pixel facebook
Lunes 04 de Marzo de 2024

27 ° C Clima

Logo Editorial


Para “Libertad y Progreso”, el IPC de enero sería del 6,3%, y la inflación interanual llegaría al 99,3%

Además, se estimó que el Capítulo “Alimentos y Bebidas No Alcohólicas” llegaría al 4,1% en el primer mes del año; y se alertó que la metodología que utiliza el INDEC termina “subestimando” la inflación real



La Fundación “Libertad y Progreso” difundió los resultados de su estimación para el Índice de Precios al Consumidor correspondiente a enero de 2023. En este sentido, la entidad evaluó que el IPC para ese mes será del 6,3%; y de acuerdo a la entidad, el mes pasado el rubro “Alimentos y Bebidas No Alcohólicas” (que representa un 23% de la Canasta del IPC) subió un 4,1%.

Como resultado, la variación interanual trepó a 99,3%, quedando solamente a 0,7 puntos porcentuales de los tres dígitos. Las variaciones de enero estuvieron condicionadas en gran medida por los “ajustes” de precios regulados tales como electricidad, gas, combustibles y medicina privada. Cabe destacar que en estos rubros, el Gobierno nacional demoró las actualizaciones durante los pasados tres años, por lo que incluso con las últimas subas siguen por debajo de los valores reales que sostenían en diciembre de 2019.

El rubro que mostró una mayor “aceleración” con respecto a diciembre fue “Vivienda, Agua y Electricidad” (13,9%), debido a la quita de subsidios energéticos y el fuerte incremento en los alquileres. A su vez, “Transporte” presentó un aumento de 10,7%, que se explica fundamentalmente por la suba del boleto de los colectivos urbanos. El aumento de los combustibles -que promedió el 4%- también contribuyó, aunque en menor medida.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Censos dará a conocer el martes 14 de este mes los datos oficiales correspondientes a la inflación de enero de 2023.

En lo concerniente a este tema, el licenciado Lautaro Moschet, economista de la Fundación, aseguró a La Mañana que si bien en las mediciones realizadas se observa la influencia del programa “Precios Justos”, porque el INDEC incluye numerosos productos de ese plan al momento de desarrollar sus mediciones, la mayoría de esos artículos no se encuentran disponibles en los supermercados adheridos.

“Una de las consecuencias directas de los programas de controles de precios es la escasez. Es una consecuencia directa, que viene de principios de Microeconomía. Pero lo que se está viendo es que el rubro ‘Alimentos y Bebidas No Alcohólicas’ está quedando por debajo del Índice general, por la vigencia de ‘Precios Justos’. El proceso de cambiar la metodología para medir el IPC sería bastante largo, y no sería inteligente modificarla, siendo que este programa duraría hasta mitad de año”, evaluó el profesional; y advirtió que la principal causa del proceso inflacionario que atraviesa la Argentina es la excesiva emisión de moneda nacional, que supera al nivel de demanda que existe en el mercado.

“Lo que termina pasando, y lo que se está empezando a ver, es que la forma en que se mide el IPC termina subestimando lo que es la inflación en sí. En un año electoral, lo que se intenta hacer es subestimar el número de inflación, para tratar de dar una mejor imagen. Pero los controles de precios no van a resolver este problema, porque lo que se hace es controlar la consecuencia y no la causa, que es el exceso de pesos que existe en la economía”, explicó Moschet a este Diario.

Por último, el economista mencionó que durante la última semana de enero, “Libertad y Progreso” comenzó a notar diversos incrementos en los valores de los cortes de carne. “Es sólo el principio, porque consideramos que los precios de ciertos cortes podrían tener aumentos superiores al 40%. Por ello, se espera que esto tenga una incidencia importante en la inflación del Capítulo ‘Alimentos y Bebidas No Alcohólicas’ en febrero”, manifestó.

Aseguran que este año los alimentos tendrán una suba del 100%

El licenciado Mariano Gorodisch, periodista especializado en Finanzas y magíster en Dirección de Empresas, afirmó a La Mañana que en 2023, los precios de los alimentos podrían presentar una inflación anual del 100%, en un contexto en el cual, de acuerdo a diversos medios informativos, los precios mundiales de los productos alimenticios presentan una tendencia a la baja, que se mantendría durante la mayor parte del año.

Para el analista, uno de los motivos del incremento que tendrán los alimentos en nuestro país durante 2023 se relaciona con las subas que se aplican en los valores de las tarifas de los servicios públicos.

“Por ejemplo, aumenta el valor de los servicios para aquellas empresas que producen el pan. Entonces, se van a incrementar los precios de venta de los productos panificados, como el pan y las facturas. Aumentan los precios de la luz, del agua y del gas”, explicó Gorodisch a este Diario.

Asimismo, señaló que se cierran en diversos sectores laborales acuerdos paritarios que incrementarán los gastos que deberán afrontar las empresas, y que también se esperan subas en los precios de los alquileres.

A su vez, indicó que se esperan nuevas subas en los costos de los combustibles, que también serán trasladadas a los precios de los alimentos.

Por último, Gorodisch detalló que la primera edición del año del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central, que se realiza entre las principales consultoras económicas del país, arrojó como resultado que las entidades encuestadas esperan una inflación del 97,6% para 2023.

En lo que va del año, la carne ya sufrió cuatro aumentos en su costo al consumidor

Desde el inicio del 2023, la carne ya subió su precio al mostrador por encima del 30%, con aproximadamente cuatro incrementos, que ya impactan en el bolsillo de los consumidores, según informaron desde diferentes carnicerías.

En relación a esto, Walter Bordón, propietario de una carnicería ubicada sobre la calle Brandsen al 1.300 de la ciudad de Formosa, comentó a La Mañana que “los aumentos son escalonados, y en nuestro caso este martes -por ayer- tenemos nuevos precios en el mostrador”.

“Este año comenzamos mal con el tema de los precios de la carne. Los aumentos son altos. El año pasado teníamos aumentos de un 3%. La semana pasada tuvimos un incremento de casi el 13%. Este lunes recibimos un nuevo aumento de entre el 6 y el 7%”, detalló Bordón a este Diario.

También, recordó, que “este aumento no se vio en todo el año pasado”, agregando que “este aumento es muy alto”.

“Hoy al mostrador, el kilo de pulpa de ternera estaría $ 2.150 aproximadamente, y los cortes de ternera rondarían ese precio. En el caso del lomito, esos cortes deberían estar a $ 2.350, y en el caso de los cortes más económicos, con hueso costarían aproximadamente $ 1.300”, aseguró.

Por otro lado, remarcó que estas subas “son preocupantes”, y que también deberá trasladar al mostrador el incremento del costo de la energía eléctrica. “Me vino más del doble en la factura de la luz, por encima de los 350 mil pesos, en el total de los locales”, acotó.

“Esperamos poder seguir vendiendo. Ojalá Dios quiera que podamos seguir trabajando”, finalizó.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2024 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer