pixel facebook
Lunes 28 de Septiembre de 2020

20 ° C Clima

Logo Editorial


“CHICO MENDES” - 10 AÑOS

Desde la espesura del monte


Por Washington

Un verdadero escenario dantesco de proporciones insospechadas trazaron a fuego los incendios forestales en la vasta región amazónica que comparten Brasil, Bolivia y Perú durante los primeros ocho meses de 2019. Esta devastación y aniquilación de toda forma de vida en la selva no fue novedad por su recurrencia cada año, sino por la repercusión que adquirieron las protestas organizadas por redes sociales en contra de las políticas gubernamentales deficientes para proteger el medio ambiente, lo que forzó a instalar el descontento en agenda de la cobertura de los medios hegemónicos apenas durante el último mes de desatada la tragedia ambiental que puso en vilo al mundo.

“Screaming / for more justice. / Amazonia burns. / Can you hear them?” rugía unos veintitrés años antes en las cuerdas vocales de un Max Cavalera comprometido con la causa, aún al frente de la banda brasileña de trash metal “Sepultura”. “Ambush” destacaría en “Roots” -trabajo más orientado a la experimentación sonora desde otros géneros análogos y a la inclusión de tintes localistas- por su claro mensaje ambientalista, en homenaje a la figura de Francisco Alves Mendes Filho (Chico Mendes), asesinado en 1988 por su lucha pacífica en contra de la deforestación de la Amazonia en pos del avance desenfrenado de la industria maderera.

Tomando esa lucha como norte ideológico y conceptual en su propuesta, un grupo de jóvenes clorindenses se abría paso en la escena local hace unos 10 años, llevando como estandarte la bandera del sindicalista brasileño. Daban vida así a “Chico Mendes”, un power trío de heavy rock psicodélico / instrumental que, desde la espesura del monte formoseño, hace gala de un amplio circuito de presentaciones en vivo por varias provincias argentinas y aun por países limítrofes, como Uruguay y Paraguay. El “Taragüí Rock”, en sus ediciones 2013 y 2016, los tuvo en su grilla de artistas destacados, escenario en el que supieron dar muestra de su poderío y su gran nivel de convocatoria. En la región, abrieron recitales de bandas destacadas, como “A.N.I.M.A.L.”, “La Renga”, “Carajo”, “Malón”, “Rata Blanca”, “Eruca Sativa” y “Flou”.

Conscientes de la entrega que supone la profesionalización de la actividad artística y del imperativo moral de su causa, apuestan a la autogestión desde hace diez años, lo que les ha permitido destacar en la aldea rockera de todo el Nordeste Argentino. La obra de “Chico Mendes” no se agota en un acercamiento superficial desobligado. Compromete una disposición no sólo estética sino también una apuesta ética desde la toma de conciencia respecto del compromiso con la naturaleza, los pueblos originarios, los derechos humanos -en constante avasallamiento desde las esferas de poder- y un permanente descontento con el orden social establecido. Desde estas aristas, el mensaje contundente de su obra -limitada ex profeso en cantidad en pos de lograr un producto de calidad para el público- no nos deja indiferentes y nos interpela desde la primera escucha.

Su LP iniciático homónimo en 2012 abrió el sendero para la llegada de sus dos discos editados hasta la fecha. “Bajo las hojas” (2014) daba cuenta de sus aspiraciones musicales, que supieron decantar y comunicar integralmente en “Curso natural” (2018), un trabajo donde se permitieron experimentar desde otros ritmos, junto a artistas de otras vertientes estéticas, como KNL y Kacho Contreras.

En una larga charla con Cronopio, desde su Clorinda natal, Roberto Noguera (guitarra y voz) y Oscar Brito -“Nono”- (bajo y coros) repasan estos años de la banda, sus experiencias y su propuesta inclaudicable; además, reflexionan sobre el mundo, sus aspiraciones y proyectos inmediatos pospandemia.

Sus permanentes cambios de baterista parecen haber logrado afianzar a lo largo de los años la dupla Noguera-Brito, un núcleo creativo que se alimenta de forma incesante. Por su parte, el baterista local Exequiel Kasten, de reciente incorporación a la banda, asegura que se trata de “un paso más en mi carrera como baterista. Siempre incursionar en algo nuevo, como en este caso lo es ‘Chico Mendes’, implica un crecimiento por donde se lo mire”. A sabiendas de su enorme versatilidad al comprometerse con proyectos musicales enteramente disímiles, encara esta “adaptación íntegra al heavy metal, que nunca había tocado, y -por ende- a la utilización del doble pedal; sin dudas, un gran desafío”. En este sentido, “creo que siempre el ingreso de alguien a un proyecto trae mucha frescura, pero en este caso creo que también puedo aportar musicalidad y trabajo en función de un concepto, que es lo que siempre pregono en cada banda que me toca conformar o acompañar”. Si bien el contexto de pandemia truncó por el momento ciertas presentaciones pendientes, Kasten apuesta enteramente a esta nueva experiencia y reflexiona: “Antes de adentrarme en esta aventura, tenía la ventanita cerrada a nuevos proyectos, muy metido con ‘Carnadas’ y ‘Luc A’laiv’. Sin dudas, la buena relación con Vivi (KoRny), el ‘Nono’ y Robert, sumada a la seriedad y atractivo del proyecto, hizo posible mi llegada a ‘Chico Mendes’”.

Los personajes históricos comprometidos nunca son en vano reivindicados. “Chico Mendes” lo sabe. Y hace de ese compromiso el motor de su arte. Francisco Alves Mendes Filho no sólo es recordado por lo injusto de las circunstancias de su muerte sino por el motor que impulsaba cada paso que daba sobre su selva, sobre la tierra y aun fuera de ella. Será por eso acaso que las aves y aun los asteroides fueron bautizados con su nombre, porque nunca desfallecen en su tarea.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Cómo los encuentran estos 10 años a nivel creativo?

- Roberto: “Este tiempo es realmente complicado, porque en vez de estar enfocados en crear un disco o sacar temas, estamos conversando con diseñadores gráficos para tratar de hacer ‘merch’… estamos produciendo más en lo visual para la banda. Y también pensando en un concepto para el tercer disco, pero más en forma general. Porque está muy quedada toda esa parte de tocar en vivo o de sacar temas. Yo, sinceramente, no tengo ganas de sacar nada en este momento. Es algo muy sarpado lo que se dio con respecto a la pandemia; es complicado sacar algo”.

- Oscar: “También sentimos que todo el mundo está obligado a sacar algo por todo este parate que hay. Nosotros no sentimos tanta presión. Para lo que nos sirvió este parate es para ajustar más ciertos aspectos que nos faltaba ajustar como banda, como el ‘merch’, que solíamos vender, la estética de la banda, la producción de los discos… Ahora volvimos a revisar ‘Curso natural’, que va a tener una reedición, con unos cambios. Estamos trabajando puntualmente en eso: en esta reedición del disco y en el ‘merch’ y logo de la banda, que para nosotros es un ingreso muy importante porque siempre nos ayuda a la hora de tocar. Creo que si no hacíamos esto antes es porque teníamos una agenda bastante apretada. Siempre fuimos de tocar mucho, estábamos alrededor de las cincuenta o sesenta fechas por lo menos al año. Y eso te toma mucho tiempo y hace que te concentres más en toda la parte técnica de lo que es tocar en vivo”.

- Roberto: “Desde que entró Vivi KoRny con nosotros hace dos años, se nos hizo más fácil ese tema: hablar con la gente, coordinar, gestionar. No habíamos tenido antes manager”.

- Oscar: “Ella nos quitó una mochila gigante de encima, porque nosotros nos encargábamos de todo. Y se nos complicaba muchísimo, porque nos teníamos que ocupar de la parte técnica, de la logística, de hablar con los productores, hacer que los números cierren… Era un estrés muy grande, porque siempre recaía en uno o dos integrantes de la banda”.

- Roberto: “Tenemos un ‘En Vivo’ también, que grabamos en ‘Tayi’ Estudios, en Asunción. Y tenemos pensado hacer otro para llenar este vacío que hay ahora, con dos temas del último disco que sacamos. Y lo queremos hacer ahí en Formosa. Estamos con ese plan y ensayando con Exe, para que él también toque y presentarlo. Y el año que viene, se podría dar lo del tercer disco. Pero estamos haciendo el concepto para elaborarlo y hacer los temas”.

- Oscar: “Tiene que fluir también. Porque hoy en día, los músicos están como muy automatizados. Como: ‘Sí, voy a hacer un disco y meto tantos temas’. Y a veces te ponés a escuchar eso y no tiene ningún sentido o no va para ningún lado. Nosotros, desde el segundo disco, interpretamos que hay que darle un concepto general al todo. Desde las canciones, la estética, el mensaje que uno quie­re transmitir. Por eso queremos darle identidad a la música que hacemos”.

- Roberto: “En el lugar donde estamos posicionados nosotros, nos cuesta muchísimo sacar un material de calidad. Porque podríamos haber grabado treinta discos en una pieza. Pero la calidad es muy importante para nosotros. Y como somos independientes, nos cuesta un montón”.

- Oscar: “Sí. Es una movida muy independiente, que la hacemos gracias a un montón de personas, amigos… Y eso lleva mucho tiempo. Es todo un proceso bastante largo. Quizás cuando estás en medio de ese proceso, no te das cuenta, pero pasa mucho tiempo. Pero, al fin y al cabo, creo que se nota en el resultado la calidad del material”.

Pasaron por varias formaciones, pero la dupla Noguera-Brito persiste. ¿Cuál fue la clave?

- Oscar: “Para mí, la clave es siempre la paciencia. Tenemos personalidades muy diferentes y siempre hay un tire y afloje con ciertas cuestiones. Pero en esas diferencias también hay mucha química. Creo que eso hace que funcione todo esto”.

- Roberto: “Para mí también. Y a medida que pasa el tiempo, nos damos cuenta que entregamos todo por la banda. Se dio así y vimos con el tiempo que seguimos los dos juntos”.

Arrancaron este año con nuevo baterista. ¿Qué vieron en Exe Kasten que les hizo pensar que era el indicado para sumarse?

- Oscar: “Exequiel entró desde enero, con el cambio de formación. Todavía no llegamos a tocar en vivo con él, porque justo la primera fecha que íbamos a hacer se paró por la pandemia. Así que estamos ansiosos de tocar con él, porque lo conocemos desde hace tiempo y tenemos súper buena onda. Lo que vimos en él es que toca con metrónomo, ya que tocamos con pistas en vivo. Y también la pegada suya, que es muy fuerte. Y nosotros, en vivo más que nada, necesitamos esa impronta”.

- Roberto: “También es muy importante la entrega. Porque vemos que él se toma en serio la actividad. Para él -nos dijo- es un desafío también, porque no suele hacer este estilo que hacemos, a pesar de que no nos creemos encasillados en un estilo. Si bien él pertenecía a otro palo, siempre le gustó ‘Chico Mendes’ y a nosotros cómo él tocaba. Así que es un desafío tanto para él como para nosotros. Nosotros solemos salir bastante a tocar y él tiene una gran entrega y predisposición hacia la actividad”.

- Oscar: “El factor humano es muy importante también; en la convivencia, la responsabilidad, entregarse de lleno al proyecto... porque a medida que pasa el tiempo, ya se va volviendo una familia, con la que te toca estar todos los días y compartir un montón de cosas”.

Desde su primer EP, pasando por “Bajo las hojas”, hasta “Curso natural”, ¿cómo definen cada trabajo en particular?

- Oscar: “Cada disco creo que representa una etapa de la banda. Al primer EP lo hicimos más que nada para tener la experiencia de lo que es una grabación; la hicimos en Paraguay, en un home studio de un amigo nuestro. Ya cuando encaramos ‘Bajo las hojas’, fue con un tinte más profesional. Lo grabamos en Buenos Aires, con todas las herramientas necesarias. Pero no teníamos un rumbo bien claro con respecto al concepto de la banda. Y con el segundo disco, ya la teníamos mucho más clara. Sabíamos qué queríamos mostrar, cuál era el mensaje que queríamos dar…”.

En “Curso natural” tuvieron colaboraciones también. ¿Cómo fue mixturar con Nahuel KNL y Kacho Contreras en el disco?

- Roberto: “Yo estaba viviendo en ese momento en Formosa y me salió un tema. Y cuando lo terminé, dije: ‘Yo tengo que rapear este tema’. En ese momento, éramos cuatro en la banda. Y Kampe, el otro integrante, metía sintetizador, pads, MPC, todas herramientas propias del hip hop, digamos. Y él nos conectó con Nahuel, que cantó ‘Hijo del Karanda'y’. Porque cuando yo lo compuse, me dije: ‘Acá tiene que cantar un rapero’. Primero intenté yo, pero no podía seguir una letra rapeada y que fuera creíble. Entonces hice los coros y el final. Y el resto quedó pensado para KNL. La verdad es que fluyó muy bien. Se dio como algo natural, no porque estaba llegando la moda del rap, porque nosotros en vivo ya incursionábamos en esto, con tintes medio raperos, estilo ‘Linkin Park’, ‘Limp Bizquit’… Una vez tocamos en Chaco y nos presentan a Nahuel. Y yo le digo: ‘Escribite algo de lo que te enseñó tu abuelo, de chico. Lo que te hace ser lo que sos, que te represente’. E hizo una letra increíble, algo con una gran identidad de nuestra zona, que es lo que nosotros queremos transmitir. Marcos Ramírez fue nuestro coach y nos ayudó mucho. Él me decía siempre: ‘Decime de dónde venís, no qué querés ser’. Eso explica el concepto de lo que queremos decir. Porque estamos todos en la misma. KNL habla de Chaco, pero también nos representa como NEA. Y en cuanto a ‘Postales’, Kacho Contreras tenía un programa en la Radio La Colifata y narró eso al aire, sin música de fondo. Y Kampe lo sampleó, le puso todo lo que se escucha en el disco”.

- Oscar: “Cuando escuchamos la primera versión del tema, le insistimos a Kampe para meterlo en el disco. Lo llevamos al estudio, y Pablo Mazzara, que nos ayudó con la producción, le metió unas teclas y unos arreglos. Terminó quedando increíble, estamos muy satisfechos con el producto. En todo ese proceso nos pasaba que vivíamos en ciudades distintas. Yo en Clorinda, Roberto y Edgar (Valiente, ex baterista) en Formosa y Kampe en Chaco. Y tocábamos todos los fines de semana. Todos nos preguntaban cómo hacíamos. Y hasta ahora no sabemos. La clave es la entrega hacia la banda”.

- Roberto: “Cuando hablamos con Kacho y le ofrecimos estar en nuestro disco, me dijo que quería saber de qué hablábamos en los temas. Le mandé todas las letras y ahí recién dio el OK. Y me dijo acerca de su texto: ‘Pero esto es viejísimo, tiene como cuatro años’. Y le dijimos que era atemporal. Que lo que él estaba diciendo pasaba ahora e iba a seguir pasando, porque es todo un círculo. Entonces aceptó y también nos hicimos muy amigos. Fue muy loco todo, se dio muy natural; un curso natural fue del comienzo hasta el final. Por eso también el nombre del disco”.

En estos 10 años, han rodado por muchas provincias argentinas y algunos países limítrofes. ¿Cuál es el mayor aprendizaje que les dejaron estos años en la ruta?

- Oscar: “A mí, personalmente, que el mundo es muy chico. Que vayas donde vayas, siempre vas a conocer a alguien y te vas a dar cuenta de que el circuito de la música es muy chiquito. Yo llegué a irme a Chile, a Uruguay… y nombrás a alguna banda, y sí o sí salta alguien que la conoce. Y se sabe todo: lo bueno, lo malo. Todo se sabe”.

- Roberto: “A mí lo que me dejaron es que si vos te ponés las pilas y trabajás realmente, eso va a dar sus frutos. Y seguir en lo que vos creas, en lo que sos vos”.

En Paraguay juegan casi de local. ¿Cómo sienten ese gran recibimiento por parte de la gente allí?

- Oscar: “Somos unos suertudos. Porque las veces que nos tocó participar en festivales en Paraguay, fueron muy grandes. Entonces esa masividad del público colaboró un montón. Hubo mucha gente que se sintió conectada. Tocamos en el ‘Skate City Fest’, el ‘Flou Rock Fest’ y otros más. Pero siempre en festivales grandes”.

- Roberto: “Más allá de la amistad, el mensaje que damos a los chicos también les llega. Y ahí pinta la conexión con bandas amigas. Porque también ellos se dan cuenta de la entrega que tenemos hacia lo que hacemos”.

- Oscar: “Esa relación la tenemos también con las bandas del NEA. En la ruta nos encontramos con bandas amigas que siempre están en actividad. Por más que la mayoría de los medios de comunicación no les atribuyan importancia, siempre están activas”.

¿Cómo ven la escena rockera actual en el Nordeste Argentino?

- Oscar: “Lo que se está sintiendo es que van cambiando los referentes con los años dentro de los subgéneros del rock. Y también, que hay mucha más presencia de los proyectos femeninos. Está muy bueno eso. Se les está dando más cabida a las chicas y ellas también se están ganando su espacio”.

¿Qué influencias a nivel musical pueden mencionar?

- Oscar: “Nosotros somos niños de los 90’. Crecimos escuchando a ‘Nirvana’, los ‘Peppers’, ‘Pantera’, ‘Sepultura’. Y actualmente también de otros estilos, no solamente del rock”.

- Roberto: “‘Perras’, ‘Simón Poxyran’, Marilina Bertoldi, ‘Usted Señálemelo’… Y también están los clásicos, como ‘Black Sabbath’. Este tiempo en el mundo cambió todo. Y no estamos en contra de esos cambios. A mí me encanta que vengan cosas nuevas”.

- Oscar: “Por eso decía que van cambiando los referentes. Nosotros solemos escuchar a Catriel y Paco Amoroso y nos vienen a la cabeza los ‘Illya Kuryaki’. Y decimos: ‘Estos locos son los ‘Illya Kuryaki’, pero de este tiempo, de ahora”.

- Roberto: “Y también los locales: ‘NDE Ramírez’, ‘Guauchos’, ‘Sabotage’, ‘Cabacuá’, ‘Formosativa’, ‘Yuca’… Nosotros nos nutrimos mucho de las bandas del NEA también. Apostamos a las bandas de acá, porque hay una necesidad de que surja la movida local. Y eso se da de a poquito, creando un circuito. También se da que la gente de otro lado se está fijando más en este lugar, como que hay mucho más interés. Y eso también tiene que ver con el cambio que se dio en toda la movida. Antes era todo muy estructurado, de estilos que no se mezclaban. Ahora hay una diversidad infinita de cosas de las cuales nutrirse. Queremos destacar la formación de ‘Formúsica’ también, una asociación que se está gestando…”.

- Oscar: “Eso también va a generar que las condiciones vayan mejorando para todos los músicos, del rock, del folklore, del estilo que sea. Que haya un bien común. A nosotros nos tocó ser parte de esa transición también. Porque antes estaba todo muy encasillado: los punk con los punk, los heavy metal con los heavy metal, y así… Hoy en día, es como que todos escuchan todo y está muy relacionado”.

Una de las banderas de “Chico Mendes” es el compromiso con el cuidado del medio ambiente, los derechos humanos y los pueblos originarios. ¿Sigue siendo esto una eterna cuenta pendiente que, paradójicamente, seguirá alimentando su propuesta?

- Roberto: “Nosotros lo vemos así. Ser artista es algo que sale de vos, son inquietudes personales. Y esas inquietudes siempre las vamos a tener: que no se rompa el monte, porque es donde estamos viviendo; la locura del hombre, llegar a extremos; el cuidado de la naturaleza… Si quisiéramos vender, hablaríamos de otra cosa. Ya para el tercer disco, queremos abordar los agrotóxicos como concepto general. Porque sí o sí tendremos que abordarlo. Somos ‘Chico Mendes’ y tenemos que levantar esa bandera. Cuando pensamos en el nombre de la banda, se dio naturalmente. Queríamos ponerle un nombre que tuviera fuerza ya, como la música que hacemos. Y por llamarnos así, nunca tenemos que olvidar que tenemos una lucha constante. Estuvimos buscando información sobre los agrotóxicos para nutrirnos. Y está todo muy escondido, para que la gente no sepa que come veneno todo el tiempo”.

¿Cómo los moviliza a nivel personal y creativo la causa Chico Mendes en Brasil, Berta Cáceres en Honduras o Isidro Baldenegro en México?

- Roberto: “Nos molesta mucho que cada vez haya más muertes por defender algo. Y hay mucha más información que no se conoce al respecto. Uno siempre se siente mal por no hacer lo suficiente. Y tratamos de llevar ese mensaje, porque estas cosas nos hacen sentir dolidos y frustrados”.

- Oscar: “También hay mucha desinformación. A nosotros nos cuesta un montón acceder a la información muchas veces, sobre todo de esas personas que nombraste. Y cada uno trata de averiguar, de investigar y de hablar con propiedad también de eso. Porque es un tema delicado”.

- Roberto: “De todas maneras, nuestro público es bastante conocedor de los temas que hablamos…”.

- Oscar: “Eso hace que puedan asimilar con mayor facilidad nuestra propuesta”.

- Roberto: “Yo lo veo así: si no hay inconformidad, no es rock. Y yo creo que somos rock. En cualquier forma, no importa. Y estamos disconformes con muchas cosas… y más con lo que salió ahora, con esta pandemia…”.

- Oscar: “Con todos los políticos también, que nos tratan de poner en contra y, al final, son todos lo mismo”.

- Roberto: “Creo que siempre vamos a llevar esa bandera. El proyecto ‘Chico Mendes’ es transparente y siempre vamos a tener una inquietud. Si yo ya dejo de sentir eso, entonces hago otra cosa”.

¿Cuáles son los planes futuros de “Chico Mendes” después de este parate obligado?

- Oscar: “Volver a la cancha, volver a la ruta. Es lo que más anhelamos ahora… nuestro hábitat natural”.

- Roberto: “También hacer una sesión en vivo, ahí en Formosa…”.

- Oscar: “Esa sesión va a ser también la presentación oficial de Kasten. Así que va a representar algo importante para nosotros”.

------------------------------



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer