pixel facebook
Lunes 02 de Agosto de 2021

9 ° C Clima

Logo Editorial


Comerciantes y gastronómicos valoran las aperturas, pero piden más diálogo

Mientras que para algunos las flexibilizaciones son “un paso adelante”, otros señalaron la “falta de coherencia” entre lo comunicado por el Municipio y lo dictado por la provincia en el tiempo de Fase 1



Referentes de comerciantes y gastronómicos consideraron “un paso adelante” y una buena noticia la apertura de comercios en general, aunque algunos propietarios de locales enfatizaron que se necesita más diálogo y habrá que tomar medidas para rescatar al sector luego de las múltiples restricciones.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Formosa, Marcos Amarilla, entendió que las cifras de contagio bajaron y que hay que aprender a convivir con el virus, por lo que consideró positivo que el Consejo COVID-19 haya visto que era necesario retomar la actividad de los comercios en general.

Su postura es favorable a la medida, tomándola como el punto de partida a nuevas flexibilizaciones: “Ahora tenemos esto y es bueno, veremos la semana que viene o más adelante llegarán más permisos”, dijo a La Mañana. Sin embargo, planteó que se podrían rever algunas cuestiones, como el horario de cierre de los locales.

“No entiendo que hagan cerrar las farmacias para que queden abiertas sólo las de turno, porque con eso se aglomera a la gente; me pasó de ver después de las 19, en una muy conocida, una fila larga de gente esperando, cuando a tres cuadras, otra farmacia estaba cerrada”, ejemplificó.

Amarilla afirmó entender la postura del Gobierno de pretender que las personas no salgan, pero opina que esto debe ser más una consecuencia de conciencia ciudadana. “Vi en otras provincias que a las 21, los comercios están abiertos pero hay poca gente en la calle, se quedan en sus casas. Acá eso pasa más por miedo a que les hagan un DNU que por cuidarse. Cuando se saque a la Policía de la calle, la gente va a salir atolondrada y tampoco tiene que ocurrir eso”, explicó. Por eso, comprendiendo las restricciones, pide optar por un llamado a la conciencia.

“Lo positivo es que bajan los casos y que los comercios pueden volver a abrir”, sintetizó Amarilla, aunque advirtió que las cámaras y el Gobierno deberán trabajar juntos para ayudar a los comerciantes a recuperarse. Una de las maneras es acompañar en la gestión de beneficios o, por ejemplo, que las tarifas de los servicios –como la electricidad- sean como las residenciales y no las del comercio, que son más altas. También prórrogas o refinanciamientos. Según señaló, la burocracia hizo que muchas PyMEs no hayan podido gestionar el ATP.

Por su parte, una comerciante de indumentaria advirtió que “no es fácil remontar luego de casi 47 días sin actividad económica de la manera en que venimos trabajando. El cliente necesita ver y probarse la ropa que elije”.

“Sabemos que los contagios están descendiendo y eso es muy bueno, pero también sabemos que el comerciante no es el culpable de los contagios masivos, por más que nos los quieran adjudicar. Como sociedad, debemos cuidarnos no solamente dentro de un comercio como el nuestro, sino también en un supermercado, en la farmacia o en la obra social. Esperemos que esto pueda continuar”.

Por otra parte, consideró que no hay diálogo entre la Municipalidad y el Gobierno provincial, luego de declaraciones del director de Bromatología, Jorge Tarantini, quien había dicho que desde el 22 de mayo, los comercios no esenciales ya podían trabajar con la modalidad de retiro del producto del local, al referirse a los locales del “Mercadito”.

“Esa flexibilización de la que habló no era de público conocimiento, amén de que quiera justificar que esto estaba en el DNU. Esto no es así, las reglas no estuvieron claras tanto desde el Municipio como la Mesa COVID, porque si hubiera sido así, no se habrían producido los incidentes de la semana pasada. Evidentemente hay alguien que no tiene un diálogo directo con la Mesa COVID. Esta disposición que se pudo haber adaptado desde el 22 de mayo no se informó como correspondía”, cerró.

Gastronómicos

En plena organización para reabrir su bar desde este sábado, el presidente de la Federación Empresaria Hotelera y Gastronómica (FEHGRA) filial Formosa, Matías Orozco, declaró a La Mañana: “Estamos trabajando a contrarreloj, pero estamos felices, contentos. A la gran mayoría le sirve; a otros no tanto porque la nocturnidad aún no está habilitada, pero esto es un pequeño paso para ir hacia la normalidad”.

Por eso, expresó su deseo de que se sigan dando estos “pasos hacia adelante” y no volver hacia atrás. “Hay que ser positivos y hacer las cosas bien para no retroceder”, dijo.

Un colega suyo, propietario de un bar, también estaba organizando lo más rápido que podía para poder recibir al público hoy. Sin embargo, esto fue motivo de uno de sus principales reclamos: “No se puede avisar 12 horas antes a un bar, a un restaurante, que va a poder abrir”.

En diálogo con este Diario, amplió: “La bronca es por la falta de comunicación a lo largo de un año y medio. No tienen idea de lo que es el sector privado, entonces no tienen la mínima empatía para trabajar en conjunto. Para poner a trabajar un local de 0 a 100, se necesita tiempo, invertir. Que te digan de un día para el otro que abrís es fruto de la falta de empatía, de diálogo, de humildad para trabajar en conjunto en un escenario de emergencia”.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2021 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer