pixel facebook
Miércoles 05 de Agosto de 2020

27 ° C Clima

Logo Editorial


Factor de riesgo letal


El aislamiento social preventivo y obligatorio, útil para prevenir la propagación del coronavirus, ha tenido un efecto colateral indeseado pero a la vez inevitable en los últimos meses: el incremento de los hábitos sedentarios, los cuales se vienen haciendo notar hace tiempo, a pesar de la intensa actividad física registrada hasta marzo. Se trata, a no dudarlo, de otro problema de salud.

Si bien fue notable hasta principios de año el aumento de la actividad física en los gimnasios o en el propio paisaje urbano -que hoy vuelve a mostrar en Formosa a gente andando en bicicleta o realizando caminatas-, hay estudios que confirman que la nueva tendencia no alcanza a revertir aquel fenómeno negativo.

Algo importante que viene al caso recordar es que a los argentinos que habitan centros urbanos, no les gusta realizar ninguna actividad física. Esto pudo ser corroborado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), de cuyos sondeos surgió en su momento ese dato. El problema, no obstante, es global, ya que más del 50 por ciento de la población del planeta vive en ciudades y, en consecuencia, se mueve más bien poco, consume alimentos procesados con muchas calorías y menos frutas y verduras frescas.

En nuestro país, concretamente, la cantidad de personas que no hace ejercicio gira alrededor de ese mismo porcentaje, con un pico un poco más alto entre las mujeres. Aunque lo más grave es el aumento de la obesidad a nivel general.

Como ya se ha dicho en esta columna, el sedentarismo es un drama de estos tiempos. El hecho de que la mayor parte de la población sea sedentaria no constituye un dato menor, como tampoco que el problema afecte fundamentalmente en los centros urbanos, donde se radica el grueso de los seres humanos. Al final del camino esto se traduce en un incremento de las llamadas patologías cardiovasculares.

Por si hiciera falta mencionarlo, la falta de movilidad es considerada un factor de riesgo para enfermedades como la hipertensión, la diabetes, la obesidad y el resto de las afecciones cardiovasculares. Desde hace tres décadas se califica al sedentarismo como un factor de riesgo tan letal como la hipertensión. De allí la importancia decisiva que para la salud implican la actividad física y el cumplimiento de dietas sanas.

Si bien en algunos segmentos etarios pareciera haberse tomado conciencia de la necesidad de hacer gimnasia todas las semanas, debe advertirse que las nuevas generaciones están alejándose de prácticas tales como andar en bicicleta, correr o caminar; y que, en reemplazo de esas actividades, muchos chicos/as permanecen varias horas al día frente a la televisión, la computadora, la play, o atrapados por la pantalla de un celular.

Es cierto que el tiempo de ocio debe ser aprovechado para el descanso o la distracción, pero los excesos siempre son malos. Por eso, aprovechando esta salida lenta de la cuarentena, y sin dejar de respetar las medidas de prevención ya conocidas, es necesario que desde los ámbitos oficiales de salud se insista en impulsar a las formoseñas y los formoseños a realizar actividades físicas y a desarrollar una vida más sana.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer