pixel facebook
Sábado 08 de Agosto de 2020

30 ° C Clima

Logo Editorial


TIENE 71 AÑOS

La historia de Ramón, el protector de los carpinchos de Isla de Oro

El hombre fue descubierto por un joven que paseaba en bicicleta por la zona. Organizan una campaña solidaria para ayudar a este gran humanitario


Ramón Ruiz Díaz vive en la Isla de Oro y es el protector de los carpinchos que habitan el lugar. No abandona la zona por temor a los cazadores. También alimenta a estos animales, a los que les gusta “desayunar y merendar” cocido con leche y pan.

Una tarde, Ramiro, un estudiante de Psicología de la Cuenca del Plata, circulaba en su bicicleta por la zona y se encontró con este hombre de 71 años, que con mucho esfuerzo se dedica a preservar a toda una especie. Charló con él y descubrió que tenía enormes necesidades.

Este joven decidió compartir la historia en su grupo de WhatsApp de la carrera y rápidamente muchas manos solidarias pusieron manos a la obra. En ese sentido, La Mañana dialogó con el Lic. en Psicología y profesor Marcelo Casco, quien brindó detalles respecto de esta movida solidaria.

“El caso lo detectó mi alumno mientras andaba en bicicleta. Se encontraba en una situación de mucha vulnerabilidad, pero manifestó que aunque toda su familia está del otro lado, él cruza todos los días desde hace dos años en canoa para cuidar a los carpinchos que están en el lugar”, contó.

Desde el Instituto de Asistencia Social, la 17 de Octubre y estudiantes de la Licenciatura en Psicología de la Universidad de la Cuenca del Plata se movilizaron hasta el lugar para llevarle alimentos y conocer su situación.

Ramón contó al grupo que varias veces quisieron sacarlo, pero él se siente un proteccionista de los carpinchos. “Los animales están domesticados y él les da todas las comidas; realmente los cuida, a pesar de sus necesidades”, destacó a este matutino. Y agregó que “la idea es seguir acompañándolo”.

El que quiera colaborar con Ramón puede comunicarse al 3704-673187.

“NO VOY A ABANDONAR A LOS CARPINCHOS”

En horas de la tarde de ayer, este matutino dialogó telefónicamente con Ramón, quien contó que en ese momento les acababa de preparar el cocido con pan para darles la merienda a sus amados carpinchos.

Además, contó que esta tarea la realiza de manera ininterrumpida desde hace más de once años. “Los cuido mucho por los cazadores, no los abandono ni un segundo”, aseveró.

Por otra parte, este gran hombre fue claro en su palabra: aseguró que no necesita ni ropa ni calzado ni nada para él: todo es para los carpinchos. “Les doy cocido con leche y pan, a la mañana y también a la noche; sólo necesito que me ayuden a poder seguir haciéndolo”, expresó.

Ramón tiene una fuerte historia que lo marcó y lo llevó a la protección de esta especie animal. Antes, mantenía a su familia con la caza de carpinchos hasta que un día, según contó, “tuvo un sueño” que lo alentó a que no lo hiciera más y el cambio fue rotundo.

“Estoy en una carpa, ya me la quemaron una vez y me volví a armar mi espacio porque no quiero irme de acá. Hago este trabajito con mucho sacrificio porque amo a estos animales”, cerró.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer