pixel facebook
Miércoles 08 de Abril de 2020

11 ° C Clima

Logo Editorial


"Centauras"


Eva

Eva quiere devolver la costilla,

no le interesa parir hijos,

ni trabajar hasta

el

sudor

de su frente.

Antes todo era fácil:

comer hasta el hartazgo,

decorar mares turquesas,

y nadar desnuda

sin sentir frío ni calor.

Ella desea seguir en el Paraíso

con la serpiente;

que se vaya Adán,

no lo necesita.

Pero “el otro” habló,

y fue condenada.

De haber desinfectado

los frutos prohibidos,

muy distinta

sería la historia.

###########################

Atrapada

Un reloj con garras,

como un atrapa-sueños

me desviste de a poco,

en la noche cálida

de ronquidos punzantes

que acompañan mi insomnio.

Los párpados caen,

pero no se cierran.

La persiana trabada.

Recovecos de luz

lanzan dardos

de cansancio en los huesos

con ojeras de cal,

pabellones sucios,

rejas oxidadas.

Ruidos externos

de mortal urbe:

un barrendero hostil

insiste en las veredas.

###########################

Helena

Helena no quiere ser la más bella,

sino un rostro ovalado,

circense,

con ojos y pestañas de vaca,

labios finos,

rectos,

sin deseo;

orejas como puertas que revelen

la pesada

corona

del

hastío;

nariz deforme de pastora

para otear la madrugada desnuda;

manos resecas

que acaricien corderos,

y curen heridas sin morfina.

Deambula el horizonte sólo en sueños,

acosada por Paris y la guerra.

Dioses trágicos y oráculos absurdos

obligan a su encierro.

Un cuchillo ante el espejo es la salida;

la fealdad, victoria:

Helena sitia Troya

desde adentro.

###########################

Bordado en tu piel

I

Marcado, enredado,

revueltos nudos,

un punto adelante,

cien detrás.

Deletreo mi nombre en tu paño

de barniz enmarcado,

tirante y liso bastidor.

Repulsivos puntos,

cruz y arroz,

relleno de retazos

con el que tropieza mi calma.

La cajita azul,

repleta de hilos macramé,

súbitamente se desangra.

II

Bordada resucito,

axioma,

axial vítreo implacable.

La aguja se corrompe,

envilece y desploma,

cava y socava

originales tumbas imaginarias

en cada cruz y en cada ojal.

###########################

Penélope

Penélope no quiere tejer más,

escupe a los oráculos,

enmaraña con arpones

de ojos cíclopes

madejas,

laberintos.

Clava agujas truncas

en su cuerpo.

Levitan fiebres,

tétanos de incendio;

se resigna fugitiva

a entregar su ofrenda.

Penélope cansada

corta ovillos-venas.

Sumergida en saliva,

bilis,

excremento,

vomita solitaria

clandestinas semillas

de otras odiseas.

###########################

Antígona

Antígona desentierra huesos

perdidos en las mazmorras del olvido;

los junta de a poco,

uno a uno los seca contra el viento.

Atesora fémures, costillas, metatarsos,

los recorta con tijeras enormes

para que encastren

en la textura infantil de su hermanito.

Enfrenta élites pintada de savia,

mezquinas lápidas,

sepulcro de rosas,

olor marchito.

Antígona duerme,

y entre sus faldas

se arrastra la serpiente

que la viola,

y ella… como si nada.

Antígona empalidece,

convertida en luna llena.

Desde remotos cráteres

desnuda muertos

de arenas blancas.

###########################

Electra

Electra,

casada con su padre,

se ahoga en cama-espina,

querosén incendia,

tules colgantes de mosquitos.

Maquilla con óleos calcáreos

su rostro asimétrico.

Es la Otra,

dócil mascota

de rugidos tenues y piel lisa.

Archipiélago familiar

se derrumba.

Imperio de odios

contagian muros y plagas.

Rayos centrípetos

en puntos cardinales,

electricidad granate

desploman su furia hostil:

sentencia de dioses.

###########################

Pasifae

Transgresiones de dioses

sobrescriben oráculos

y encienden hogueras:

Pasifae no quiere engendrar al Minotauro,

prueba de la ignominia y los golpes.

Deseos y fetiches ajenos

se agolpan en su carne.

Soberana con corona,

pero no de su cuerpo.

Con un hacha astillada

arranca con dentelladas su clítoris;

y huye vedada y mutilada,

sin familia al exilio,

como hembra sin hombres,

como otra cualquiera.

###########################

Ariadna

Ariadna, estratega,

sortea abismos,

laberínticos cuencos,

dudas, maltratos.

Rutina de voz sin voz,

doméstica servidumbre,

cama sin sueño.

No hay tiempo metafísico,

el agua acarreada

no permite orgasmos.

Filosofal ocio

revienta costuras hipócritas,

librepensamiento

reservado a hombres.

Ariadna corta el hilo de oro.

Que a Teseo lo devore el Minotauro.

###########################

Medusa

Cabellos de sierpe,

ojos lascivos, pétreos,

figura elixir

en el templo de Atenas,

víctima

despreciada.

Tu cabeza-trofeo

exhibida como

talismán de orgías,

¿belleza culpable?

Metal patriarcal

corrompe el lecho,

tu perfume a sombra

convertido en sobras

de un festín ajeno.

¿Quedará impune tu afrenta?

¿Otros dioses marinos

redimirán el crimen?

Probablemente nunca.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer