pixel facebook
Lunes 04 de Marzo de 2024

24 ° C Clima

Logo Editorial


Otra opción energética



Antes de asumir -y aun cuando el cargo que ocupará no tiene que ver directamente con el asunto-, la futura canciller Diana Mondino les recomendó a los industriales argentinos que “compren generadores eléctricos”, porque en enero y febrero la energía “no alcanzará para todos”.Sin pelos en la lengua, como al parecer es su costumbre, la inminente funcionaria nacional volvió a poner sobre la mesa un problema recurrente: la crisis energética que atraviesa nuestro país, a pesar de los recursos naturales con que cuenta.

La gran apuesta inminente al gas y el petróleo de Vaca Muerta, así como el aumento en la producción de fuentes no contaminantes como la solar y la eólica, no deberían cerrar las puertas a otras energías alternativas. Mucho menos si alguna de éstas cuenta con posibilidades de desarrollo en la región y en Formosa en particular.

Acá es donde entra una nueva opción: los biocombustibles a partir de madera. Las plantaciones forestales cultivadas expresamente para la obtención de energía “limpia” se presentan como una de las más inocuas propuestas para proteger la ecología.

La producción y uso de los biocombustibles crece a ritmo acelerado a nivel mundial como alternativa al consumo de combustibles fósiles, señalados éstos como responsables en gran medida del aumento de CO2 en la atmósfera. Sin embargo, muchas de las materias primas utilizadas para la obtención de estos biocarburantes, principalmente los cereales y las oleaginosas, son cuestionadas, entre otras razones, porque fomentarían la deforestación de bosques tropicales, o porque provocan una competencia con los alimentos.

La madera, ya sea proveniente de plantaciones con forestales cultivados expresamente para obtener energía, o de restos de poda, raleos y tala (legal) de los bosques; como así también los residuos provenientes del procesamiento primario (aserrín, virutas, cortezas) y/o secundario (recortes y descartes de las industrias de muebles, paneles, etc.), se presenta como una alternativa superadora a tales cuestionamientos.

En los últimos decenios se han diversificado enormemente las posibilidades de la madera en materia energética, siendo posible obtener a partir de ella, en la actualidad, biocombustibles sólidos (leña, astillas, briquetas, pelets y carbón vegetal), gaseosos (biogás) y líquidos (bioetanol).

Se estima que unos 2,5 kilos de biomasa pueden sustituir un litro de petróleo y sus derivados. Por otra parte, el Protocolo de Kyoto establece que las emisiones de CO2 procedentes de biomasa, no computan en el balance de cuotas de gases invernadero asignadas a los países firmantes de dicha normativa.

La Universidad Nacional de Cuyo, a través de un Programa de Bioenergía, avanzó en su momento en una experiencia para poder determinar qué especie, densidad de cultivo y turno de corta proporciona la mayor cantidad de biomasa por unidad de superficie, para poder brindar esa información a los productores interesados en iniciarse en este tipo de cultivo.

Otra opción posible, a no dudarlo, para diversificar, puntualmente, la matriz energética de Formosa y la región.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2024 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer