pixel facebook
Lunes 24 de Enero de 2022

41 ° C Clima

Logo Editorial


Educación financiera



La creciente inestabilidad en materia económica marca la necesidad de incorporar la educación financiera al número de saberes que se imparten en el Nivel Primario. Ello resulta fundamental para que cualquier persona pueda evitar con mayor éxito toda clase de conflictos financieros y psicológicos que se originan en un marco de desconfianza, inflación en aumento y emisión monetaria excesiva.

De acuerdo a algunos expertos, la relación del ser humano con el dinero y su manifestación social (gasto, ahorro, consumo, inversión, etcétera) se construyen cuando el niño contempla las decisiones monetarias de sus mayores y luego, en la mayoría de los casos, las replica o adapta a sus propias creencias al respecto. Teniendo en cuenta este razonamiento y el complejo escenario económico actual, algunos especialistas afirman que la cultura del ahorro y la educación financiera son instrumentos indispensables para “promover habilidades que permitan a los niños hacer posibles sus sueños”.

Por estos motivos, hay profesionales que proponen incorporar el ahorro como una asignatura de la currícula escolar desde el Nivel Primario. Algunos sugieren redactar una Ley que prevea esa especialidad como una materia en esa instancia, con el fin de evaluar la capacidad de tomar decisiones financieras o económicas. Asimismo, consideran que el contexto inflacionario que vive la Argentina no es impedimento para la enseñanza del concepto de ahorro, una práctica que da la posibilidad de pensar más allá de las condiciones del país y de lo que actualmente se posee.

Este tema no debería ser tomado como un contenido más de un programa de estudios, sino como una herramienta de vida, que sería tan útil para aquellas personas que tienen un “buen pasar”, como para quienes cuentan con escasos recursos porque, como explican los impulsores de esta idea, el ahorro y la correcta administración de los ingresos va a permitir dar visibilidad a la cultura del esfuerzo y de la planificación, y a la formación de personas independientes y libres que cuando sean adultos puedan proyectar su futuro.

Sería interesante que las carteras educativas de todo el país estudien seriamente la posibilidad de incorporar esta especialidad a los esquemas curriculares de la escuela primaria. Eso sería un “paso adelante” no sólo en materia de calidad educativa: también significaría un enorme aporte para los alumnos y alumnas, que iría más allá de lo meramente académico, porque les permitiría resolver numerosos problemas cotidianos y estratégicos de sus vidas, junto con una formación adecuada, a partir del Nivel Secundario, para lograr una inserción exitosa en distintos ámbitos laborales.

Podría decirse que educar en el manejo de las cuestiones materiales, pero con objetivos claros e inspirados en principios como el trabajo, la responsabilidad y la solidaridad, es trascendental; los resultados, claro, se verían a futuro, cuando sepan reaccionar de manera eficaz ante cualquier problemática económica o financiera que pueda afectar su bienestar.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2022 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer