar una determinada ley, son expresiones extremadamente oprobiosas que nuestra dirigencia debería desterrar para siempre de su vocabulario.

Una canción comienza diciendo: “Asistimos al espectáculo más grande del mundo: ¡La realidad!”; que no es siempre fácil de desentrañar y que tiene bastante de comedia, pero también de dramatismo y realismo mágico. El todo vale, lamentablemente, se impuso como norma en la vida; no hay límites en la política y en las otras actividades humanas.

Las y los políticos tienen mayor responsabilidad, pero estamos viendo también a nuevos personajes que usan disfraces hechos a medida y que aparecen probos y castos ciudadanos/as, pero que asoman tan perversos como quienes desde hace años vienen lucrando con la política.

Alfredo Palacios -el primer diputado socialista electo en toda América- afirmaba “que la política sin moral no es política”. El rol de la política bien concebida radica en orientar a la sociedad tras objetivos y proyectos para el bien común. Hoy es un día clave para ello, en todos los parlamentos del país.

Bienvenidos los diagnósticos, si son objetivos, pero lo que más interesa a la ciudadanía, en este momento, son las propuestas para las distintas áreas públicas en crisis. Aparte, quiere saber cómo seguirá la relación entre la Nación y las provincias, y qué será del accionar municipal en los próximos años, con tantos fondos recortados.

Aunque ya sabemos que la prudencia no es una virtud del Presidente, y también que el agravio se ha instalado en la política, esperamos expectantes los discursos de la fecha, con la esperanza de que las lenguas comiencen a moderarse.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2024 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer