pixel facebook
Jueves 26 de Noviembre de 2020

31 ° C Clima

Logo Editorial


Detuvieron al presunto autor del crimen en el barrio El Resguardo

Se trata de un hombre de 25 años que la noche del crimen había estado cenando con la víctima. En medio de una discusión le habría asestado dos puntazos en la espalda a la víctima y luego varios martillazos en la cabeza hasta dejarlo sin vida.


Por el caso del muchacho de 22 años que fue asesinado a golpes hace una semana en el barrio El Resguardo, la Policía detuvo el miércoles a la noche a un sospechoso que horas después, por las evidencias reunidas, se convirtió en el presunto autor material del homicidio.

Una mujer, que sería la novia del detenido y que la noche del crimen habría estado compartiendo una cena con la víctima y el victimario, fue determinante para dirigir la investigación policial, a partir de un minucioso relato en el que fue revelando con lujo de detalles cómo ocurrió episodio en el que perdió la vida de manera violenta y repentina el joven Santiago Matias Gauto.

“Para nosotros el caso está esclarecido porque secuestramos el martillo que usó el agresor para cometer el homicidio y tenemos otras evidencias que por su contundencia no dejan margen de dudas de que el detenido es el autor del hecho”, dijo a La Mañana una fuente policial.

A martillazos

El cadáver en estado de descomposición de la víctima fue encontrado una semana después dentro de su departamento ubicado en los fondos de un inmueble que es propiedad de su tío, un hombre de 46 años que vive con su familia en otra vivienda construida en la entrada del terreno. El predio está situado sobre calle Puchini al 600 donde un pasillo lateral conduce hasta la casa en la que residía el infortunado joven, el sitio donde ocurrió el incidente con el desenlace fatal.

La noche del hecho los dos hombres y la mujer compartieron una cena de amigos que se prolongó hasta la madrugada, con abundante consumo de bebidas alcohólicas. En un momento determinado los dos jóvenes comenzaron a discutir en presencia de la mujer que habría intercedido para que depongan su actitud. Sin embargo, el incidente verbal siguió creciendo en intensidad con insultos a viva voz, hasta que uno de ellos tomó un cuchillo y asestó dos puntazos en la espalda a su oponente que cayó al piso casi vencido, pese a lo cual el agresor siguió su acción descontrolada, agarró un martillo que estaba a mano y comenzó a aplicarle sucesivos golpes en la cabeza hasta dejarlo sin vida.

Después escapó del lugar, arrojó el martillo en una zanja a 150 metros de allí y se dirigió a su casa, en el barrio Urbanización San Isidro, donde quemó sus prendas de vestir y siguió su vida con absoluta normalidad.

La reconstrucción de los hechos está apoyada en el testimonio de quien aseguró haber presenciado el violento homicidio, pero además la investigación cuenta con otras evidencias: el arma no convencional utilizada por el autor, el informe de la autopsia realizada por los forenses, el aporte de vecinos y otros testigos y algunos elementos encontrados en la escena del crimen.

Primeras pistas

Tras el hallazgo del cadáver, policías de la Sección Delitos Complejos del Departamento Informaciones Policiales pusieron en marcha una investigación que puso bajo la lupa como primer sospechoso al tío del fallecido, que fue demorado en averiguación del hecho. Sin embargo, pocas horas después pudo comprobarse que el hombre no tenía ningún tipo de vinculación ni conocimiento con el homicidio.

Retomadas las pesquisas, la Policía hizo un trabajo de campo en los alrededores de la vivienda de la víctima y logró recoger las primeras pistas certeras luego de conversar con vecinos, familiares y amigos de Gauto. En este contexto fueron demoradas cuatro personas que horas después recuperaron su libertad.

El miércoles a la tarde, los investigadores fueron hasta una vivienda ubicada en el barrio Villa Belgrano donde meses atrás residía la víctima con su hermana y la pareja de la mujer. Allí conversaron con ambas personas y lograron obtener información sobre el círculo de amigos del muchacho, lo que posibilitó horas después identificar al presunto autor, un hombre de 25 años con domicilio en la Manzana 11 del barrio Urbanización San Isidro, y a la novia de éste que terminó convirtiéndose en una pieza clave en la investigación y posterior esclarecimiento del crimen.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer