pixel facebook
Martes 04 de Agosto de 2020

23 ° C Clima

Logo Editorial


OBESIDAD INFANTIL

Un estudio en cuarentena reveló que la comida preparada en casa perjudicó la alimentación saludable en niñas y niños

La investigación detectó que las familias formoseñas consumieron más grasas y azucares que vegetales y frutas


Un estudio de investigación mediante encuestas a padres de niños y niñas de 4 a 11 años en Formosa, reveló que el aislamiento preventivo por la cuarentena y el tiempo para cocinar platos caseros en familia, sólo perjudicó la alimentación saludable en los chicos y profundizó un hábito de consumo en grasas y azucares por encima de frutas y verduras. En un universo estadístico de 89 casos, los resultados arrojaron un 44,9% de sobrepeso y obesidad en menores de edad.

En comunicación telefónica con La Mañana en Vivo, Rosanna Polo y Luis Céspedes, integrantes de la Asociación Formoseña de Graduados en Nutrición, hablaron sobre el estudio y los procedimientos que utilizaron para alcanzar resultados que, según sus observaciones, son alarmantes para Formosa.

“El trabajo se suscribió dentro una investigación regional sobre obesidad infantil y adolescente, teniendo en cuanta el contexto de la cuarentena y motivado por el tiempo que los chicos estarían encerrados y consumiendo lo que la familia elaboraba. Básicamente, pensamos que se cocinaría más saludable a favor del tiempo que tendrían en los hogares. Sin embargo, las estadísticas marcaron una realidad distinta”, explicó la licenciada Polo.

Para el estudio, se tomó un rango etario de 4 a 11 años a través de las respuestas de los padres, que fueron consultados por los hábitos alimenticios durante la cuarentena. “En total participaron 89 casos, valorados a través de una herramienta de estadísticas y asentados en una base de datos local”, señaló Céspedes.

Y agregó: “Los resultados conseguidos a través de las encuestas arrojaron que un 49,9 % de los casos tenían sobrepeso y obesidad, con un 4,5% de obesidad grave, con una prevalencia de niñas sobre niños en este total”.

En relación a los comportamientos alimentarios en el confinamiento, el 70% de los padres reconocieron que hubo cambios en los modos de consumos saludables en sus hijos, que se modificaron selecciones de alimentos o productos pero de manera negativa, más ricas en grasas y azucares en detrimento de las fibras en verduras y frutas.

“Es un escenario alarmante. Son cifras que marcan hábitos a desterrar y conductas instaladas para modificar, sobre todo, a través de una educación alimentaria más saludable, con productos o plastos más nutritivos. Nos dimos cuenta que tener más tiempo para cocinar en casa, no garantiza que se come más sano”, refirió



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer