pixel facebook
Lunes 05 de Diciembre de 2022

20 ° C Clima

Logo Editorial


Mucho por hacer



Con una treintena de stands y la concurrencia de miles de personas se conmemoró ayer el Día Mundial del Turismo en el Paseo Ferroviario de esta ciudad; fecha elegida para reconocer la importancia de la denominada “industria sin chimeneas” como impulsora del crecimiento económico y social en todo el planeta.

Formosa, hay que decirlo, avanzó bastante en este terreno en los últimos años, promoviendo diversos eventos que de a poco van despertando no sólo interés nacional, sino también convocando a visitantes de otros países. El Primer Motoencuentro Internacional, celebrado en junio pasado, es un claro ejemplo de que nuevas atracciones pueden resultar convocantes más allá de nuestras fronteras.

Como es sabido, Formosa no puede competir con polos turísticos tradicionales del país como las Cataratas del Iguazú, las playas bonaerenses, las serranías cordobesas, la nieve cordillerana o las montañas del noroeste argentino, simplemente porque no cuenta con esos paisajes.

En cambio, sí tiene disponible el amplio menú que ofrece el turismo alternativo. Las modalidades de ecoturismo, turismo aventura, cultural, religioso, rural, de salud, deportivo, e incluso el de supervivencia, son bienvenidas en nuestra provincia, al igual que la pesca, el avistaje de aves, el trekking, las cabalgatas y el cicloturismo, entre otras.

Ahora, así como es justo reconocer los esfuerzos que tanto el Gobierno provincial como el Municipio capitalino vienen haciendo en pro de insertar a Formosa en las principales guías turísticas de la Argentina y el mundo, debe señalarse que estamos recién al principio de un largo camino por recorrer.

Hay países que salvaron su economía o que incluso se desarrollaron a partir de la explotación de un perfil turístico determinado. La propia Argentina tiene ejemplos claros de ello en varias provincias.

Formosa, por ahora, está lejos de la meta que podría alcanzar. Lo importante, empero, es que pareciera haber encontrado una senda provechosa, después de décadas de desvaríos en materia turística; desvaríos que La Mañana criticó muchas veces, siempre con espíritu constructivo.

Los nuevos vientos invitan a soñar con un afianzamiento del turismo alternativo en los próximos años, siempre y cuando las actuales políticas se fortalezcan y consideren la participación necesaria del sector privado.

El Estado necesita imperiosamente inversiones privadas, y los pequeños emprendimientos particulares abocados al desarrollo de esta actividad necesitan que el Estado les asegure condiciones básicas indispensables.

El Bañado La Estrella es un punto clave donde esta combinación de esfuerzos está llamada a dar buenos frutos, luego de las trabas que impuso durante décadas la falta de infraestructura turística.

Igualmente, como dice un eslogan del propio Gobierno, aun queda mucho por hacer para posicionar a Formosa como plaza turística de envergadura. La clave, ahora, es mantener la dirección y no salirse de la huella. El futuro es promisorio y debemos ir a su encuentro con los pies sobre la tierra, siendo conscientes de los servicios que podemos ofrecer.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2022 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer