pixel facebook
Domingo 16 de Enero de 2022

43 ° C Clima

Logo Editorial


En el Día Internacional de la Lucha contra el SIDA, juntaron firmas por una nueva Ley de VIH y Hepatitis



En el Día Internacional de la Lucha contra el Sida y bajo el lema “Pongamos fin a la discriminación”, se realizó ayer una actividad en la plaza San Martín, en la que, además de realizarse testeos gratis de detección de VIH, se juntaron firmas para promover una nueva Ley de VIH, Hepatitis, ITS y Tuberculosis, entre otros reclamos.

El Día Mundial de la Lucha contra el SIDA se celebró por primera vez en 1998 en la Cumbre Mundial de Ministros de Salud en el marco de los programas para la prevención del SIDA. Fue la Organización Mundial de la Salud (OMS) quien propuso esta iniciativa contando con el apoyo de la Asamblea Mundial de la Salud y de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La Alianza Mundial contra el Estigma y la Discriminación Asociados al VIH es una iniciativa global que en Argentina nucleó este 1 de diciembre, Día Mundial del VIH y el SIDA, a más de 40 organizaciones de territorio que llevaron a cabo una jornada en simultáneo en todo el país.

Al respecto, Luly Fórmica, una referente en Formosa en la lucha contra el VIH y activista permanente para la concientización acerca de esta enfermedad, contó a La Mañana que en la jornada de ayer se realizó una colecta de firmas para exigir una nueva Ley de VIH, Hepatitis, ITS y Tuberculosis, entre otros reclamos que buscan poner fin a la discriminación, una de las principales barreras de acceso a la salud hacia las personas que tienen VIH y aquellas que pertenecen a poblaciones vulnerables.

A tal fin se realizó ayer en la plaza San Martín entre las 18 y las 21 una actividad de concientización con entrega de folletos informativos y también se realizaron testeos de VIH a aquellas personas que así lo solicitaron.

En cuanto a la situación y los avances en la lucha contra el SIDA, Fórmica admitió que “seguimos igual, somos como el cambio climático”, sin avances en medidas concretas en la cuestión.

Sin embargo, señaló que “hemos avanzado en los derechos, pero hay cosas en las que no hemos avanzado”.

En ese sentido, comentó que no sólo sucede con el VIH, sino también con cualquier otra patología crónica, ya que por lo general se tiende a “cerrar la boca y mirar para otro lado y decir ‘a mí no me va a pasar’. Siempre pasa lo mismo, porque no tenemos una cultura de salud realmente”, lamentó.

En Formosa

“Miramos para otro lado, como si no existiera el tema”, remarcó, aunque hizo notar que “si hablamos a nivel médico y de salud estamos muy bien en el país y en la Argentina, no nos falta medicación y si bien hay pocos médicos estamos en tiempo y forma con los remedios y con los profesionales, aunque tenemos que sacar turnos y hacer cola como todo ciudadano formoseño”.

Con respecto a cómo pasaron la pandemia las personas que conviven con la enfermedad, respondió: “Con angustia y soledad. Yo personalmente tengo 66 años y vivo con el virus desde hace más de 30 años. Yo pasé esta pandemia con angustia y soledad pensando que en cualquier momento caía el virus (del COVID-19) en mi casa”.

En relación a la franja etaria que afecta más el VIH, Fórmica reconoció que “en este momento es complicado, porque tiene todos los rostros, desde un bebé recién nacido hasta personas de la tercera edad estamos complicadas con el VIH. No hemos tenido un fuerte incremento de infecciones pero estamos teniendo casos”, apuntó.

En este punto, lamentó el hecho que de la gente “no se acostumbra a usar preservativos. Es tan simple y tan grave como eso. Es como el barbijo. Si no usas barbijo, tenés la posibilidad de contagiarte de cualquier virus. Y si no usas preservativo también te podés contagiar de cualquier enfermedad. Tenemos que volver a la educación de la salud. Estamos muy lentos en eso”, comentó.

Recordó que en su momento el virus del SIDA afectó a muchísima gente mayor de 30 años, y señaló que en la actualidad hay una tendencia de menores infectados, aunque aclaró que la enfermedad afecta a todas las edades “desgraciadamente”.

“Necesitamos que nuestros niños conozcan sus cuerpos y se autoperciban como quieran, y que puedan dentro de esa libertad ser responsables de su propio cuerpo y organismo”, apuntó.

Finalmente, y ratificando su compromiso personal en la lucha contra esta enfermedad, Luly Fórmica ofreció su servicio de “consejería en VIH-SIDA”, a cualquier persona que lo requiera, para lo cual dio a conocer su número de celular: 3704 53 25 27.

“Pregúntenme sus dudas y si en algo puedo ayudar para que esté más clara la cosa van a ver que es más fácil. Tengo casi 36 años de vivir con el virus y sigo adelante con este regalo de Dios que es la vida”, concluyó.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2022 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer