pixel facebook
Martes 31 de Enero de 2023

22 ° C Clima

Logo Editorial


JUANMA RAMÍREZ VUELVE A GIRAR CON “BAJOFONDO”

La usina del ritmo





* Por Héctor Washington

"Juan Manuel Ramírez es la usina del ritmo que asumió la responsabilidad de llevar el pulso Bajofondero con precisión, fuerza y groove. Y si bien trae consigo todo el folklore de su Formosa natal, no tardó mucho en hacer propias las pulsiones orilleras del Río de la Plata que hacen a la identidad de la banda, así como la interacción con las máquinas y la electrónica más pura". En estos términos definen al músico formoseño desde el interior de “Bajofondo”, un corazón que late a ritmo sostenido entre las dos orillas del río de La Plata, cuyo torrente bombea la sangre más genuina de un pasado común que tiene sus bases en los aires tangueros pero que ha ido abriendo con los años su horizonte estético a un sinfín de exploraciones sonoras de sensibilidad inusitada.

A un año de la gira que emprendieran por Buenos Aires y algunas ciudades uruguayas, este último tramo de 2022 los lleva a partir también de la capital argentina, con un concierto a beneficio para la Fundación INECO, mañana 28 de noviembre; pero esta vez con destino hacia el norte: el 2 de diciembre próximo en Quito, Ecuador; y el 4 de diciembre en Bogotá, Colombia, como parte de las figuras internacionales del Festival “Rock al Parque”.

Juanma dialogó con Cronopio antes de emprender esta gira internacional con la banda y expresó las sensaciones que le despierta ser parte determinante en este colectivo de músicos de primer nivel, en lo que definió como “subirse a un tobogán emocional muy fuerte” que sin duda retrata uno de los mejores momentos de su carrera artística, a lo largo de la cual nunca cesó de generar -cual usina mecánica- un aluvión de energía en cada proyecto en el que dejó su impronta indeleble.

---------------------------------------------------------------------

Arrancan la gira en el Coliseo, siguen por Quito y Bogotá... ¿Cómo es la previa “bajofondera” a la hora de encarar presentaciones internacionales? ¿De mucha exigencia o relajan los ánimos?
- “La verdad es que compartir estas experiencias con esta banda tan consolidada, de tantos años, con un camino recorrido ya muy grande y con los personajes que la conforman, para mí es muy enriquecedor en todo sentido. No sólo es Gustavo sino también Javier Casalla, que es como mi hermano, con el que comparto ya la vida desde hace muchos años; los uruguayos Juan Campodónico, un gran productor; Luciano Supervielle, un pianista exquisito, de esos mundiales; y Gabriel, que es el bajista y también una persona tremenda con la cual hago la dupla de base. Es una experiencia tremenda subirme a su camino. Yo creo que de Gustavo no hace falta hablar mucho. Su propio camino uno lo sabe y es uno de los productores más importantes, no sólo de Latinoamérica sino del mundo contemporáneo. Compartir con él y con Juan, que también es un gran productor, que viene de hacerle muchos discos a Drexler, viene trabajando también con la nueva generación, con Zoe Gotusso, con gente sobre todo musicalmente muy sensible… Poder ser parte de su proyecto es un privilegio, una experiencia muy enriquecedora y estimulante. Yo soy una persona muy ansiosa. Entonces, estos también son picos de emoción y de ansiedad. Salir desde Formosa hace unos días hacia Buenos Aires, en la camioneta, manejando doce horas con todas mis cosas, es como subirse a un tobogán emocional muy fuerte. En Formosa, a mí me pasa que uno está en nuestro lugar natural y está como cómodo en cierto espacio. Y trasladarse no sólo físicamente sino emocionalmente para encarar la gira, los ensayos, todos los preparativos… es un gran momento, que justo se da al año de la gira pasada. Así que es volver al reencuentro, todo es motivador para crecer, para vivir estas experiencias que a uno lo enriquecen. Para mí, particularmente, viene por ese lado. Es de mucha exigencia, de mucha responsabilidad, pero también es muy emocionante”.

Alejandro Terán y su ensamble de cuerdas también los acompañarán en esta gira. ¿Cómo creés que enriqueció su aporte la propuesta de “Bajofondo” ya desde la edición de “Aura”?
- “Alejandro Terán y la experiencia de compartir la música con él también son uno de los ‘highlines’ de mi propia historia personal y musical. Alejandro tiene una capacidad musical muy rica, es muy bello lo que él compone, lo que él hace, lo que él genera. Ahora está con un cuarteto, con un proyecto que es el ‘Cuarteto Divergente’, donde está Javi Casalla también. Hace poco los vi y fue una experiencia súper copada, donde los arreglos de cuerda de Alejandro son tremendos. Él viene con un camino junto con Gustavo de muchos años, de muchos proyectos compartidos juntos. Y sin duda, Alejandro en ‘Bajofondo’ es una pieza clave desde hace mucho tiempo, desde los primeros discos. Y ahora, que él sea parte, junto con las cuerdas, ahí en vivo, le da también mucho nivel. La banda, más Alejandro con todas sus cuerdas, es una experiencia musical muy rica, porque ‘Bajofondo’ en sus comienzos era tango electrónico. Pero sin duda, en su último disco es mucho más que eso: es hip hop, es trap, es rock, es folklore… de todo. Y las cuerdas emocionan. Yo, cuando tocaba el año pasado en los ensayos, me sentía como un privilegiado. Decía: ‘Mirá todo lo que pasa musicalmente’. Era ‘too much’: Luciano en el piano, Gustavo en la guitarra, Javi en el violín, la base con Gabriel, Juan, Vero, que es la VJ… son experiencias de muy alto nivel. Y sentirse parte de eso es muy enriquecedor”.