pixel facebook
Jueves 11 de Agosto de 2022

7 ° C Clima

Logo Editorial


DARÍO KRIMER BRINDÓ UN SHOW EN EL TEATRO DE LA CIUDAD, CON GRANDES INVITADOS

Volver... una bocanada de aire



* Por Héctor Washington

El artista formoseño Darío Krimer estuvo el fin de semana visitando su provincia natal, reviviendo experiencias en el contacto con los viejos amigos, con su tierra, con el recuerdo de una Formosa que dejó hace unos años y se instaló en Buenos Aires, desde donde desarrolla su carrera de la mano de la música folklórica.

“Cada vez que vengo acá a Formosa a cantar, es algo maravilloso. Es como una bocanada de aire que uno necesita; volver a reencontrarse con los amigos, con aquellos lugares en donde amó la vida… Es mágico, muy fuerte. Es muy fuerte cada vez que uno regresa al pago”, le confesó a Cronopio.

El músico brindó un show el sábado en las instalaciones del Teatro de la Ciudad, en el marco de los festejos por el 67° aniversario de la Provincialización de Formosa, presentando su disco “Tiempo de reencuentro”, un trabajo donde el recuerdo, la espera, la siesta formoseña, el campo y sus vivencias orbitan y perviven en canciones ya clásicas de nuestra música popular, sumadas a otras inéditas, profundamente ligadas al terruño.

“Yo creo que es el sueño de todo artista volver a su pago, volver a su tierra, volver a su lugar de pertenencia. Y en una fecha clave como es ahora el cronograma de festejos que se está organizando en el marco de la Provincialización, uno contribuye a devolver con canciones -o por lo menos intenta devolver con canciones- todo lo que Formosa me dio -en mi caso- y me sigue dando. Hay mucho sentimiento que uno pone en cada actuación. Estar cantando para todos los amigos, para todo el pueblo de Formosa que me vio crecer… realmente me quiebra”, confesó muy emocionado.

“Gracias por su presencia en esta noche tan especial. En la historia del folklore argentino surgieron dos grandes como Armando Tejada Gómez y César Isella, que escribieron una genialidad que se llama ‘Canción de las simples cosas’. Y uno de esos versos dice: ‘Uno vuelve a los viejos sitios en que amó la vida’. ¿Y cómo no volver a Formosa? ¿Cómo no cantar a Formosa? Yo no soy poeta, menos que nada recitador. Me considero un hijo más que hoy vuelve a vos a homenajearte y a devolverte en canciones todo lo que me diste y lo que me seguís dando. Gracias, Formosa, por todo esto. Y este homenaje es para vos”, reflexionó embargado de mucha emoción al dar inicio al show, que tendría momentos de gran emotividad por los sentimientos encontrados esa noche.

La propuesta fue particularmente pensada para la ocasión, con un repertorio en donde la mayoría de los temas ejecutados pertenecen a autores formoseños. Se trató de una apuesta muy variada en cuanto a diversidad rítmica de nuestro litoral, con la compañía de numerosos músicos de Formosa que cuentan con una gran trayectoria en los escenarios locales y nacionales. La presentación contó con las actuaciones de Pedro Ortiz (bajo), Fredy Zamudio (percusión), Lysis Lepez (teclado), Arnaldo Figueredo (acordeón) y Pablo Irala (guitarra y dirección musical).

Acerca del repertorio de canciones ejecutadas y su preferencia a la hora de interpretarlas, Krimer precisó: “Son muchos temas. Yo normalmente creo que -cuando estoy en Buenos Aires y estoy pensando más o menos cómo preparar un repertorio- los temas que no deben faltar y que son siempre de cabecera, por así decirlo, son ‘Formosa, volveré’, de Hugo Aveiro; ‘Estoy en mi pueblo’, de Beto Salas; ‘El río y la vida’, de Ángel Colman; ‘Vengo de allaité’, de Carlos Paly Benítez… Son temas muy significativos. Particularmente, ‘Estoy en mi pueblo’ refleja la nostalgia que sentimos nosotros a la distancia por el pago… todas esas cosas sencillas que a lo mejor en ese momento uno no le prestaba atención. Pero con el paso del tiempo, uno se vuelve más grande, más sensible… Y no hay que olvidar que la pandemia hizo que esto se intensificara. Pero básicamente esos son los temas que sí o sí tienen que estar cada vez que toco en Formosa, porque son su esencia”, aseguró.

En efecto, no faltaron en la noche canciones como “Estoy en mi pueblo”, “Vengo de allaité”, “Verano y mariposas” y “Formosa, volveré”, para dar paso a los primeros invitados. La noche se coronó con la presencia del Taller de Arpas “Formar Arpegios”, por parte de la Dirección de Acción Cultural, con el arpista paraguayo Bruno Sánchez y la compañía de Arami Monges Ovando y Ezequiel Aranda: “Este ‘tiempo de reencuentro’ que estamos presentando tiene determinadas características, entre ellas la orquestación. Y cuando hablamos de orquestación, no pueden estar ausentes los instrumentos que son más significativos de nuestra región del litoral. El arpa es un caso que habilita. Y Formosa tiene excelentes referentes, como es el caso de estos amigos con los que me llena de mucho orgullo poder compartir escenario”, expresó Darío Krimer al presentarlos, quienes ejecutaron emblemáticas canciones pertenecientes ya al acervo cultural de toda esta región latinoamericana, como “Kilómetro 11” y “Pájaro campana”. Finalmente interpretaron junto a su anfitrión una versión muy sentida de la guarania “Quisiera ser”.

Finalmente, como invitada especial, la voz de Yanina Godoy coronó una noche donde brillaron las canciones del acervo popular formoseño y regional. Al presentarla, Krimer expresó: “Muchos, en diferentes entrevistas, me preguntan qué opinión tengo yo sobre la música. Y para mí, la música tiene cosas que son totalmente inexplicables a veces, porque nos permite conectar con diferentes momentos, nos transporta a diferentes lugares, nos puede hacer reír, nos puede hacer llorar… Pero la música también establece puentes a través de los cuales uno puede conocer gente, descubrir nuevos amigos, personas maravillosas como la que estoy a punto de presentarles. Para mí es un honor, es un placer enorme poder compartir esta velada, este escenario, con una de las voces -a mi entender- más importantes que tiene nuestra provincia, que lleva bien en alto el nombre de Formosa en todos los escenarios nacionales. Dueña de un estilo particular, pero además de una sencillez, una humildad, una generosidad… Vamos a recibir con un fuerte aplauso a mi querida amiga Yanina Godoy”, quien brilló con las interpretaciones de “De andarte queriendo” y “Cielo del albañil”. “Cielo de allá lejos” fue interpretado a dúo junto a Pablo Irala y finalmente fueron de la partida “El río y la vida”, “El patio” y “Agua, fuego, tierra y viento”.

“La música tiene esta particularidad -confiesó Krimer a este Suplemento-. Tiene estas cosas maravillosas que a veces son un poco imposibles de explicar en palabras sin caer o quedarse tanto en lo abstracto. Pero así como tiene esta maravillosa propiedad de modificar el estado de ánimo para bien o para mal, la música también establece puentes. Y a través de estos puentes, uno establece redes con otros amigos músicos. El escenario es el lugar fundamental en donde uno se puede dar el lujo de poder compartir, porque a mi criterio, la música se trata de eso: de compartir, de poder hacer algo juntos, de poder mostrar una buena performance para todos los oyentes. Y más siendo Formosa, que es cuna de excelentes músicos, como así también de poetas, de escritores…”, graficó este artista que desde Buenos Aires añora siempre un nuevo reencuentro con su tierra, sus escenarios, sus afectos… y lo concreta por medio de una zamba, un chamamé o un rasguido doble, en un puñado de canciones de carácter intimista que recorren diversos ritmos y estilos.

“El escenario es ese lugar maravilloso en donde conviven perfectamente las diferentes expresiones. Yo me siento muy halagado al haber compartido el escenario con gente de trayectoria, como Pablo Irala, Fredy Zamudio, Lysis Lepez, Arnaldo Figueredo y Pedro Ortiz… con los amigos del Taller de Arpas ‘Formar Arpegios’, con Bruno Sánchez. Y Yanina Godoy, que nos dio su toque, su impronta maravillosa… una voz y un talento que nos representa muy bien en todos los escenarios de la Argentina”, expresó Darío Krimer y se mostró muy “contento por esta oportunidad. Quiero agradecer haber podido volver a encontrarme nuevamente con mi gente y devolver en canciones todo lo que Formosa me da y me sigue dando. Formosa para mí es la tierra que me abrió las puertas, me abrazó, me dio amigos, me vio crecer, me dio hermanos, me dio a mi compañera de vida… y es también la tierra en donde descansan los restos de mis abuelos y de mi viejo. Así que volver a Formosa siempre es movilizante”, finalizó.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2022 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer