pixel facebook
Sábado 19 de Septiembre de 2020

18 ° C Clima

Logo Editorial


PRODUCCIÓN

Municipio de El Colorado subsidia y ayuda a productores ladrilleros


EL COLORADO (de n/agencia) - El sufrido productor ladrillero, por los contextos climáticos extremos de frío o calor tanto como por la falta de reconocimiento de precios justos, acordes al esfuerzo, tiene ahora una buena demanda, pero se ven condicionados por la falta del agua para trabajar. Desde la organización que los nuclea en El Colorado, destacan el aporte que realiza el intendente Mario Brígnole para ayudar a las familias productoras del ladrillo en esta ciudad.

Los ladrilleros coloradenses vienen intentando adoptar organizaciones cooperativas para ayudarse mutuamente, aunque otros prefieren encarar la actividad de manera individual. “En estos momentos estamos sufriendo esta terrible sequía. Las lagunas de dónde sacamos el agua para preparar el barro actualmente están todas secas, lo que dificulta nuestro trabajo”, expresó la delegada local del Sindicato de Ladrilleros, Valeria Rolón, en diálogo con esta Corresponsalía de La Mañana.

Rolón y Susana Pérez son productoras de ladrillos que trabajan a la par de sus familias en la preparación del barro y las distintas etapas de elaboración del ladrillo. Ellas encontraron que desde la organización sindical pueden exponer con sabiduría, vehemencia y crudeza la realidad que hoy los afecta.

Durante la entrevista describieron que una de las materias primas que se utilizan es la leña. Ella permite la cocción del adobe para convertirlo en ladrillo. Los 10 metros de leña cuestan entre 4.500 y 5.000 pesos; es el volumen necesario para un horno de al menos 15.000 ladrillos. Rolón reconoció que los planes de ayuda del Gobierno nacional -en medio de la pandemia- reactivaron las ventas, ya que muchas familias de escasos recursos encontraron la posibilidad de mejorar su vivienda a partir del IFE.

Increíblemente, esta primavera, de buenas expectativas para el sector, los sorprende en medio de muchas necesidades entre ellas, la más vital: el agua.

En otro tramo de la entrevista, Rolón y Pérez aseguraron que “a diario ingresan a las ladrillarías los compradores pero tenemos escasa disponibilidad del producto”. Incluso aseguraron que “llegan grandes camiones en búsqueda de ladrillos para la construcción, lo que es para nuestras familias una gran oportunidad de ventas” al poder acceder a una transacción interesante con un volumen importante de dinero que “bien vendría en estos momentos” al sector, pero en la mayoría de los casos “vemos pasar la posibilidad”.

En medio de esta circunstancia es que reconocen como vital la ayuda permanente de parte del intendente Brígnole, quien pudo interiorizarse -a través del Movimiento Evita- del cuadro de situación difícil por el que atraviesan. Hoy, el Municipio local ayuda con la provisión de agua para trabajar el barro, aunque en muchos de los casos también subsidia con el aserrín, otro de los elementos que es materia prima necesaria para la fabricación del ladrillo.

Si bien es cierto que los precios varían según los productores, en la generalidad de los casos ronda entre los 5.500 a 6.000 pesos por cada 1.000 unidades. Son valores que dejan un escaso margen de ganancia.

Hoy, la provisión de agua a través de cisternas por parte del Municipio ayuda a preparar el barro, mientras que una vez realizada esta labor los productores utilizan agua potable en el mojado permanente de las mesas de corte.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer