pixel facebook
Sábado 22 de Junio de 2024

28 ° C Clima

Logo Editorial


El embajador argentino expulsado por Ecuador llegó a Buenos Aires y criticó al canciller Holguín: “Es un mentiroso e irresponsable”

“Las relaciones entre los dos países van a entrar en una situación de impasse”, aseguró Gabriel Fuks



Luego de abandonar la ciudad de Quito a pedido del gobierno del presidente Guillermo Lasso, quien lo acusó de tener responsabilidad en la fuga de la ex ministra María de los Ángeles Duarte Pesantes de la residencia diplomática, sobre quien pesa una condena de cárcel, el ahora ex embajador en Ecuador Gabriel Fuks arribó al país en la mañana de hoy y volvió a rechazar las acusaciones en su contra: “El canciller (Juan Carlos) Holguín es un mentiroso e irresponsable”.

“Las relaciones van a entrar en una situación de impasse. El canciller es un irresponsable. El principal destino de estudio de los jóvenes ecuatorianos es la Argentina, son 15.000 jóvenes, y los ha dejado huérfanos de protección. Espero que no siga escalando, el gobierno (de Lasso) tiene una fragilidad y una debilidad que tiene que construir esta mentira acusatoria, y es la policía ecuatoriana la que dejó pasar y salir a Duarte”, afirmó Fuks en declaraciones a radio 10.

“Hace dos años y medio, la señora Duarte pidió asilo en la Embajada, ella está juzgada junto con (el ex presidente Rafael) Correa; ella tiene un hijo de nacionalidad argentino, pidió entrar, eso fue permitido y autorizado por el presidente Fernández y la política exterior de argentina. Cuando fue designado embajador, ella estaba no como asilada sino como huésped con carácter humanitario, y el Presidente le otorgó en diciembre del 2022 la figura del asilo”, agregó.

Ayer, desde Bogotá, Colombia, previo a aterrizar en suelo argentino, el ex funcionario diplomático había revelado a Infobae su versión sobre la salida de Duarte Pesantes de la embajada de Quito. “El canciller es un mentiroso. No pudo comprobar ninguna de las cosas que ha dicho. Planteó mentiras, habló de que liberé la zona. Todo esto sucedió entre el 10 y el 12 de marzo. El día 14 de marzo, la Policía Nacional dice que el auto sigue estando ahí. Lo que yo tuve fue, muchos días antes, una conversación con la Policía, porque yo tenía un efectivo adentro de la residencia, que corresponde a la División Custodia de Embajadas, como tiene la Policía Federal en Argentina”, sostuvo Fuks ayer.

Imagen de archivo. María Duarte, durante una entrevista en Nueva York

Imagen de archivo. María Duarte, durante una entrevista en Nueva York

“He tenido permanentemente un policía adentro de la residencia y un auto del lado de afuera. La residencia argentina está en un pasaje de 30 metros que termina sin salida en las rejas de la Residencia. El auto de la policía estaba puesto en la puerta, mirando hacia la residencia, en un pasaje sin salida. Llamé oficialmente para preguntar si era parte de la custodia o no: me dieron que no era parte de la custodia, que era para seguridad ciudadana. Eso es para vigilar si hay un robo, en un pasaje sin salida no hay robos”, completó.

Y añadió: “Les pedí que lo corran y lo hicieron. Lo movieron 10 metros, y al día de hoy está ahí. Lo tuvieron que mover empujando porque no le funcionaba la batería. Esto es el estado ecuatoriano, pero ahora pretende echar la culpa y demonizarme a mí, e insultar a la República Argentina cuando el patrullero que puso para vigilar se le escapó lo que no se le tenía que escapar. ¿Cuál es la culpa del embajador argentino? Yo no liberé nada”.

María de los Ángeles Duarte, la ex ministra ecuatoriana que se escapó de la Embajada de Argentina en Quito, contó sus razones a través de las redes sociales. “Tuve que salir bajo riesgo”, manifestó en su cuenta de Twitter.

“Agradezco a la República Argentina por haberme cobijado ante la persecución de los gobiernos de Lenín Moreno y Guillermo Lasso”, sostuvo el pasado 14 de marzo.

“Decidí dejar la embajada porque al negarme el salvoconducto que me correspondía como asilada política, de acuerdo con la convención de Caracas de 1954 e impedir mi salida segura (salvoconducto), el gobierno ecuatoriano me convirtió en su rehén política. Tuve que salir bajo riesgo, pero ejercí el derecho que me asistía”, agregó.

Y cerró el mensaje con una frase de Martin Luther King: “La injusticia, en cualquier parte, es una amenaza a la justicia en todas partes”.


Fuente: Infobae
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2024 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer