pixel facebook
Jueves 13 de Agosto de 2020

8 ° C Clima

Logo Editorial


SALUD MENTAL

El suicidio, una experiencia de “fracaso” que vive toda la comunidad

Destacan que es fundamental acompañar a las personas de nuestro entorno que están pasando por un momento complicado. Si hay cambios en la personalidad, recurrir a profesionales de la salud y acompañar es la prioridad


En diferentes momentos de la vida, las personas enfrentan situaciones difíciles que llevan a transitar crisis emocionales o incluso a tener pensamientos suicidas. Lo importante es contar con suficientes recursos para poder hacerle frente a estas circunstancias, para que la balanza que sopesa los problemas enfrentados y los recursos para hacerles frente se incline a favor de la vida.

En ese sentido, La Mañana dialogó con la Lic. Carolina Nogueira, magister en psicología educacional, quien habló sobre diferentes cuestiones relacionadas a esta problemática y aseguró que la cuarentena “implica la no presencialidad, pero no conlleva a la ausencia de los vínculos”.

En primer lugar, explicó que si bien el suicidio afecta al núcleo más cercano de la persona que decide quitarse la vida, afecta a todos socialmente porque “siempre es una experiencia de fracaso que vive toda la comunidad”.

Asimismo, explicó que el suicidio es un tema muy estudiado en todo el mundo y lamentablemente es una de las causas de muerte más importante, sobre todo en determinadas franjas etarias como son los adolescentes y jóvenes, y también en la tercera edad.

Consultada respecto a si es algo detectable, Nogueira precisó que no se puede tener una respuesta generalizada. “Existen señales de alerta o advertencia; pero el problema es que a veces, las personas más cercanas no están entrenadas para detectarlo”. Y subrayó que “es prevenible, pero no siempre es evitable”.

En cuanto a los “factores de riesgo” para detectarlo, especificó que los que más inciden y que están comprobados científicamente son: la depresión, todas las formas de tristeza actúan como precipitantes, todo lo que tenga que ver con el abuso de drogas y de alcohol, desarraigo, el abuso sexual y también el suicidio de algún otro miembro de la familia. Aunque hay otros más específicos, estos serían los más generalizados.

Por otra parte, la profesional argumentó que puede haber casos donde haya depresión pero no necesariamente una ideación o conducta suicida. De forma inversa, hay otros donde no hay patologías de base, no hay depresión y sí aparece este cuadro de ideación suicida.

“Debemos estar atentos a aquellas señales de las personas cercanas a nosotros, que están con algún tipo de cuadro depresivo o pasando por una situación difícil. Si vemos que hay señales de cambios en su personalidad, poder recurrir a los profesionales para que sean atendidos y tratar de acompañarlos en la medida de lo posible, todo lo que se pueda”, manifestó.

Cabe destacar que según el cuadro específico, los profesionales de la salud (psicólogos o psiquiatras) se encargan de orientar y acompañar al paciente. Todo dependerá de las características y el contexto específico del paciente.

ATENCIÓN DE SALUD MENTAL

En el contexto de pandemia por el COVID-19, se habla mucho respecto a la necesidad de evitar que el sistema de salud colapse, es por ello que una de las medidas a las que se recurre es al aislamiento social, obligatorio y preventivo. En el caso de la salud mental, este sistema tiene mayores limitaciones.

“Nuestro sistema de salud mental tiene deudas muy importantes en diversas patologías, no solo en el caso del suicidio. La atención de un suicidio implica un trabajo personalizado, en red y con instituciones específicas que lamentablemente no tenemos”, advirtió Nogueira.

Según Nogueira, “la realidad es que todas aquellas personas que están pasando por una situación como ésta (no solo el que tiene una ideación suicida sino todo el grupo familiar), se encuentran muy solas a la hora de enfrentarlo. Es difícil conseguir profesionales e instituciones que estén vinculados a este tema”.

Por último, planteó la necesidad de que el aislamiento sea físico, pero no así afectivo. “Sería interesante pensar que este distanciamiento social preventivo y obligatorio, implica la no presencialidad pero no conlleva a la ausencia de los vínculos”, detalló.

“Es una época muy compleja la que nos está tocando vivir y en la que tenemos que tratar de estar muy cerca de las personas que queremos, utilizando los medios que tenemos. No lo podemos hacer físicamente, pero podemos buscar otras maneras de poder acompañarnos entre todos”, concluyó.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer