pixel facebook
Martes 04 de Agosto de 2020

28 ° C Clima

Logo Editorial


Fútbol

“Ganar siempre fue y será muy difícil”

El de Francisco “Pancho” Sá, nacido en El Paraíso, a 100 kilómetros de Las Lomitas, debe ser un caso único en el mundo. Ganó seis veces la Copa Libertadores de América entre Independiente y Boca, logros que los defiende a capa y espada aún hoy cuando muchos los desprestigian porque dicen que “no jugaban con nadie”. Hasta se lució en Cosquín en la época de oro del folclore argentino


Hace 15 años que trabaja en las divisiones inferiores de Independiente, club del que es hincha confeso y con el que se dio varios gustos en su época de jugador, en una historia que el mismo se encargó de contarla en una interesante charla que mantuvo con el programa Ovación Radio que se emite por FM Viva 102.3.

Francisco Pedro Manuel Sá es su nombre completo y en su amplia trayectoria carga nada menos que con cuatro Copas Libertadores de América con el “Rojo” de Avellaneda y otras dos con Boca Juniors.

“Yo nací en El Paraíso (Formosa), y cuando era muy chico y mi hermana mayor estaba en edad escolar, mis padres decidieron trasladarse a Goya (Corrientes). Es de allí donde conservo los recuerdos de mi infancia, cuando con un grupo de amigos jugábamos al fútbol y de repente fiché para Central Goya, donde debuté oficialmente en sus divisiones inferiores y también en la Primera División”, comentó.

Más adelante, Sá recordó que “después de recibirme de Perito Mercantil fui a estudiar a Corrientes, donde jugué en Huracán un par de años y de ahí a Buenos Aires para jugar en River”.

También probó con el canto y tan mal no le fue, al punto tal que llegó a consagrarse con un grupo correntino en Cosquín, pero llegado el momento tuvo que tomar una decisión y se inclinó por el fútbol. “La verdad que acerté”, dijo entre risas, aunque recordó de la mejor manera a quienes acompañó en aquel momento.

Llegó entonces la chance de jugar en el “Millonario”. Fue entre 1970 y 1971, pero sin tener la trascendencia que hubiera querido aunque señaló que de todas maneras “fue beneficioso desde el punto de vista en que me adecué a una situación diferente a la que trabajamos en Huracán de Corrientes; eso me preparó mejor para que tuviera la posibilidad de ir a Independiente, pero en las pocas posibilidades que me tocó jugar anduve muy bien y el que me hizo debutar fue Ángel Labruna”.

Más tarde, a Labruna lo cesantearon y el técnico que ocupó su lugar separó a 27 jugadores en dos semanas, entre los cuales estuvo Sá y fue ahí que “un compañero como Pipo Ferreiro le aconsejó al presidente y vice de Independiente que me contrataran, tuve la oportunidad de hablar con ellos y conseguí fichar”.

Ya en el “Rojo” fue todo gloria. Ganó el Metropolitano en 1971 y de ahí en más no paró de ganar. “Cada uno de los títulos tiene sensaciones diferentes. El primero que ganamos fue ese en un mano a mano increíble con Vélez y después vino la Copa Libertadores y más adelante la Copa Intercontinental”.

Pero aquel romance llegó a su fin cuando Independiente lo dejó libre a fines de 1975. “Nosotros veníamos de ganar la cuarta Copa Libertadores. Había firmado un precontrato con la gente de Independiente de Medellín y en ese momento se enteró el técnico de Boca que era Juan Carlos Lorenzo, de que me iba, y me mandó un emisario, hablé con el presidente del club y llegamos a un acuerdo”.

Ya en el “Xeneize” apenas llegó fue campeón. “Fue una alegría fenomenal, tuve un año maravilloso y no solamente yo sino Boca. Le ganamos la final del segundo campeonato a River, así que imaginate qué recuerdos tengo. Y después se dio la primera Copa Libertadores de América que Boca quería y no la podía conseguir. Esos son dos campeonatos que los llevo en mi corazón”.

Haber ganado tanto le da derecho a defender lo conseguido y así lo hizo después sobre algo que siempre da vueltas. “Todo el mundo dice, jugaban las semifinales, dos partidos y salían campeones, pero no es tan así. La famosa semifinal jugaba solamente el campeón porque el formato era así, pero de esa instancia participaban tres equipos, se jugaban cuatro partidos, de los cuales solamente salían un ganador que jugaba la final y generalmente había un tercer partido, con lo cual para ganar la Copa Libertadores había que jugar siete partidos, no uno como dicen algunos”.

“Hoy -añadió- se juega una copa a un solo partido y sos campeón. A veces el desconocimiento lleva a decir que antes no se trabajaba, se compraban los partidos; en todos los tiempos, antes, hoy y en el futuro, ganar siempre fue y será difícil y salir campeón muchísimo más. Salir campeón de cada Copa Libertadores es dificilísimo; cada uno en su tiempo hizo lo que pudo, jugamos contra los mejores. No me gusta discutir ni entrar en polémica, pero sí les digo y aclaro como es la situación porque a nosotros nos tocó vivirla”, dijo finalmente.

Por el escenario

A “Pancho” Sá, al menos en el comienzo, no sólo el fútbol lo desvelaba sino también el canto, al punto que llegó a estar en el escenario mayor de Cosquín (Córdoba) como integrante de un grupo vocal que fue elegido como el mejor.

“En la década del 60, éramos todos pibes y andábamos con una guitarra y cantábamos, y yo aprendí a hacerlo. Ya estando como estudiante en la capital de Corrientes, uno de los muchachos de Los Cambá, como se llamaba el grupo con el que fuimos a Cosquín, no pudo ir porque estaba trabajando, entonces me hablaron y fuimos. La verdad que teníamos un buen conjunto y si bien también en el interior del país hay otros mejores, tuvimos la oportunidad de ganar un primer premio, eso hizo que vaya a Buenos Aires a grabar un disco y participemos en programas de televisión y radios, y algunos lugares donde nos contrataban. Pero yo había hecho un compromiso con el presidente de Huracán de Corrientes y con el técnico que en ese momento se había hecho cargo del equipo que era José María Silvero, gracias a Dios anduve bien, me habló y me dijo que me tenía que dedicar al fútbol porque había posibilidades de ir a Buenos Aires. Él era un conocedor de la profesión del fútbol, le hice caso y dejé de cantar, aunque en realidad no dejé de hacerlo sino que me aparté del grupo. Ese es mi pasado musical”, recordó con nostalgia.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer