pixel facebook
Viernes 22 de Octubre de 2021

18 ° C Clima

Logo Editorial


Jóvenes sin empleo



Mientras la gestión nacional apunta a un relanzamiento de su administración que genera más dudas que certezas, un sector importante de la juventud argentina se halla fuera de las vías que conducen al progreso y el bienestar social, y requieren soluciones concretas por parte del Estado.

Varios analistas advirtieron que la Argentina necesita tomar varias medidas de corto, mediano y largo plazo para atacar problemas graves que afectan el presente y futuro inmediato de niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

En este sentido, se indicó que mientras en la Argentina casi siete de cada 10 niños viven en la pobreza y dos de cada 10 lo hacen en la indigencia, nuestro país tiene el mayor desempleo juvenil de la región. De quienes trabajan, el 60% lo hace en situación de informalidad; y es la informalidad en el empleo uno de los principales predictores de exclusión social. Para las jóvenes mujeres, este desafío es aún más grande. En nuestro país, dos de cada tres jóvenes (15-29 años) que ni estudian ni trabajan son mujeres que están realizando tareas de cuidado, invisibilizado y no remunerado.

Asimismo, de acuerdo con información del Censo 2010, los adolescentes y jóvenes de entre 16 y 24 años representan el 15% del total poblacional y significan más de seis millones de personas. Para este grupo poblacional, hasta el momento las políticas públicas han demostrado ser insuficientes. De acuerdo a algunos expertos, no se trata solo de escasez de políticas de transferencia monetaria, sino también de falta de propuestas y de proyectos que los abarquen y contengan de manera integral.

Es evidente que el escenario de creciente desigualdad afecta al presente y al futuro de la sociedad; y es imprescindible actuar para revertirlo. Al mismo tiempo, hay que recordar que la adolescencia y la juventud son etapas formativas claves en la vida y desarrollo de toda persona, porque son momentos en que se toman decisiones que muchas veces marcan el rumbo de vida. El modo en que se relacionan con la sociedad y las vinculaciones que establecen con el entorno y los adultos que los rodean son determinantes para su propia estima, su cuidado y su desarrollo integral.

Por otro lado, otras causas del “estancamiento” que sufren buena parte de la juventud y otros sectores sociales son la inflación, el poco estímulo a las iniciativas privadas y la ineficaz articulación entre planes sociales y empleo genuino.

De esta manera, se necesita que la gestión nacional, las administraciones provinciales y los municipios trabajen en conjunto no solo para formar a la juventud a través de mejores contenidos del sistema educativo y diversas capacitaciones en oficios, sino también para generar inversión y puestos de trabajo genuinos, con rebajas de impuestos y de cargas laborales para las empresas, y mejorar la inserción de personas desocupadas con pasantías en diferentes ámbitos. Estas acciones, junto con un rumbo económico claro y acertado, van a contribuir a revertir el triste panorama actual.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2021 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer