pixel facebook
Domingo 25 de Septiembre de 2022

26 ° C Clima

Logo Editorial


Devotos marianos del Oeste concretarán una peregrinación al “Santuario del Monte”

El mismo fue erigido por sacerdotes misioneros alemanes en honor a María la Madre de los Pobres, patrona del oeste formoseño. Partirán desde la localidad de Pozo del Tigre



POZO DEL TIGRE El sábado 13 y domingo 14 próximos se llevará a cabo la tradicional peregrinación hacia la Capilla de la Virgen María Madre de los Pobres. Ella es patrona del Oeste formoseño. Los devotos se congregarán en la noche del sábado frente a la Parroquia “Sagrado Corazón de Jesús” de la localidad de Pozo del Tigre y a la medianoche partirán rumbo al Paraje Campo Alegre donde se encuentra el “Santuario del Monte”.

En diálogo con La Mañana el párroco de Pozo del Tigre, padre Ponciano Acosta comentó que la advocación de María Madre de los Pobres “es tradicional en el oeste formoseño y es una advocación querida y hermosa de María. Ella fue uno de los amores de Monseñor Pacífico Scozzina porque en su testamento dejó sentado que la quiere tanto a María en sus dos nombres: Virgen del Carmen patrona de Formosa y La Madre de los Pobres a quien declaró Patrona del Oeste Formoseño”.

El santuario fue construido “por los sacerdotes misioneros alemanes y lo llamamos del monte por su ubicación”, recordó para explicar también que se encuentra emplazado en el Paraje Campo Alegre, a unos 30 kilómetros de camino de tierra desde Pozo del Tigre hacia el río Bermejo, por la ruta provincial Nº 26 Sur.

Ultima morada

“En ese santuario descansan los restos de Monseñor Scozzina porque así lo eligió. Él había expresado que deseaba que sus restos descansen en ese lugar y justamente, este año, en que estamos retomando la peregrinación después de la pandemia, coincide con el día del cumpleaños de Monseñor que estaría cumpliendo 101 años el domingo que es el segundo domingo de agosto que celebramos a la Madre de los Pobres”, dijo con emoción.

Los inicios de una historia de fe en Campo Alegre

En otro tramo de la entrevista, el sacerdote mencionó también que “esta peregrinación nació en los años ‘80 cuando había un trabajo muy fuerte a nivel zonal; la devoción viene de mucho antes porque fue construida por los misioneros alemanes hace más de 50 años y toma más forma de apoco hasta que en los ‘80 otros pueblos se sumaron. Iban muchos de Lomitas, Campo, Ibarreta y Fontana y es lo que, de alguna manera, queremos remontar”.A todo esto sumó que “en la iglesia latinoamericana estamos hablando de relanzamiento de las Comunidades Eclesiales de Base y eso supone un poco esto, retomar cosas lindas que vivimos con un nuevo entusiasmo para vivir el hoy con más fuerza”.

Situación

Cabe mencionar que el padre Ponciano Acosta es un integrante de Endepa (Equipo Nacional de Pastoral Aborigen) y desde ese lugar trabaja intensamente con las comunidades originarias de la provincia. Al ser consultado sobre la situación social actual de las mismas, fue tajante al reconocer que “es tan compleja hoy; tan difícil y preocupante, mirando desde el aspecto económico porque se vive el día a día y si uno mira la situación social y política que vivimos en Formosa sobre todo, preocupa doblemente”.

A esto sumó que se encuentran retomando “con fuerzas” la tarea de la pastoral aborigen para “acompañar más de cerca y pensando en las generaciones jóvenes para ver si ellasvuelven a la sabiduría ancestral y el vivir con esos valores que no son los que hoy están presentes dado que cada vez más es el desmanejo y la politiquería de los no indígenas que fueron entrando en su modo de ver”.

Piquetes

Al hacer referencia a los cortes de rutas que llevan adelante las comunidades originarias, apuntó dos cuestiones: “por un lado, creo que los hermanos originarios son el casi único grupo social que es capaz de levantar su voz. Estemos o no de acuerdo con su metodología pero, son el único grupo que están levantando su voz. Por otro lado se ve más bien silencio. Otra es que detrás cada corte hay también promesas incumplidas o tal vez, algunas cosas que no se llevan adelante”.

A modo de ejemplo, Acosta mencionó un hecho. “Cuando era coordinador nacional en Endepa, estaba viajando por el Sur y volví a Formosa y había un corte en Namqom. Ahí me dijeron: ‘ahí están los aborígenes haciendo un corte pidiendo pan dulce y sidra’, porque era cerca de fin de año. Fui a ver y no era eso. Ellos pedían semáforos y reductores de velocidad porque hubo una muerte. Me quedé a acompañarlos hasta que llegó el que era intendente en ese momento, De Vido; hizo el acuerdo con ellos. Él les prometió que lo haría y les pidió 15 días. La gente aceptó, lo atendió bien, se hizo una oración y se levantó el corte. Entonces le dije: ‘vio que lindo hubiera sido que hubiese venido antes - el corte llevaba como tres días- evitando que esto se prolongue tanto y ninguno fue contra él de manera irrespetuosa”, cerró diciendo.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2022 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer