pixel facebook
Jueves 26 de Noviembre de 2020

31 ° C Clima

Logo Editorial


VUELTA DE LOS GIMNASIOS

La experiencia de Chaco: entrenamientos sin barbijos, cupos limitados y desinfección de sectores por cada turno

Hace tres meses que la vecina provincia implementó un protocolo de bioseguridad para la actividad física en lugares cerrados


Desde el mes de julio la provincia del Chaco habilitó la actividad física en gimnasios. La reapertura comenzó con personas que debían presentar prescripción médica para entrenar. Se implementó un protocolo de bioseguridad para garantizar el distanciamiento social y la higiene dentro de los locales. En la actualidad funcionan con turnos de 45 minutos y cupos limitados de clientes.

Ayer, en conferencia de prensa, el Consejo de Atención Integral a la Emergencia del Covid-19 confirmó la reapertura de gimnasios con fines terapéuticos para pacientes que necesiten tratamientos y sesiones de rehabilitación. De manera individual y con actividades programadas, los centros de actividad física podrán abrir sus puertas luego de ocho meses de parálisis por la pandemia.

En relación a esta posibilidad de reactivación en la provincia, La Mañana en Vivo se comunicó con el preparador físico y propietario de gimnasio de la ciudad de Resistencia, Gustavo Alegre, para conocer cómo fue la experiencia de regresar a la “nueva normalidad” con protocolos y adaptaciones sanitarias.

“A fines de julio reabrimos los gimnasios después de acordar con el municipio y el Gobierno de la provincia las condiciones y procedimientos. La primera fase del reinicio sólo fue habilitada para personas con prescripciones médicas. Fue un proceso nuevo que involucró a propietarios de gimnasios, médicos, funcionarios, profesores de educación física y gente de salud pública", comentó.

"De acuerdo al protocolo, se estableció que el uso del barbijo sólo era obligatorio para entrar y salir al local (no en el entrenamiento), se obligó a cumplir con medidas de bioseguridad como las bandejas sanitizantes en el acceso y por cada sector delimitado para una persona, la división por turnos de 45 minutos en una capacidad reducida del 60%, según las dimensiones del gimnasio. Es decir, 15 metros cuadrados por persona. Y sobre todo, proceder a la desinfección de cada área de trabajo por turno realizado”, precisó.

Para Alegre, la experiencia de regresar “el ruedo” luego de un largo período de inactividad en un contexto de excepción por la pandemia, pese a las condiciones y pautas a cumplir y respetar, fue positiva en dos direcciones: por un lado la capacidad de recuperar ingresos con las cuotas de los clientes y por el otro, la posibilidad de brindar un servicio complementario de ayuda a la salud mental y física de las personas.

“Los gimnasios pueden trabajar en pandemia. Siempre y cuando se respeten las medidas de bioseguridad y haya responsabilidad, tanto en los dueños como en clientes, la actividad física en lugares cerrados es posible. Llevamos tres meses y la experiencia fue positiva. La gente estaba ávida de entrenamiento. Se volcaron a los gimnasios en gran cantidad. Al principio cuesta la adaptación, pero con el correr de los días se evoluciona en esta nueva normalidad de trabajo”, agregó.



Te puede interesar


26-10-2020
Anunciaron la reapertura de los gimnasios terapéuticos

Las actividades serán específicas, individuales y programadas. Ayer ya trabajaban en la elaboración de protocolos

Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer