pixel facebook
Jueves 13 de Agosto de 2020

8 ° C Clima

Logo Editorial


María Zysman alertó que la aplicación TikTok expone a niños y niñas a situaciones de riesgo

La psicopedagoga consideró que ese aplicativo puede llevar a los niños y niñas a interacciones que luego derivan en contextos de peligro


En diálogo con La Mañana, la psicopedagoga María Zysman, titular de la ONG “Libres de Bullying”, aseguró que el uso de la aplicación TikTok, que se incrementó durante la cuarentena, implica diferentes situaciones de riesgo para los menores de edad, por lo cual pidió que los padres y madres establezcan límites para la utilización de ese aplicativo.

“Se trata de una aplicación que no es nueva, y que permite realizar videos cortos, con alguna consigna o para cantar alguna canción, por ejemplo. Los menores pueden utilizar este programa, pero a veces les resulta difícil cumplir con los pasos necesarios, por lo cual TikTok a veces termina siendo utilizada con la modalidad para adultos. De este modo, no se filtran contenidos”, expuso la profesional.

“Esto no quiere decir que en TikTok haya contenidos sexuales. Pero hay contenidos a los cuales los chicos acceden, y que les hacen entrar en desafíos o retos de todo tipo, que los ponen en riesgo. Más que una aplicación, es una interacción, porque interactúan entre personas”, agregó.

“Puede ser que si la privacidad es configurada de manera adecuada, el chico solo esté en contacto con sus amigos. Pero como hablamos de Internet, eso no siempre es seguro; y estamos en un momento en el cual limitar la utilización de toda clase de dispositivos resulta difícil. Los niños necesitan estudiar y estar conectados con sus amigos y con sus familias”, explicó Zysman a este diario.

“Para los niños más chicos, está completamente desaconsejado el uso de pantallas. Pero el contexto actual hace que diferentes dispositivos tengan que ser utilizados. Por ello, nosotros alertamos acerca de los riesgos”, añadió.

También, la psicopedagoga señaló que puede haber exposición de datos personales de los menores. “En los videos a veces puede ser observado algún objeto que brinde información acerca de los niños, como el cartel que indica la dirección de la casa, el escudo de la escuela u otros elementos”, ejemplificó.

“Los niños pueden exponer en sus videos aspectos de sus vidas que van más allá de aquello que pueda regularse con la configuración de privacidad. A su vez, los niños se contactan con personas desconocidas. Y si el video no tiene suficientes personas que indican que les gusta, aquel menor con baja autoestima puede terminar dañado”, detalló la especialista.

“Hay chicos que antes de la cuarentena se entretenían molestando a otros, y que en este momento lo hacen con mayor frecuencia. Y cuando un menor es víctima de ciberbullying y no puede concurrir a una escuela, donde hay docentes que pueden ver la interacción entre los niños y ayudarles a solucionar ese tipo de situaciones, al educador le resulta muy difícil resolver este tipo de problemas”, reveló.

“Los padres tenemos que estar más presentes que antes. Aun en este contexto, debemos acompañar a nuestros hijos en las redes sociales. No hay que prohibirles usar TikTok. Si se hace esto, es probable que el menor utilice esa aplicación como si fuese un adulto, porque resulta más fácil. Pero si se lo acompaña, se podrá configurar ese aplicativo para ser utilizado por un menor de edad, y se podrá limitar el uso de la aplicación. Hay contenidos que pueden resultar adictivos. Es una aplicación que tiene una infinidad de usos, filtros y recursos”, manifestó Zysman.

“En algún momento, habrá que regresar a las escuelas con distanciamiento”

La licenciada María Zysman consideró que en algún momento se deberán volver a dictar las clases presenciales, y que serán desarrolladas con distanciamiento social, por lo cual evaluó que tanto las autoridades como todos los demás actores que integran las comunidades educativas deberán trabajar para lograr que los niños y niñas se adapten a la nueva realidad.

“Yo misma tengo contradicciones con este tema. La escuela es irremplazable; y la escuela tal como la conocimos hasta marzo, seguramente va a tardar mucho tiempo en volver. Hay cuestiones que pueden ser mejoradas, como la falta de jabón y de higiene en los baños. Lo que me preocupa es la falta de contacto físico, cómo les vamos a enseñar a los niños para que no se abracen, no conviden sus meriendas y mantengan la distancia física. Pero en algún momento, esto va a tener que pasar”, manifestó.

“La distancia afectiva existe tanto con el distanciamiento físico como con la escuela virtual y las redes sociales. Lograr la adaptación será más difícil con los chicos de menor edad. Pero también sabemos que los niños aprenden muchas cosas con rapidez. No puedo opinar desde la organización concreta, porque no sé si será posible adecuar las aulas para tener pocos alumnos. Pero en lo concerniente a los vínculos, pienso que vamos a tener que aprender a estar cerca, aunque tengamos barbijos y dos metros de distancia”, planteó.

“Hay que lograr que todos entiendan que el otro no es el peligroso. Lo peligroso es que nos acerquemos, porque tanto yo como la otra persona podemos tener el virus. Habrá que encontrar nuevas maneras de socializar. Hay que encontrar un camino”, indicó María Zysman.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer