pixel facebook
Jueves 19 de Mayo de 2022

5 ° C Clima

Logo Editorial


La gran radiografía



La Casa Rosada dispuso finalmente que el próximo Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda -que debía realizarse en 2020 pero fue postergado por la aparición del COVID-19- se lleve a cabo el miércoles 18 de mayo, por lo que ese día sea feriado en todo el país.

Como anticipó La Mañana en su momento, se vivirá en esta ocasión una nueva experiencia estadística que combinará una etapa presencial y otra digital. Es decir, se lanzará la aplicación e-Censo que le permitirá a quienes así lo deseen responder el cuestionario desde cualquier dispositivo tecnológico.

No resultaba conveniente demorar un día más el Censo Nacional, que permitirá contar con un cuadro fundamental para formular diagnósticos y estrategias, específicos.

La aspiración con miras a la consulta venidera es que se mejoren, efectivamente, los métodos, pues de ello dependerá la obtención de resultados precisos que, a su vez, se traduzcan en mejores análisis, diagnósticos y formulaciones. Lo decisivo, atento la orientación que se insinúa en la estructura cuantitativa y cualitativa de la población, es abordar cuanto antes criterios que permitan anticiparse a consecuencias disvaliosas de cualquier índole.

Un censo es una radiografía, y tal como ocurre en el ámbito médico, permite visualizar la existencia de males en el cuerpo social y, a partir de ello, poner en marcha remedios efectivos para erradicarlos o atenuarlos. Varios signos, con las avanzadas técnicas sociológicas actuales, están a la vista y urge prestarles la consiguiente atención.

Quizá no haga falta ninguna megaencuesta para confirmar que la pobreza en la Argentina está por encima del 40 por ciento, o que la población sigue concentrándose en las grandes ciudades, u otras circunstancias económico-sociales. Así y todo, el Censo Nacional, que se realiza cada década, es una herramienta indispensable para el diseño de las políticas de gobierno, no sólo a nivel federal sino también en cada provincia y municipio.

¿Cómo prever políticas adecuadas si no se conocen con cierta exactitud los datos referentes al número y distribución de habitantes, los niveles de vida e ingresos de los sectores sociales y sus necesidades en materia de salud y educación, por ejemplo?

Pero para eso, el Estado debe hacer bien su trabajo y la sociedad debe colaborar a conciencia. De nada sirve, por ejemplo, falsear datos, ya que eso solo contribuirá a agravar el desconcierto de las políticas que se implementan.

Pero hay otro punto a tener en cuenta: la seguridad. El agravamiento de la situación social ha incrementado la peligrosidad de muchos sitios o sectores, una realidad con la que tendrán que enfrentarse los/as censistas que harán la parte presencial.

No bastará con que las autoridades digan que están dadas las condiciones de seguridad, sino que deberán informar con precisión sobre las medidas adoptadas y los mecanismos que darán a esos trabajadores/as todas las seguridades personales necesarias.

Finalmente, la esperanza es que el Censo Nacional sirva para que el país funcione mejor. Si no, será un modo oneroso de confirmar muchas cosas que ya se saben.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2022 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer