pixel facebook
Martes 27 de Octubre de 2020

22 ° C Clima

Logo Editorial


HISTORIAS DE VIDA

Sergio, el gran emprendedor formoseño

Con más de cinco emprendimientos que tuvieron muchísimo éxito en la provincia, este joven oriundo de Riacho He Hé disfruta crear negocios y ayudar a otras personas a emprender


Sergio Fernández tiene 37 años y aunque es bromatólogo, antes que todo se presenta como un emprendedor. Trabajó varios años en Hospital de Alta Complejidad (HAC) y renunció para comenzar a cumplir sus sueños. Sin dudas, es el ejemplo de que a veces resulta bien cerrar los ojos y animarse a saltar.

“Esto viene inculcado de mi papá que es así inquieto. Me apasiono con las ideas y trato de hacerlas lo mejor posible y se reciben muy bien. Se trata de un ejercicio mental continuo y me encanta armar emprendimientos”, comentó Sergio en diálogo con La Mañana.

Oriundo de Riacho He Hé, cursó sus estudios en la Universidad Nacional de Formosa donde se recibió de Técnico en Laboratorio y Licenciado en Bromatología. “Trabajé seis años en el Laboratorio de Biología Molecular del HAC y en 2012 renuncié a lo que para mí era un concepto del trabajo en relación de dependencia para dedicarme a full a mis ideas”, especificó. “No me sentía cómodo y no me veía haciendo eso durante toda mi vida”, explicó.

Quien lo acompañó en esa decisión fue su novia Lorena, quien en ese momento trabajaba en un laboratorio privado de esta ciudad. Decidieron ir a vivir a Riacho He Hé. Hoy, además de varios emprendimientos, juntos tuvieron a Jimena Pilar, su pequeña hija de cuatro años quien los sigue en cada una de las actividades que desarrollan en familia.

“Tuvimos un emprendimiento de vinos de frutas, dulces regionales y cerveza artesanal que se llamaba ‘Riacho Dulce’, estábamos en todas las ferias y nos iba muy bien. También vendimos pulpa de maracuyá a heladerías de Tucumán y Buenos Aires, ya que les gustaba mucho la calidad de nuestra fruta”, relató.

Además, abrieron una pizzería “Aromas y Sabores”, que tuvo un éxito rotundo en Riacho He Hé. Del mismo modo nació “La Granja de Aromas”, una pollería que aún se mantiene vigente en la localidad y les brinda la posibilidad de tener un buen ingreso para poder seguir soñando con nuevos emprendimientos.

“Me fascina todo lo que sea elaboración y nos asociamos con un amigo para iniciar una cervecería con la idiosincrasia nuestra. Fue mi primera experiencia en sociedad y lo dejé en agosto del año pasado”, comentó Sergio, quien asegura que no es celoso de sus ideas y le gusta compartirlas con otros emprendedores.

Al dejar de producir cerveza, para no salir de la movida decidió junto a su esposa invertir en Eco Vasos, algo muy novedoso y amigable con el ambiente. “Teníamos un stand de vasos en las fiestas, la gente pagaba cincuenta pesos por uno, lo utilizaba para tomar durante toda la noche, si quería se lo llevaba o lo traía al puesto y se le devolvía el dinero. El vaso era sanitizado y desinfectado; y estaba listo para volver a utilizar”, enumeró. Recuperaron el dinero invertido y lograron buenas ganancias.

“NAMBRENA”

A fines del año pasado, decidieron comprar una máquina de serigrafía que sería utilizada para el proyecto de los Eco Vasos. Pero llegó la pandemia y se suspendieron todos los eventos. Así nació “Nambrena”, una tienda de regalos virtual bien formoseña.

“Hace un mes atrás me puse a ver la maquina que estuvo parada ocho meses. Como había hecho un curso empecé a jugar. Se había viralizado la frase del ministro González, así que compré tres vasos de chop para poner ahí la frase. El primero no me salió, el segundo si y el tercero estuvo mucho mejor. Lorena me tomó una foto con el vaso, lo subió en Facebook y comenzaron a llover los pedidos”, relató.

En ese momento, este emprendedor llamó al dueño del bazar de su localidad y le pidió que le vendiera todas las cajas de vasos que tenía en stock y que encargara más. “Hasta ahora vendimos cerca de 400 vasos y se vienen más porque nos están pidiendo mayoristas con esa misma frase. Además, la idea es poner todas las frases típicas de la idiosincrasia nuestra”, comentó.

Según Sergio, a quien le apasiona hablar de emprendimientos con otras personas, no le cuesta ayudar a otros, generando incluso trabajo para los demás. También advirtió que el camino no es sencillo y se debe aprender a administrar del tiempo, el dinero y saber ahorrar para la inversión.

“Soy muy desprendido con mis ideas y mi conocimiento porque siento que hay mucha gente que quiere laburar y porque me siento maravillosamente bien haciéndolo”, señaló.

A futuro, planifican más emprendimientos que incluye la comercialización de agua, que se venderá en packs de botellas de vidrio, retornables y amigables con el medio ambiente. “Para nosotros es un juego y nuestra manera de vivir. Nos reinventamos todo el tiempo y pensamos siempre en cosas nuevas, aprendiendo y conociendo en el camino a mucha gente”, destacó.

“De acá a veinte años, siento que estaré todavía más libre que ahora. No sé a dónde me va a llevar esto o qué rumbo tomará, pero estoy seguro de una sola cosa: yo voy a decidir ese rumbo”, concluyó.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer