pixel facebook
Martes 28 de Junio de 2022

17 ° C Clima

Logo Editorial


ACTIVIDADES EDUCATIVAS POR EL DÍA DEL MEDIOAMBIENTE, DEL ESCRITOR Y DEL LIBRO

Los justos



* Por Héctor Washington

Un hombre que cultiva un jardín, como quería Voltaire.
El que agradece que en la tierra haya música.
El que descubre con placer una etimología.
Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.
El ceramista que premedita un color y una forma.
Un tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada.
Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
El que acaricia a un animal dormido.
El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
El que prefiere que los otros tengan razón.
Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.

Doce versos de arte mayor en la pluma de un ya anciano Borges componen, más que un hallazgo retórico, una verdadera adscripción a la justicia. “Los justos” (“La cifra” - 1981) nos devela así aquellas personas que habitualmente no vemos en el fragor de nuestra vida cotidiana y que hacen del mundo un espacio más soportablemente habitable para todos, en la naturaleza, el conocimiento, el vínculo afectivo con los otros, el arte en sus más diversas formas, la dignidad de emprender la dura tarea de sobrellevar el dolor… En esos trabajadores silenciosos -sugiere el poeta- radica la salvación del mundo, en su afán, en su altruismo, en su búsqueda constante y anónima por repararlo. Despojado de todo artilugio fastuoso que pueda dar lugar a ambigüedades, el verso final es una sentencia, una convicción desde donde legar nuestro paso por la vida.

Un encuentro de lectura, un picnic literario, susurrar un poema al oído, una charla con estudiantes, homenajear a un escritor celebrando su obra, compartir un cocido caliente a mitad de la tarde… Todo ocurre, al fin de cuentas, para la misma causa. Lo vimos estos días en que muchas escuelas de Formosa abrieron sus puertas nuevamente al convivio más genuino, por fuera de la rigidez de las aulas, las planificaciones, los libros de tema y las evaluaciones, tan necesarias como antojadizas y parciales.

La excusa la propició el calendario, es cierto. Pero la necesidad del encuentro verdadero germinó en cada uno de los docentes, de los estudiantes, los escritores, de las demás instituciones que se sumaron a la propuesta: una siembra de árboles por el barrio, un homenaje a la obra de una escritora formoseña, compartir historias en un jardín de infantes, “someterse” a las preguntas de los más pequeños…

Así, el Día del Medioambiente el 5 de junio, el Día del Escritor (el 13) y el Día del Libro (el 15) enmarcaron estas celebraciones por parte de la comunidad en la EPES N° 54 “Gobernador Juan José Silva”, que propició un espacio de encuentro denominado “Versos Libres”, donde escritores del medio como Mario Jazmín y Ariana Cabezas encabezaron un conversatorio con el profesor del área de Lengua, licenciado Juan Páez, respondiendo a diversas preguntas acerca del oficio de escribir, con posterior lectura de trabajos de acercamiento a la escritura literaria por parte de los alumnos de la institución.

En esa misma línea, los estudiantes secundarios de la Escuela Normal Superior “República del Paraguay” compartieron también, junto a sus profesoras de Lengua, Laura Villalba Cantero y Natalia Cacere, la lectura de textos de la biblioteca de la institución e incluso algunos que ellos mismos sugirieron para el encuentro. Además, los alumnos de tercer año les llevaron historias a los pequeños del Nivel Inicial de esa misma institución, leyéndoles cuentos, anécdotas y versos.

En el barrio República Argentina, la EPES N° 87, de la mano de la profesora del área de Lengua, Nelly Mendoza, también propuso actividades, esta vez al aire libre, donde sus estudiantes compartieron un picnic literario en el patio exterior de la institución, con comidas, bebidas y libros diversos, además de la confección de los “susurradores” de poemas, con los que hacían aun más amena la lectura de textos líricos al oído.

Desde la Biblioteca “Almafuerte”, que se encuentra en la EPES N° 19 “Dr. Benjamín Zorrilla”, la bibliotecaria y escritora Julieta Núñez invitó a los escritores Vanessa Makuch, Rodrigo Villalba Rojas, Carlos Fontoura e Ignacio Beltrán a compartir un “Cocido Literario”, en un espacio de lecturas y anécdotas con los estudiantes, quienes también los “sometieron” a preguntas ocurrentes acerca de su rol social como escritores.

El espacio para los homenajes se dio en la EPES N° 95, con la escritora formoseña Analía Ruth Gon de Puyó como invitada especial, en un acto donde los alumnos pusieron en valor su obra literaria -que además trabajan habitualmente en las aulas junto a los profesores de Lengua de la casa, Hugo Pérez y Karina Gallagher-, leyendo fragmentos de sus cuentos y transmitiéndole sus dudas acerca de su oficio de escribir literatura formoseña.

De todo esto también estamos hechos cuando el mundo suele ser una estampa oscura: del mínimo trabajo con el otro, de contarle una historia a quien tenemos al lado, de plantar un árbol en el patio -propio o ajeno, da lo mismo-, de un poema musitado al oído, un sentido homenaje a quien ha puesto lo mejor de sí en unas páginas, de reparar un mínimo de espacio alguna herida…

También hay algo de justicia en ello, una causa para salir a pelearle al tiempo... porque ellos también están salvando el mundo a su manera.

--------------------------------------------------------

“VERSOS LIBRES” - EPES N° 54

Las actividades previas al Día del Escritor tuvieron su lugar en la EPES N° 54 “Gobernador Juan José Silva”, con la invitación por parte del área de Lengua a escritores formoseños, como el poeta y cantautor Mario Jazmín y la poeta Ariana Cabezas, quienes compartieron una amena tarde con los estudiantes de la casa y refirieron anécdotas acerca del oficio de escribir, su relación con el mundo de las letras, así como también sus experiencias cuando comenzaron a hilvanar sus primeros versos o historias.

En la oportunidad, el profesor Juan Páez ofició de moderador del encuentro y dispuso una dinámica de conversatorio a partir de preguntas orientadoras a los escritores invitados.

La poeta Ariana Cabezas refirió sus primeros pasos en la escritura literaria, lo que la moviliza a plasmar en palabras sus experiencias de vida, y compartió también algunos textos de su autoría. Además dio a conocer su última publicación colectiva, “Kunumí”, fanzine literario que gestó en 2021 junto al escritor local Federico Torres.

El reconocido poeta, cantautor y documentalista Mario Jazmín, por su parte, también leyó algunos textos y además memoró su niñez en el interior formoseño, donde fueron germinando numerosas historias que posteriormente daría a conocer a través de su literatura, con personajes mitológicos que forman parte de nuestra idiosincrasia, como el Pombero, la Pora, el Kurupí… recordó a sus afectos, sus mayores, los preceptos y modos de vida que lo formaron como artista y como persona, en la escritura, en el canto y el lenguaje audiovisual.

Posteriormente, los alumnos se acercaron y expresaron sus inquietudes y dudas respecto del trabajo con la palabra, saludando afectuosamente a los escritores, teniendo en cuenta también que la lectura y escritura de textos son contenidos que vienen trabajándose fuertemente en las aulas desde el área de Lengua en la institución.

Luego de una pausa en la que los presentes compartieron la merienda y conversaron amenamente, se dio paso a la lectura de los trabajos de los propios alumnos, quienes dieron a conocer el producto del trabajo en las aulas.

Los escritores agradecieron la invitación a formar parte de estos espacios, que propician el acercamiento con los autores locales de textos literarios que muchas veces son material de lectura en las clases de Lengua, pero no siempre los alumnos establecen contacto directo con ellos. Este tipo de encuentros tiene gran valor ya que también contribuyen a desmitificar la figura de los escritores como personajes remotos o lejanos a la realidad de sus lectores, sino que los muestra en su mayor simpleza, compartiendo una merienda, propiciando lecturas y respondiendo preguntas diversas que puedan surgir de los propios estudiantes.

La intención también estuvo puesta en la actividad habitual de los escritores invitados, para -de alguna forma- también rebatir la idea de que para ser escritor, hay que formarse exclusivamente en el ámbito de las Letras desde una carrera formal. Para dejar de lado este imaginario -precisó el profesor Juan Páez-, los invitados esta vez fueron profesionales que desarrollan su actividad habitual por fuera de las Letras, como Ariana Cabezas (psicopedagoga) y Mario Jazmín (cantautor y documentalista).

--------------------------------------------------------

“¿TE CUENTO UN CUENTO?” - COLEGIO NORMAL

“Se trata de una actividad para todos los cursos”, precisaron las profesoras en Letras Laura Villalba Cantero y Natalia Cacere, que desempeñan sus funciones en la Escuela Normal Superior “República del Paraguay”. Con la intención de celebrar el Día del Libro, el pasado 15 de junio se propusieron “un festejo diferente” y de esta manera dispusieron el armado de las mesas en el SUM de la institución para invitar a los estudiantes de todos los cursos a compartir lecturas fuera de las aulas, proponer textos traídos de sus casas, así como también comidas y bebidas para hacer aun más amena la jornada.

“La idea también es que los chicos lean los libros que ellos deseen, que les atraigan, por su portada, por el título o por el autor… por el motivo que sea. Y que participen todos los estudiantes del Nivel Secundario. Además, algunos también están ampliando las actividades al jardín de infantes, ya que la escuela cuenta con diferentes niveles, y el jardín de infantes funciona en el turno mañana también. Entonces van los chicos de tercer año a compartir con ellos lecturas”, explicaron.

Vale decir que las dimensiones de la Escuela Normal son vastas y que por la mañana funcionan el Nivel Inicial y el Secundario desde segundo año; por la tarde, el primer año de Secundaria y algunos segundos, además del Inicial y el Primario. En tanto, por la noche funciona el Terciario exclusivamente. Atendiendo a sus demandas, el equipo de área de Lengua del Nivel Secundario además está integrado por los docentes Karen Salmón (coordinadora de área), Nataly Toledo, Liz Linares, Hugo Pérez y Alicia Cano.

Se precisó que la intención es que “los estudiantes puedan leer, pero que no sea impuesta esa lectura, porque en la currícula tenemos textos para leer, pero muchos de esos textos que leen no son del agrado de los estudiantes. Entonces ahora les proponemos que elijan ellos, por el motivo que sea, lo que ellos quieran leer”. Haciendo un recorrido por las mesas de textos, los alumnos disfrutaban de la lectura de “La metamorfosis” de Kafka, de algunos cuentos de terror, de muchos libros de la biblioteca de la institución, como colecciones del Ministerio de Nación, como “Leer abre mundos”, además también de una gran variedad de escritores locales. “Algunos lectores se trajeron su propia colección de libros que estuvieron leyendo y estaban armando ya su mesa de lectura. Algunos trajeron mangas, que les fascinan, unos cuatro tomos... y uno de ellos se los leyó todos”, precisaron las docentes y ampliaron: “Estas deberían ser actividades habituales, pero no las estábamos haciendo, sinceramente, por la pandemia. Generalmente se hacen obras de teatro para los actos o para alguna actividad, con concursos para todos. Y con la pandemia ya no se solían hacer. Hay que tener en cuenta que tercer año recién está como conociendo el colegio en 2022. Y en el marco del picnic, ellos traen su comidita, su bebida… y es más amena la jornada. Que no vean el hecho de leer como algo impuesto”. Confiando en que “algunos chicos tienen buenas historias para contar”, las docentes proyectaron también “ejercitar seguramente la escritura” a partir de esas experiencias.

La jornada culminó con la visita del tercer año del Secundario al jardín de infantes, que funciona en el mismo predio. Allí conversaron con los más pequeños y les leyeron cuentos y poemas, con una gran participación de los jardineritos a la hora de las preguntas posteriores para comprobar la escucha atenta, con el acompañamiento permanente de las maestras del nivel.

--------------------------------------------------------

“PICNIC LITERARIO” - EPES N° 87

Partiendo de una serie de efemérides, como el Día del Medioambiente, del Escritor y del Libro, la EPES N° 87 del barrio República Argentina decidió también trabajar los valores con sus estudiantes a partir de un picnic literario, dirigido por la profesora de Lengua, Nelly Mendoza, con el acompañamiento de todo el equipo docente y de su directora, Lorena Gorostegui, profesora en Matemática. Al respecto, precisaron: “A los chicos les interesaba eso de salir al patio, cambiar el espacio del aula para hacer las actividades. Y esta propuesta quiere lograr que el chico pueda leer y motivar a la lectura de informaciones, de materiales que a veces no son sólo educativos sino también respecto de otras cuestiones. Nosotros tenemos que aprovechar todo el potencial de todas las cosas que tenemos en la escuela. Y propiciamos lecturas, relecturas, renarraciones… Los chicos hicieron cosas hermosas, como los susurradores”, con los que pudieron compartir textos al oído con sus compañeros.

Teniendo en cuenta además que el pasado 4 de junio se celebró el Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión, la institución se hizo eco también y trabajó en torno a “una problemática que siempre está instalada en la sociedad, que es la violencia. A veces, en diferentes situaciones, los chicos vienen y se encuentran en la escuela, y cuesta mucho trabajar la armonía. Hay que estar siempre pendientes de ayudarlos a resolver sus conflictos”, explicaron.

Las actividades propuestas fuera del aula y de esa estructura habitual que suele darse en una clase despertaron mucho “entusiasmo” en los alumnos, “porque aprovechan de paso el patio de la escuela. Trajeron sus mantas, y lo más interesante es que estaban leyendo. Con los susurradores se leían poemas. Algunos propusieron un micrófono abierto y ellos pudieron leer sus textos. Otros también escribieron sus poemas pasaron a leerlos. Hay un estudiante también con Asperger que participó sin problemas. Y eso nos emociona mucho. También una niña que está experimentando su transición de género y escribió un poema muy hermoso acerca de cómo se sentía y cómo quería ser incluida y aceptada”, contaron emocionadas. Y se explayaron: “Fue muy gratificante y nos emocionó muchísimo que esta niña haya podido expresarse ante sus compañeros y ante nosotros, los grandes, que somos de otra generación. Que se abra y diga: ‘Estos son mis sentimientos’ es muy emocionante para todos. Los chicos la abrazaron, la hicieron sentir apoyada”.

En cuanto a los materiales de lectura, contaron que también hubo -además de relatos sobrenaturales, mitologías, relatos de terror y poesías- una mesa de mangas que trajeron los alumnos: “Vimos que hay como un gran interés en el género y queremos aprovechar los intereses de los jóvenes para poder trabajar la lectura, la promoción, el trabajo en los valores, la inclusión”.

En el marco de la problemática del medioambiente, se propusieron hacer un trabajo exhaustivo por el barrio, con “chicos que están plantando árboles en las instituciones cercanas, en la Policía, en la sala velatoria, en el centro de salud… Todas estas cosas que podemos hacer y que a ellos los entusiasman. También tenemos una institución invitada, que es la Biblioteca Cultural de la Subsecretaría de Cultura, que instaló un stand y está promocionando con nosotros todo lo que se refiere a la lectura”, culminaron.

--------------------------------------------------------

“COCIDO LITERARIO” - EPES N° 19

Los escritores Vanessa Makuch, Rodrigo Villalba Rojas, Carlos Fontoura e Ignacio Beltrán visitaron la Biblioteca “Almafuerte” de la EPES N° 19 “Dr. Benjamín Zorrilla”, invitados a través de la bibliotecaria de la casa y escritora Julieta Núñez, para compartir un “Cocido Literario” con los estudiantes de la institución e intercambiar experiencias sobre los textos, lecturas compartidas, preguntas e inquietudes surgidas espontáneamente por los pequeños.

Tomando como excusa el Día del Libro, contó Julieta Núñez, “la idea fue que los chicos de sexto grado, cuarto y segundo se animaran a la lectura de textos que nos marcaron junto a sus compañeros y con los escritores que nos acompañaron, quienes también compartieron textos seleccionados de la literatura infantil y también se sometieron a un cuestionario sagaz por parte de les pibis de sexto y quinto grado”.

En la jornada se abordaron textos seleccionados de Gustavo Roldán, Edgar Allan Poe, leyendas del pueblo Qom, María Elena Walsh, Octavio Paz y Sandra Siemens.

“Los chicos los recibieron de una manera muy cálida, muy hiperactivos, muy contentos… disfrutaron de la lectura. Tenían muchas preguntas, se quedaron encantados. Estuvo muy buena la experiencia”, aseguró Julieta y analizó: “Además, también se desmitifica la figura del escritor. La primera pregunta que les hice a les pibis fue si habían visto alguna vez algún escritor vivo. Y todos dijeron: ‘¡No!’, porque tenían esa idea del escritor viejo y vetusto, que no existe, que no vive, que no siente… Pero ahí se dieron cuenta, al interactuar con ellos, que estos escritores son genios de carne y hueso, con sentimientos”.

Durante el encuentro con los chicos surgieron debates y preguntas muy sagaces de su parte, entre las que destacan: “Cuántas palabras son necesarias para hacer un libro?”, “¿Recibieron algún comentario malo de sus libros?”, “Tienen miedo de que les roben sus ideas de las redes sociales?” y “¿Cómo hago para publicar un libro así?”.

“Yo me quedo con la atención activa de les chiques, que se prendan a escuchar y a interactuar con situaciones, participar durante la lectura y generar preguntas. Esa es la mejor parte de la experiencia”, aseguró Rodrigo Villalba Rojas luego del encuentro. En tanto Vanessa Makuch confesó que “por un instante tuve temor de poder captar la atención de los alumnos y alumnas, temor que se desvaneció al notar las expresiones expectantes y de alegría a medida que llegaban al lugar. ¡Con cuánta atención nos escuchaban leer! Me sentí afortunada de estar allí”.

Ignacio Beltrán, por su parte, resaltó que se trató de un regreso a la escuela a la que asistió de niño y destacó que este encuentro “implica una acción vincular de intercambio a través de la lectura de cuentos y poesías con los niños, y un acto político de resistencia a un sistema que nos aliena, aísla y explota, ya que nos interpela entre líneas, nos contiene y nos encomuna en torno al libro”.

Carlos Fontoura sostuvo que “una de las cosas que me parecieron interesantes es que cada uno preparó su texto y lo que iba a decir. Y que fue algo trabajado. Además de la bue- na onda de los chicos y sus preguntas muy inteligentes, nacidas desde la curiosidad misma”.

La bibliotecaria y anfitriona Julieta Núñez finalmente expresó su agradecimiento a los directivos de la institución por brindar el espacio para que los niños tengan un vínculo más cercano con la literatura y la creación.

--------------------------------------------------------

“TU HISTORIA, MI HOMENAJE” - EPES N° 95

La profesora en Artes Visuales y escritora formoseña Analía Ruth Gon de Puyó fue homenajeada en la EPES N° 95 del barrio Illia por su aporte a las letras locales en un sentido acto preparado por la comunidad educativa. Su visita a la institución propició además la identificación directa con su obra por parte de los alumnos, que habitualmente trabajan sus textos en las clases de Lengua y Literatura, de la mano de los profesores Hugo Pérez y Karina Gallagher.

Los estudiantes seleccionaron para la ocasión pasajes de lectura del primer libro publicado por la escritora, “La pisada del indio y otros cuentos…” (2007), quien también editó “Pequeñas alas” en 2020, en homenaje a su hija Sofía. Luego de la lectura por parte de los alumnos, abrieron un espacio de preguntas que la autora respondió amablemente: “Ser escritora no es una decisión que una toma. Yo leía mucho de chica, me gustaba mucho leer. Entonces empecé a escribir poesías en diarios íntimos. Yo crecí en una época en que Formosa era muy limitada, no había muchas oportunidades para la gente a la que le gustaba escribir. Publicábamos en el diario, esa era nuestra forma de hacernos conocer”, recordó sobre sus primeros pasos en las letras.

Sobre su trabajo con el lenguaje y el lugar que la inspiración ocupa en sus horas dedicadas a gestar sus textos, Analía Gon contó que en su caso, “la inspiración llega así, de pronto. Estás conversando con una persona y te está contando algo que le pasó, y ya tu cabeza está imaginando una historia con eso, con otros personajes. La inspiración llega así, de la nada”.

Ante la consulta por parte de un estudiante acerca de qué significa escribir para ella, la autora aseguró: “Es como vivir. Uno escribe y vive cosas, crea otros mundos. Escribir es placentero, es mi cable a tierra, es mi forma de imaginar otros mundos. ‘Pequeñas alas’ -que escribí después que falleció Sofía- fue un camino de sanación, parte de un proceso de duelo. A mí me hizo muy bien escribir. Me costó compartir lo que sentía, pero terminó siendo un libro. Obviamente, muy diferente a los cuentos. Creo que es una ayuda hacia la gente que pasa por un duelo tan grande y tan duro, tan difícil como el mío”, se sinceró.

Luego brindó unas palabras la directora de la institución, Viviana Oksienczuk, quien resaltó que “nosotros, desde esta pequeña institución, trabajamos fuertemente dos capacidades muy importantes, que son la lectura y la escritura. ¿Y qué mejor en este momento que tenerla presente a la escritora de una de las literaturas que ustedes están leyendo clase a clase dentro del curso?”, se dirigió a los alumnos y les resaltó: “Los insto desde este lugar a que ustedes sigan leyendo y puedan empezar a escribir. Tal vez algunos escriben. Léanlo con los profesores, anímense para ingresar a este camino de la escritura, que no es una tarea sencilla pero es muy satisfactoria. Escribir es un placer”, aseguró.

Para finalizar -y luego de la entrega de unos presentes-, Analía Ruth Gon de Puyó se dirigió también a los estudiantes: “Les quiero decir a los chicos algo importante: yo sé que Lengua es una materia que no a muchos les gusta, pero no se imaginan lo importante que es eso. Saber escribir para todos los órdenes de la vida. Háganles caso a los profesores de Lengua. Y traten de aprender, porque les va a servir. Leer no sólo les abre mucho la mente sino que les ayuda en todo, en la forma de hablar, en escribir, en entender la cultura general”.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2022 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer