pixel facebook
Sábado 31 de Octubre de 2020

22 ° C Clima

Logo Editorial


La cuestión de la coparticipación: lo que callan los medios hegemónicos

Una opinión de Mario Brignole


Una verdad a medias es también una media mentira. Y a veces, es mentira plena y absoluta.

Los medios del grupo hegemónico han saturado sus tapas de títulos denunciando el “despojo” que sufre la ciudad de Buenos Aires (de hecho la provincia número 24) por el Decreto del Presidente, que le quitó un punto de coparticipación.

Omiten decir que en el 2016, Macri, por otro decreto, de manera ilegal le transfirió a CABA un sustantivo aumento en su coparticipación.

Allí, CABA pasó del 1,4% al 3,75; esto es que por Decreto Macri incrementó los ingresos de CABA casi al triple.

El argumento para este regalo dadivoso hecho con plata ajena (del Estado nacional y provincias) era que serviría para cubrirle a CABA el costo de tener su propia Policía, hoy Policía de la Ciudad, para lo cual le transfirió buena parte de los efectivos, medios y recursos de la Policía Federal.

Cada 1 punto equivale a $ 35.000 millones mensuales.

Macri le hizo a los porteños un regalo muy generoso, ya que hablamos de que de un plumazo le incrementó en casi $ 90.000 millones mensuales sus ingresos.

Cuál es el fondo de ese problema: hay cuestiones de forma y de fondo. De forma porque resolver sobre coparticipación requiere de una ley del Congreso Nacional; y de fondo porque lo que se regaló a CABA no era plata de Macri, sino del tesoro nacional.

Pero aún más grave, implica un acto de injusticia muy profundo ya que amplía la brecha de la desigualdad en la Argentina, restando fondos que deberían aplicarse a desarrollar el país interior, para afectarlos al distrito más rico y opulento del país.

Muchos dirigentes de la oposición salieron a defender a CABA, incluso representantes de provincias como la nuestra, demostrando que no nos representan a los formoseños o a los provincianos del interior en general.

Como siempre, tenemos los cipayos adentro, como diría Jauretche.

Ahora bien: en esta misma columna denuncié este despojo en el 2016, lo reiteré varias veces, como muchos otros referentes del interior; y fue anunciado por Alberto que se daría marcha atrás con este despojo, cuando anunció su candidatura en presencia de todos los gobernadores en Rosario.

Fue una promesa de campaña del actual Presidente, que más temprano que tarde, se cumplió.

Alberto fue incluso muy generoso: sólo recuperó un punto, sobre 2,35 que fueron ilegalmente transferidos; esto es que CABA aún tiene más de $ 60.000 millones mensuales de jupa; de arriba como decimos en el barrio.

Plata que antes del decreto de Macri no tenía, ni soñaba tener.

Lo que el río trae, el río se lo lleva

Lo que se obtuvo sin marco legal ni justicia, no se sostiene en el tiempo. Pero para que recordemos todos, aún aquellos que han traicionado su lealtad a sus comprovincianos, aún sin contar con estos fondos que perdieron a medias, CABA sigue siendo subsidiada por la inmensa mayoría de los argentinos del interior poco desarrollado.

Los habitantes de CABA, la ciudad más rica por nivel de ingresos y de servicios del país, usan el subte, los colectivos y el tren con pasajes que subsidian los demás argentinos, la mayoría de los cuales jamás usarán estos servicios; los formoseños, jujeños, correntinos etc., que no gozamos del servicio de gas natural por redes, subsidiamos el consumo de gas en CABA, los pobladores del interior profundo de nuestro país pagamos la luz más cara que los porteños, porque las empresas nos recargan en el transporte (uno de los costos más altos del servicio) ya que se toma a CABA como punto 0 para la fijación de las tarifas; produciéndose el absurdo caso de que los habitantes de Ituzaingó (Corrientes) a metros de Yaciretá la mayor generadora de energía, pagan la luz con transporte desde CABA.

Podría continuar páginas enteras enumerando los absurdos de cómo nuestro subdesarrollo interior se enlaza por contrapartida con la opulencia de la capital.

Sólo miremos las obras públicas y los servicios esenciales. Formosa tuvo obras que CABA y la Pampa Húmeda tiene hace 100 años, recién a partir de Kirchner. Tuvimos asfalto, obras de provisión de agua potable, cloacas, escuelas, sistema de salud pública, etc., después de esperar más de 50 años.

La plata del Estado nacional, la de todos los argentinos, sólo hacía obras y proveía servicios a la pampa húmeda.

Nuestro atraso en desarrollarnos no es casual. Fuimos marginados del proyecto de país.

Excepto en el gobierno de Perón (planes quinquenales) y con Néstor Kirchner aparecieron las obras públicas y los servicios para nosotros.

Claro, los medios de opinión predominantes están en Buenos Aires; para ellos el país termina en General Paz. Por eso defienden lo indefendible; sumado a que mucha parte de la prensa ya ha tomado una posición de antagonismo al Gobierno actual. Ya hemos visto cómo muchos de esos mercenarios eran parte del grupito de chupamedias que se reunían con Mauricio en la quinta de Olivos y compartían su grupo de WhatsApp, así que ya sabemos que esperar de ellos.

El país no superó con este decreto del Presidente su crisis económica propia y autóctona previa a la pandemia, ni la inevitable crisis que esta provocará por mucho tiempo y no sólo a nuestro país; pero con este acto de Alberto ha devuelto a quienes creemos en un verdadero país federal, con inclusión e igualdad territorial, la esperanza de cambios en la arquitectura de país para el presente y el futuro.

Tal vez un día, nacer en Jujuy o Formosa, o en la Patagonia, no será causal de estar excluido de las condiciones mínimas de dignidad para su habitantes.

Tal vez un día podamos garantizar a todos los argentinos, de cualquiera de sus cuatro puntos cardinales, una educación pública eficiente y bien dotada de recursos, una salud pública que nos cobije en las emergencias, la provisión de servicios de energía, agua potable y cloacas para todos; un sistema de seguridad pública bien equipado y una dotación de servidores públicos bien remunerados. Quién sabe, vale la pena seguir soñando.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer