pixel facebook
Jueves 29 de Septiembre de 2022

14 ° C Clima

Logo Editorial


Agridulce



La reactivación de varios ramales ferroviarios en las últimas semanas es una noticia agridulce para las y los formoseños. Dulce, porque es bueno saber que se trabaja en la recuperación de los servicios ferroviarios en el país; agria, porque sigue sin haber novedades del C-25.

El mal sabor comenzó hace ya tiempo, cuando volvieron a circular trenes en Santa Fe, Chaco, Corrientes, Misiones, Santiago del Estero y el NOA; y no deja de crecer cuando, por los medios nacionales, leemos que regresan a otras ciudades argentinas.

Hace un mes, San Luis festejó la tan ansiada vuelta del tren de pasajeros que, luego de tres décadas de inactividad, ya une a esa provincia con Buenos Aires. El pasado viernes, por su parte, se inauguró el tren de pasajeros que volvió a unir Rosario con Cañada de Gómez (Santa Fe), después de 45 años. Mientras que el fin de semana se supo que la provincia de Río Negro trabaja en la recuperación del ramal que une Bahía Blanca con Carmen de Patagones, en el sur bonaerense, con el objetivo de -“en menos de 60 días”- reactivar el tren para viajar desde Constitución, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, hasta San Carlos de Bariloche (Río Negro).

Es rara nuestra sensación como medio decano del periodismo formoseño. Es una mezcla de alegría, sana envidia y amargura a la vez. Alegría que nace de ver cómo se van encendiendo vías a lo largo y ancho del territorio nacional, después del oscurantismo que nos deparó la década del noventa; envidia por el empeño de incluso algunos gobiernos provinciales en la reactivación de sus tramos ferroviarios; y una amargura que surge del mapa de Argentina publicado ayer por un diario porteño, donde se ve con toda claridad el ramal C-25 entre Formosa y Embarcación (Salta) completamente inactivo.

Dicho gráfico es parte de un artículo sobre cómo está la red ferroviaria hoy en el país, que en un párrafo dice: “Si bien después de la década del 90 y con el kirchnerismo comenzaron las inauguraciones de tramos y servicios que llegan hasta la actualidad, el Presidente de Trenes Argentinos subraya que para volver a la época de esplendor ´primero se tiene que establecer al sistema ferroviario como una política de Estado`”.

Pese a tratarse de un medio considerado “opositor” por el Gobierno nacional, se reconoce explícitamente ahí la impronta del kirchnerismo en la recuperación de los servicios ferroviarios. Sin embargo, ese rasgo distintivo no se hizo notar aun en Formosa. Ni siquiera la célebre “reparación histórica”, concedida por Néstor Kirchner apenas llegó a la Presidencia, en 2003, alcanzó para que vuelva a circular el tren por nuestro territorio.

Las dudas, a esta altura, son más poderosas que las certezas. Y pueden sintetizarse en dos grandes interrogantes, vinculados con las expectativas en torno a “establecer al sistema ferroviario como una política de Estado” en la Argentina: 1- ¿Estará contemplada nuestra provincia en esa definición?; 2- ¿Es recuperable el ramal C-25 o sería conveniente -como existe un proyecto hace años- ir pensando en nuevas vías que crucen el río Bermejo y vinculen a Formosa con la ciudad de Resistencia?



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2022 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer