pixel facebook
Martes 31 de Enero de 2023

22 ° C Clima

Logo Editorial


La feligresía se congregará esta tarde en el Anfiteatro para la Fiesta de la Inmaculada Concepción de María

La misa será a las 19. En la ceremonia, Conejero ordenará como diacono a Maximiliano Emanuel Sotelo





Este jueves, la feligresía católica se congregará por la tarde en el Anfiteatro de la Juventud para participar de la Fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, una de las más importantes de la Iglesia católica y que genera más devoción.

La misa, presidida por el obispo, monseñor José Vicente Conejero Gallego, comenzará a las 19, aunque una hora antes, desde las 18, los fieles comenzarán a llegar -como es tradición- desde cada una de las comunidades, con la imagen de su advocación de María o santo patrono. Otras capillas se congregarán primero frente al Obispado y desde allí caminarán hacia el Anfiteatro.

Como cada año, esta será la única misa de la tarde en toda la ciudad, para promover el encuentro de todas las comunidades en un punto central para honrar a la Virgen María. Esto comenzó a hacerse durante el episcopado de monseñor Dante Sandrelli.

En esta oportunidad, durante la ceremonia, el obispo impondrá las manos para ordenar como diácono a Maximiliano Emanuel Sotelo. La misa será transmitida por la 103.1 FM La Milagrosa y vía streaming en la página de Facebook de la misma emisora.

Dogma

La devoción a la Inmaculada Concepción es uno de los aspectos más difundidos de la devoción mariana en la Iglesia católica. Incluso, en lugares de todo el mundo se adoptó a la Inmaculada Concepción como patrona.

Se celebra el 8 de diciembre porque en esa fecha del año 1854, el Papa Pío IX promulgó un documento llamado “Ineffabilis Deus” en el que estableció que el alma de María, en el momento en que fue creada e infundida, estaba adornada con la gracia santificante y, por ende, libre de todo pecado; inmaculada.

Según establece el dogma -verdad de fe-, la Virgen María fue “dotada por Dios con dones a la medida de su misión tan importante” (Lumen Gentium). El ángel Gabriel pudo saludar a María como “llena de gracia”, porque ella estaba totalmente llena de la Gracia de Dios. Sólo a Ella Dios le concedió el privilegio de haber sido preservada del pecado original, como un regalo especial para la mujer que sería la Madre de Jesús, según es la fe católica.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
No se encuentran Noticias Cargadas
Todos los Derechos Reservados © 2023 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer