pixel facebook
Jueves 15 de Abril de 2021

23 ° C Clima

Logo Editorial


No hay información, sino campaña sucia

Por Nicolás Fernández



Muchas veces, un sector de la Argentina se empecina en hacernos creer que nuestras vivencias no se corresponden con la realidad y hacen esfuerzos dantescos para poner en duda la realidad.

En este caso y desde hace mucho tiempo, ciudadanos con escasa credibilidad, con minúscula representatividad de la población, eligieron a la provincia de Formosa como blanco contra quienes descargar ataques de todo tipo y para ello obviamente usan como caja de resonancia a los medios nacionales, de escasa credibilidad, pero fundamentalmente de nula objetividad.

Esos medios que se jactaban de marcar la agenda de los presidentes argentinos fueron partícipes de importantes páginas de la historia que repasarlas nos servirán para poder comprender que no hay información, sino campaña sucia.

En su momento daban páginas a los que en nombre de una enfermedad tan terrible como el cáncer deseaban la muerte de uno de los cuadros políticos y sociales de mayor compromiso de nuestra historia: Eva Duarte de Perón.

Fomentaron el golpe militar del ‘55 y se dedicaron a identificar a los dirigentes políticos comprometidos con la causa, ocultando los saqueos y las cárceles injustas.

Son los mismos que sufrieron el Gobierno de Néstor Kirchner, pues no dejó que lo pretendieran amedrentar ni permitió que modificaran la agenda de Gobierno, poniendo fin al abuso de sus poderosas influencias.

Luego silenciaron los negociados de su candidato y lograron que la Argentina tuviera como Presidente un empresario sin escrúpulos, enriquecido a costas del Estado (él y su padre).

Hoy, la mismísima Patricia Bullrich, promotora de cuanta marcha pueda haber sufrido el Gobierno, militante juvenil revolucionaria, volviendo en la vida adulta a sus orígenes burgueses y gorilas, dice respecto a los formoseños: “No nos podemos quedar con los brazos cruzados”. ¡Qué caradura! Se quedó de brazos cruzados frente al crecimiento de la pobreza, la marginalidad, la desnutrición, la caída de la empresa nacional y ahora pretende levantar los brazos por los formoseños, a los que no conoce, ni tiene idea de cómo vivían antes de Insfrán y cómo viven en la actualidad.

Si el país tuviera más dirigentes como Insfrán, la Argentina sería diferente, pues se trata de un dirigente político con vasta formación que no tiene indiferencia con los más débiles, que sabe que tiene una provincia pobre a la cual le dieron la espalda todos los Gobiernos hasta la llegada de Néstor, quien les permitió tener una reivindicación histórica.

No dejen que los foráneos les cuenten cómo se vive en Formosa, no dejen que gente que anda de vacaciones por Formosa en plena campaña manche la imagen de un dirigente como su gobernador que, a diferencia de otros, jamás se arrodilló frente al poder de turno.

Yo soy de un pueblito del norte de la provincia de Santa Cruz, que estas críticas las leí mil veces, las contrarresté cuando era parlamentario y lo hago ahora. No dejen que los capitalinos nos cuenten cómo pensar.

Formoseños, fuerza y convicción, ustedes son artífices de su propio destino, defiendan lo suyo. Es el único camino, y reaccionen como deben reaccionar cuando estos buitres los visitan con ganas de carroñear.

Los dirigentes que hoy tienen páginas en los diarios debieron no estar de brazos cruzados cuando destrozaron y saquearon el país; ahora lo único que les pido es silencio y respeto, pues gobernando son lo peor que se vio en la historia nacional.

Por Nicolás Fernández

Abogado recibido en la UC de Santa Fe, especialista en Derecho Ambiental recibido en la UBA, diputado nacional en 1999 al 2001, senador nacional 2001 al año 2011 por la provincia de Santa Cruz. Actualmente, es integrante de una firma de profesionales dedicados al ejercicio de la profesión de abogados en la provincia de Santa Cruz y en la Capital Federal.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2021 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer