pixel facebook
Lunes 22 de Julio de 2019

22 ° C Clima

Logo Editorial


Exceso de cartelería política obstruye la visual y el tránsito en las principales avenidas de la ciudad

Propaganda de todos los partidos, sin excepción, contamina la visual y genera distracciones a los conductores. Algunas, son excesivamente grandes; otras, están instaladas en el cordón de la vereda y se caen por acción del viento.


Cuando hablamos de contaminación visual muchos creen entender a qué se hace referencia con este término. Sin embargo, muy pocos toman conciencia de las consecuencias que puede conllevar el exceso de carteles de publicidad, mamposterías y grandes estructuras metálicas. Y si a esto le agregamos que en estos tiempos se observa una cantidad exagerada de propaganda política, cuya mayoría no se encuentra en lugares seguros para los transeúntes de la vía pública, dichos carteles son colocados por personas que no están capacitadas para entender el peligro de instalar un objeto que obstruye la visual de un ciudadano, entre otros elementos que afectan directamente a nuestro sentido de la vista.

En primera instancia, este exceso de elementos que se ubican en las calles puede causar estrés y agotamiento visual, entre otras problemáticas. Sin embargo, son pocos los que toman conciencia de que el abuso de estos elementos puede causar accidentes de tránsito. 

Las avenidas de la ciudad están repletas de propaganda política en enormes banners con estructuras metálicas que achican el paseo público. En algunos casos, hasta ocupan la nueva bicisenda.

El exceso no corresponde a un solo partido, sino que lo realizan todos por igual. Como explicara tiempo atrás el perito vial Diego Zamudio a La Mañana, "todo entra por los ojos" y muchas veces el exceso de cartelería puede generar distracciones en los conductores y que como consecuencia se produzcan accidentes. 

Desde hace algunas semanas, y más aún desde estos días, es muy común que a lo largo del trayecto a cualquier destino de la ciudad nos acompañen grandes fotografías de propaganda política. Tan grandes son que es imposible no darles un vistazo. 

"Es más, cada vez se ven más publicidades y menos espacios verdes. Y nosotros nos dejamos llevar por ellas, simplemente porque para eso están pensadas, para que las miremos, en suma, hace que nos distraigamos cuando estamos al volante", señaló Alberto, un remisero que en ese momento esperaba un pasajero en la plazoleta de la avenida 25 de Mayo. 

No hace mucho fue noticia un proyecto de ley impulsado en la provincia de Buenos Aires para que se prohíba comer, beber y fumar mientras se maneja, muy celebrado por las asociaciones de víctimas de accidentes de tránsito de Formosa. No obstante, muchos lectores se preguntan: ¿Los carteles de publicidad no generan distracción? ¿Acaso no pueden llegar a causar un accidente de tránsito? 

"Son gigantografías que se instalan desde las últimas elecciones, pero lo cierto es que hay muchas que están mal ubicadas, tapan la visual en las esquinas o están tan mal instaladas que ante un viento fuerte vuelan, situación que podría llegar a ser muy peligrosa", expresó María Esther, propietaria de un comercio céntrico.


Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2019 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer